GOLEDADA DEL VINO MANCHEGO EN EL MUNDO

El producto más internacional de Castilla-La Mancha es, sin discusión, el vino. El castellano-manchego más internacional es, probablemente, Andrés Iniesta. El futbolista y bodeguero vincula su próximo fichaje en el extranjero a un acuerdo comercial para la venta de vino de su bodega (en Fuentealbilla), lo que implica una fuerte promoción para todo el sector de la región.

 

Las bodegas de Castilla-La Mancha fortalecen las ventas de vino en mercado asiático.

 

Bodegas Iniesta, en Fuentealbilla (Albacete), es una de las 536 bodegas de Castilla-La Mancha que vendieron vino por todo el mundo durante el pasado año. Entre todas lograron una cifra histórica de exportación: 671’1 millones de euros. Así, el vino no sólo se consolida como el producto más internacional de Castilla-La Mancha, sino que pasa a liderar por primera vez el ránking nacional de exportaciones de esta bebida, dejando atrás a Cataluña (que vendió vino por valor de 608 millones de euros) y muy por delante de La Rioja (con un negocio en el exterior de 324’8 millones de euros).

 

En 2017 el mundo bebió más de 1.161 millones de litros de vino producidos en nuestra región, con diez países como principales consumidores: Francia, Alemania, China, Italia, Reino Unido, Países Bajos, Portugal, Estados Unidos, Canadá y Japón. Aunque tradicionalmente ha sido Europa el principal comprador de los caldos castellano-manchegos, Asia y América del Norte son los destinos que más están seduciendo a las bodegas y cooperativas de la región, que están incrementando notablemente sus relaciones comerciales, especialmente con China, Japón y EE.UU.

 

Seguir leyendo...