Jesús Fernández Vaquero: El anuncio de Podemos tiene un recorrido muy corto y lo saben, no creo que vaya a más.

 

Jesús Fernández Vaquero

Jesús Fernández Vaquero

 

Jesús Fernández Vaquero, Presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha y Secretario de Organización y Administración del PSOE de Castilla-La Mancha, lleva unido políticamente al Presidente del Gobierno regional, García Page, desde que éste se hizo con la secretaría general del PSOE de Toledo en 1997. Así ha sido también en la guerra abierta contra el ex secretario general Pedro Sánchez. Considerado como hombre de diálogo y acuerdo, procura mantener los puentes sin romper con la oposición y también, en esta legislatura, con quien apoyó a su partido para hacerse con el gobierno. Por ello la ruptura de Podemos le sorprendió y la achaca a razones ajenas a Castilla-La Mancha. Como Presidente, durante las sesiones plenarias, se muestra riguroso y firme, no quiere que los debates deriven en alharacas, aunque la oposición del PP no se lo pone nada fácil.

 

AQUÍ: La pregunta del millón. ¿Ustedes están por dejar gobernar a Rajoy?

J.F.V: Rajoy puede gobernar sin la abstención del PSOE. Además, hasta que no se convoque un Comité Federal que cambie la decisión de no apoyar un Gobierno del PP y de no gobernar con apoyos de independentistas, la decisión está clara. En cualquier caso, Rajoy tiene posibilidades de formar gobierno sin necesidad de que el PSOE se abstenga. Ya consiguió tener la Presidencia del Congreso de los Diputados. Que mire al norte.

AQUÍ: Esto, y ahora sí la palabra es adecuada, ha sido una guerra interna en el PSOE. El vencedor o la vencedora va a mandar sobre un partido destrozado. ¿Cómo se recompone esto?

J.F.V: Con liderazgo, contando con todos los militantes y con la sociedad. AQUÍ: ¿Cómo puede afectar al PSOE de Castilla-La Mancha que ha adoptado un claro protagonismo contra Pedro Sánchez? J.F.V: El PSOE de Castilla-La Mancha es una voz única que apuesta por recuperar al PSOE ganador y con hilo directo con los ciudadanos.

No nos engañemos, la naturaleza del PP y de Cospedal es picar al PSOE, siempre está a la contra esté o no en el gobierno

 

 

AQUÍ: ¿Y al gobierno regional? ¿Cree que irá a más la ruptura que anunció Podemos?

J.F.V: Creo que no. El anuncio de Podemos tiene un recorrido muy corto, y lo saben. Tienen dos opciones: o apoyar al PP y votar con Cospedal o respaldar al PSOE para cambiar el desastre que dejó el PP. Es de difícil explicación, porque el acuerdo de investidura entre PSOE y Podemos incluye 72 medidas de las que 41 están cumplidas, un 57% en el primer año.

AQUÍ: Usted habla muy a menudo con José García Molina, que por cierto es el vicepresidente primero de las Cortes. ¿Le ha sorprendido lo ocurrido?

J.F.V: Sí, porque cinco días antes habían aprobado el techo de gasto presentado por el Gobierno y se estaba en conversaciones para elaborar los presupuestos. Se ha visto claramente que es una estrategia nacional de Pablo Iglesias que quiere convertir a Castilla-La Mancha en rehén de la política nacional de Podemos. Molina leyó un comunicado en Toledo que le habían escrito en Madrid. Ahora su posición en Castilla-La Mancha es muy comprometida. En juego están el programa de garantías de rentas, actuaciones para avanzar en el plan de rescate habitacional, la reducción de ratios en las aulas, la contratación de interinos, inversiones educativas, planes de empleo y otras muchas medidas para remediar los desastres de Cospedal y devolver derechos a los ciudadanos.

AQUÍ: García Molina se quejaba de que el Presidente lleva meses sin hablar con él. La misma queja que Page manifestó sobre Pedro Sánchez. ¿Falta comunicación en la política?

J.F.V: Creo que la comunicación entre el presidente Page y García Molina ha sido fluida, también entre los equipos de ambos que realizaban el seguimiento del Acuerdo de Investidura. Lo que ha sucedido es que, por el medio, se ha cruzado la estrategia de Iglesias de hostigar a los presidentes socialistas para convertir sus comunidades en moneda de cambio a mayor gloria de los intereses de Podemos en Madrid.

AQUÍ: ¿Considera que aún queda viva en la región la ilusión del cambio que llevó al PSOE al gobierno con el apoyo de Podemos?.

J.F.V: Más que nunca. Ha habido un cambio como de la noche a la mañana. Los ciudadanos ven a ahora un presidente cercano, comprometido con Castilla-La Mancha, moderado, honrado y que gobierna para todos y con todos. El presidente está decidido a cumplir el programa electoral y el acuerdo de investidura, con o sin Podemos. La región ha recuperado la normalidad institucional y social. La región ha recuperado a un gobierno que escucha, que dialoga, que acuerda y que, con mucho trabajo y en un contexto económico todavía difícil, ha puesto en marcha la economía de la región y ha recuperado derechos públicos y sociales.

AQUÍ: Yo he oído a altos cargos de su partido, que lo son gracias al apoyo de Podemos, acusar de deslealtad a Podemos y de considerarlos no fiables. Y lo he escuchado prácticamente desde el primer día. ¿No le parece que no es el mejor ecosistema?

J.F.V: Yo no he escuchado eso que dice usted. Hasta el momento del anuncio de García Molina las relaciones han sido correctas, de colaboración y de confianza. Es evidente que la suspensión unilateral del acuerdo de investidura por parte de Podemos es un punto de inflexión que espero sea de retorno.

AQUÍ: Lo que es bueno para Castilla-La Mancha, ¿no lo es para España? J.F.V: No se trata de eso. Es que las cuentas no salen. AQUÍ: ¿Cómo puede remontar el PSOE la cuesta abajo que se inició con Zapatero?

J.F.V: Con unidad, liderazgo, mensajes claros, actitudes renovadas y nuevas, humildad, trabajo y pareciéndose a la España del siglo XXI. El PSOE volverá a ser el partido ganador que ha sido.

AQUÍ: ¿Ve usted en el panorama político nacional de su partido a alguien capaz de crear ilusión en la militancia y el electorado y ser respetado por los barones?

J.F.V: Quien sea, que cantera hay, tiene que hacer del PSOE el partido central de la política española.

 

 

La región ha recuperado la normalidad institucional y social. Ha recuperado a un gobierno que escucha, dialoga y acuerda.

 

AQUÍ: Ustedes, el PSOE, han sufrido un acoso durísimo y sistemático de los grandes medios de comunicación que, evidentemente, están en manos de los grandes poderes económicos. ¿Cual puede ser la razón o quizá piensan algunos que es porque no les gusta Sánchez?

J.F.V: Apañado estaría el PSOE si el objetivo fuera agradar a los empresarios de los medios de comunicación. A quien hay que agradar es a los ciudadanos, comprometerse con ellos, enterarse de sus problemas y solucionarlos.

AQUÍ: ¿Habla usted mucho con Máximo Díaz Cano?

J.F.V: Nos felicitamos el año y los cumpleaños.

AQUÍ: ¿Cómo ve a Castilla-La Mancha poco más de un año después de que Cospedal dejara el Gobierno?

J.F.V: Como le decía antes, veo a una región cambiada, amable, en movimiento, optimista. Hay un 10% menos de paro, se han retomado las obras de los hospitales de Toledo, Cuenca y Guadalajara, se han reducido las listas de espera en más de 42.000 personas, ha disminuido el tiempo de espera en urgencias, los jubilados ya no pagan más de 8 euros al mes por sus medicamentos, se ha aumentado el ingreso mínimo de solidaridad, está en marcha un plan contra la pobreza energética, se han readmitido a trabajadores interinos, se han abierto colegios, hay más docentes, más ayudas para comedores escolares que permanecen abiertos en vacaciones, se celebran Consejos de Gobierno abiertos con colectivos, el Gobierno es más transparente, y se ha recuperado el diálogo social y el acuerdo con sindicatos y empresarios. Son muchos los síntomas que indican que Castilla-La Mancha está en marcha.

Con Máximo Díaz Cano nos felicitamos el año y los cumpleaños.

 

AQUÍ: Feijoo renueva una vez más la mayoría absoluta en Galicia. Cospedal con todo el poder que acumulaba y en una región que, a las elecciones generales me remito, es claramente de derechas, no pudo mantenerse más que una legislatura. ¿Cuál es su opinión?

J.F.V: Es un récord que tiene. Creo que se ganó su derrota a pulso. Fue más secretaria general del PP que presidenta de Castilla-La Mancha. Gobernó contra los ciudadanos, no con los ciudadanos.

AQUÍ: Ahora Cospedal ofrece su colaboración a García Page; pero uno sabe que el Presidente ya tuvo una oposición feroz cuando era alcalde de Toledo y alternativa a Cospedal y la tiene ahora como Presidente. ¿Se pueden dar esos cambios en política de la noche a la mañana?

J.F.V: Es difícil, cosas más imposibles se han visto. Pero ya conoce la fábula del escorpión y la rana. Cuando la rana está ayudando al escorpión a cruzar el río, y después de prometer que no la haría daño, el escorpión pica a la rana. El escorpión picó a la rana porque no tuvo elección, es su naturaleza. No nos engañemos, la naturaleza del PP y de Cospedal es picar al PSOE. Siempre está a la contra, esté o no en el gobierno: está detrás de la decisión del Gobierno en funciones de recurrir la reimplantación de las 35 horas y de la oferta de empleo público del SESCAM, por ejemplo.

AQUÍ: Usted tenía buena relación con Leandro Esteban, el que fuera portavoz de Cospedal. ¿Qué opina que le fiche con un alto sueldo una extraña fundación que recibió más de un millón de euros del Gobierno Cospedal cuando por otro lado se recortaba todo lo habido y por haber?

J.F.V: La pregunta está bien planteada, pero se la tiene que hacer a él.

 

Con unidad, liderazgo, mensajes claros, actitudes renovadas y nuevas, humildad, trabajo y pareciéndose a la España del siglo XXI, el PSOE volverá a ser el partido ganador que ha sido.

 

AQUÍ: La recuperación social de Castilla-La Mancha ¿podrá hacerse en una legislatura?

J.F.V: Es más fácil destruir que construir o reconstruir. Las heridas provocadas por Cospedal y el PP han sido graves, pero creo que el Gobierno está poniendo todo su empeño para coser la región, recuperar derechos y mejorar la convivencia.

AQUÍ: Perdone que se lo diga, pero yo veo gobernando al PP en España durante unos cuantos años más. ¿Cómo afectará a una Castilla-La Mancha gobernada por el PSOE?

J.F.V: Es más importante y determinante quién gobierna en Castilla-La Mancha. Con Cospedal gobernando en Toledo y el PP en Madrid, a Castilla-La Mancha vinieron recortes, más paro, más impuestos, un cementerio nuclear y el agua se fue al Levante. Lo fundamental es que quien gobierne en Castilla-La Mancha sepa que a quien se debe y quien le paga son los ciudadanos de la región. Y eso Emiliano lo tiene muy claro. Como él dice: con la cabeza y el corazón en Castilla-La Mancha.

AQUÍ: ¿Conseguirán sacar para adelante los presupuestos del 2017?

J.F.V: Estoy convencido, seguro que podemos.