“HOY NO SOBRA NI UN AGRICULTOR EN CASTILLA-LA MANCHA”

Es ingeniero agrónomo de profesión, pero conoce bien los entresijos de la administración y de la gestión política. Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural desde 2015, defiende el modelo de agricultura profesional, rejuvenecida, feminizada y, sobre todo, rentable que impulsa el Gobierno de Castilla-La Mancha .

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

 

El verano ha empezado fuerte en Castilla-La Mancha: sequía y máxima alerta por riesgo de incendios forestales. A Francisco Martínez Arroyo (La Solana, Ciudad Real, 1974), consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural desde 2015, le toca lidiar con dos de los asuntos más inquietantes del momento: el agua y el fuego.

 

Tampoco parece sencillo dirigir con equidad una consejería responsable de dos áreas a menudo con intereses discrepantes: la agricultura y ganadería, de un lado, y la protección del medio ambiente, del otro. Su talante dialogante y negociador y su amplia experiencia en la gestión de política agraria (ha trabajado en las administraciones europea, nacional y autonómica) son sus mejores bazas al frente de esta consejería.

 

AQUÍ: Desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre Castilla-La Mancha está en alerta máxima por riesgo de incendios forestales. ¿Hay medios humanos y materiales suficientes y adecuados a la situación de riesgo que sufre la región?

 

F.M. ARROYO: Lo primero que quiero decir es que hay que pedir prudencia a todos los que disfrutan este verano del campo. Hay que respetar mucho la prohibición de hacer fuego en el campo durante estos meses y hay que estar vigilantes ante cualquier indicio o conato para que no acabe en un incendio. Dicho esto, en Castilla-La Mancha estamos muy bien preparados para afrontar los incendios forestales porque sí tenemos suficientes recursos humanos y técnicos. Invertimos 65 millones de euros al año en tareas de prevención y extinción, contamos con 2.300 trabajadores de la empresa pública GEACAM, 500 agentes medioambientales y personal técnico de la consejería… todo gente muy implicada, muy preparada, con una formación adecuada para hacer lo que hacen y con todo el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha. Este año hemos hecho adquisición de nueva maquinaria (autobombas, nuevos medios aéreos…) y además hacemos prevención durante todo el año; esto es muy importante, porque no es lo mismo trabajar en tratamientos selvícolas preventivos durante todo el año que hacerlo sólo unos meses.

 

Seguir leyendo...