Hasta el último minuto

Cada quince días, debía de pasar en las Cortes de Castilla-La Mancha alguien que había tenido un poder inmenso, ahora enormemente mermado, y sin la posibilidad del desahogo que le daría tener buena capacidad de oratoria para contestar a las críticas que tiene que oír.

 

Lo cierto es que un elevado número de miembros del Gobierno anterior, con la pérdida de poder,  se volvieron o se acomodaron en Madrid. Ahora es Cospedal quien toma posiciones. Si gana el PP y gobierna será ministra, casi con toda seguridad, ya se vería de qué, y desde ahí intentaría dejar resuelta su sucesión en el PP de Castilla-La Mancha. Si el PP no gobierna se abre una brecha sucesoria en el partido que no sólo engulliría a Rajoy, también a ella misma como secretaria general. Por eso necesita hacerse fuerte y no dejar la presidencia del PP regional.

 

También está la versión que la propia Cospedal ha dado de por qué es candidata: “Mi partido ha considerado que esta decisión era lo mejor para Castilla-La Mancha, para la campaña electoral y para llevar a los castellano-manchegos la ilusión de la necesidad de que gobierne el PP en España”.

 

En el Senado el PP ha abierto hueco para el ex delegado del Gobierno y concejal por Toledo, Jesús Labrador, a costa de la alcaldesa de Corral de Almaguer. Lo demás todo sigue igual.

 

El PSOE, que  tenía clara la candidatura de Cospedal y que además iba a ser por Toledo, sitúa enfrente a una mujer, y no es casualidad, Guadalupe Martín quien ya fue diputada la pasada legislatura. Es la primer vez que una mujer encabeza la candidatura de este partido al Congreso por Toledo en toda la democracia.

 

El reto de este partido sin embargo es llevar al Congreso a la número tres de la lista, Esther Padilla, viceportavoz del Gobierno regional, que destacó por ocupar la dirección general de la Juventud y durante el tiempo de oposición por haber sido la portavoz del PSOE en la provincia.

 

Ciudadanos mira hacia Talavera, tanto para encabezar la candidatura al Congreso como para ir primero en la lista del Senado. Aún sabiendas de que su baza es Albert Rivera y da un poco lo mismo quien figure en las candidaturas, la apuesta de candidatos talaveranos resulta estratégica ya que el resto de partidos muestra una cierta debilidad en los representantes de esa ciudad en sus candidaturas.

 

Podemos ha elegido a la responsable del equipo legal de Podemos, Gloria Elizo, que no ejerce su militancia en Castilla-La Mancha, para encabezar la candidatura del Congreso por Toledo. Formaba parte de la lista de Pablo Iglesias que en el mes de agosto resultó ganadora, proclamando a éste candidato a la presidencia del gobierno.

 

IU  promueve la candidatura Ahora en Común. Esta formación que siempre ha padecido la llamada al voto útil del PSOE parece querer poner el argumento en bandeja a este partido y a Podemos. Ha sido su propio coordinador regional, Daniel Martínez, quien a la salida de una reunión con el secretario regional de CCOO, José Luis Gil, declaró ver complicado que su formación consiga diputados en Castilla-La Mancha: “Hay que ser realistas”, dijo. Eso es empezar una campaña electoral con el paso cambiado.

 

 

En Toledo se eligen seis diputados y cuatro senadores. La experiencia dice que el partido más votado es el que consigue tres senadores y el siguiente en votos un senador, a pesar de que la elección es nominal y no por partidos. En el Congreso, la cámara realmente importante pues es la que elige al presidente del Gobierno, se plantean más incertidumbres en Toledo.

 

No hay encuesta real ni ficticia publicada, citaremos a la del CIS entre las primeras, y con algún matiz, y prácticamente al resto entre las segundas, que auguren al PP una nueva mayoría absoluta, que en Toledo le supuso obtener 4 diputados con el 57,29% de los votos por 2 del PSOE, con el 29,22%. Un resultado que los dirigentes populares no confían en repetir, no en vano en las elecciones autonómicas celebradas este año el PP obtuvo un 38,27 % de los votos, el PSOE un 36,94%, Podemos un 8,76% y C’s un 8,45 %.

 

Trasladar los resultados de las autonómicas a las generales daría 3 diputados al PP y 3 para el PSOE. Y ese es en realidad el objetivo que ambas formaciones se marcan, el PSOE ya citado con Esther Padilla, y el PP el de conseguir que Agustín Conde vuelva a salir elegido dado que ocupa el número tres, tras Arturo García Tizón. Los partidos emergentes saben que cualquier subida a costa de los partidos mayoritarios les puede dar un diputado.

 

No es casualidad la campaña del PP contra el líder territorial de Ciudadanos acusándole de marxista y vendido al PSOE. Por nada del mundo quieren que la formación de Albert Rivera siga creciendo a costa del PP pues eso les dejaría con tan solo dos diputados. Situación similar se vive entre PSOE y Podemos, aunque aquí ambos tienen la dificultad añadida de IU o, en lectura positiva para ellos, la ventaja de poder añadir votos que en las pasadas elecciones fueron a esta formación.

 

En todo caso, y cómo ocurrió en las pasadas elecciones autonómicas,  el nombre de los dos últimos diputados, al menos, no se conocerá hasta los últimos minutos de recuento y se decidirá por pocos votos. En las pasadas autonómicas 1.127 votos más de Ciudadanos le hubieran dado un parlamentario en Toledo a costa de Podemos y con ello con toda probabilidad el gobierno a Cospedal.

 

Firmado: Gómez Herruz

 

 

 

    

Pedro Antonio Morejón

Director ICEX Castilla-La Mancha
Pedro Antonio Morejón

Latest posts by Pedro Antonio Morejón (see all)

Deja un comentario