INDUSTRIAL PANTALONERA DE QUINTANAR SE PASA A LAS BATAS MÉDICAS

Industrial Pantalonera España, de Quintanar de la Orden, ha cambiado los pantalones de caballero por las batas médicas.

 

La fábrica textil de Quintanar de la Orden, Industria Pantalonera Española, se suma a las empresas solidarias y se ha ofrecido altruistamente para confeccionar los textiles médicos necesarios para combatir esta crisis sanitaria del coronavirus.

 

Según la información remitida por el consistorio quintanareño, “el gerente de esta empresa dedicada a la confección de pantalones de caballero, Miguel Ángel Bustos, explicaba que desde el primer momento querían ayudar de algún modo ante la crítica situación por la falta de equipos de protección, poniéndose a disposición para confeccionar los equipos una vez tuvieran el material necesario.  La empresa ha contactado con empleados de su plantilla por si querían colaborar voluntariamente en el proceso de confección de los EPI y han sido totalmente receptivos a la petición.

 

 

“La verdad que la gente ha respondido muy bien y además de personal de la plantilla también vendrán más voluntarios del municipio y eso es algo de agradecer porque van a trabajar sin recibir nada a cambio e incluso, se han ofrecido para trabajar los fines de semana”, afirmaba Bustos. “Nosotros estamos encantados de poder colaborar, ayudar y aportar nuestro pequeño granito de arena”.

 

 

Desde el Ayuntamiento han querido hacer un reconocimiento púbico a todo este colectivo de voluntarios tanto de Quintanar como de los diferentes municipios del país que pertenecen al colectivo El Covid-19 lo paramos todos,  así como a Industrial Pantalonera Española, por su disposición y solidaridad con los que ahora más lo necesitan.

 

El  alcalde, Juan Carlos Navalón, se mostraba orgulloso de la respuesta y la actitud de los quintanareños y quintanerañas a los que sigue animando para que lleven esta situación de la mejor manera posible, insistiéndoles en la necesidad de seguir las recomendaciones  y de estar más unidos que nunca en estos momentos.

 

De Quintanar de la Orden ha surgido un movimiento solidario liderado por  Ana López para confeccionar equipos de protección frente al Covid-19, uniéndose después al grupo solidario “El covid-19 lo paramos todos”, un colectivo de personas no sólo de Quintanar sino también de Villanueva de Alcardete, Madrid, Almaraz, Trujillo, Malpartida de Plasencia, Porzuna, Almoharín, Peraleda desabastecimiento de equipos de protección necesarios tanto para los sanitarios, cuerpos de seguridad y los propios enfermos.

 

“Gracias a todas las personas que forman parte de este grupo, a su tesón, voluntad de hierro, jornadas maratonianas de trabajo y una fe sin límite, se está consiguiendo empezar a entregar en distintos hospitales, residencias y otros sitios donde son requeridos, los epis tan necesarios en estos momentos”, apuntaban desde este colectivo. En este punto, recalcaban que “en esto proyecto somos todos uno”, por ello el material, se reparte equitativamente y donde más falta hace entre las tres comunidades que participan en la iniciativa, Madrid, Extremadura y Castilla –La Mancha.

 

En este proyecto somos todos uno, y el material se reparte equitativamente y donde más falta hace entre las tres comunidades autónomas que participan en la iniciativa, Madrid, Castilla –La Mancha y Extremadura”.

 

A este grupo además, se unen las donaciones de particulares, Ayuntamientos y empresas. Y Quintanar es ejemplo de ello. Ana López explica que lo que comenzó en el municipio con la confección de mascarillas a pequeña escala, la preocupación y la búsqueda de información les llevó hasta este colectivo  con el que decidieron trabajar conjuntamente, buscando industrias de tejido sanitario para poder fabricar batas, mascarillas, monos, patucos y manguitos, que es lo que el SESCAM, con los que también se pusieron en contacto para que les trasladaran sus necesidades, les ha solicitado como más urgente.

 

A través de este colectivo han llegado 8.000 metros de tela y un empresario quintanareño ha donado otros 3.000, aun así, se necesitan muchos más, además de goma, cremalleras y otros materiales que también intentarán conseguir.  En ese sentido, Ana explicaba que no sólo el material es importante, sino que toda ayuda, por pequeña que sea, es buena porque además de las donaciones de tejido se necesita comprar mucho más.

 

Seguir leyendo… »