Gloria Santacruz, la artista del bronce

 

Gloria Santacruz con la obra ‘Refugiados’, con la que ha ganado el Premio Amalia Avia de escultura, convocado por el Gobierno regional.

 

Acaba de ganar el Premio Mujeres en el Arte Amalia Avia en escultura. Pocas creadoras han logrado una obra en bronce tan reconocida, tan sutil y delicada como esta artista de Consuegra.

 

El mundo creativo de Gloria Santacruz se mueve entre hadas, entre ángeles, entre personajes de cuento y figuritas alargadas y ligeras que parecen elevarse y flotar desafiando el bronce con el que han sido modeladas. Con la naturaleza, la botánica muy presente. Siempre en pequeños formatos, siempre frágiles y con un cierto halo protector.

 

“Son la mínima expresión del bronce, que es un material pesado en escultura y en el que las mujeres hemos tenido poca representación a nivel artístico a lo largo de la historia. Así que es un campo que tenemos que reivindicar, aunque ya empezamos a ser bastantes compañeras las que estamos dando un poquito guerra en esto. Es un mundo complicado, pero bonito y cuando te metes ya no puedes salir”.

 

 

Le pasó a ella ya estudiando Bellas Artes. “Siempre me ha encantado el color, pero empecé a hacer cosas con pintura y veía que no conseguía nada diferente. Por eso probé la escultura. En tercero conseguí una beca Codina y pude conocer y trabajar todos los procesos del bronce: las ceras, los moldes, la colada, la fundición, la soldadura, las pátinas… Ahí entendí el proceso y me encantó, me atrapó y seguí aprendiendo con gente que llevaba toda la vida haciéndolo. Iba a ser mamá y estaba con mi mono y mi barriga trabajando. Así comencé a crear un mundo propio y ese mundo empezó a venderse, le funcionaba a las galerías y me funcionaba a mí, tenía éxito de público y cuando me di cuenta ya estaba metida de lleno”.

 

 

No hay muchos artistas como Gloria Santacruz, que ahora vive y trabaja en San Lorenzo del Escorial, han logrado ir vendiendo buena parte de la obra que produce, hasta agotar muchas de sus series. A través de las cinco galerías con las que trabaja ahora, de las exposiciones, la ferias y de los premios que la han llevado a mostrar su trabajo por medio mundo: Japón, Canadá, Francia, Mejico, Estados Unidos…

 

Incluso durante la crisis sus esculturas encontraron comprador. Por eso ella sintió hace un par de años “la necesidad de devolverlo, porque estaba muy agradecida a la vida, por todo lo que estaba vendiendo y pensé en la gente joven que empieza, en que me tocaba a mí ayudar”. Lo hizo poniendo en marcha una residencia y una convocatoria para jóvenes artistas en Jávea (Alicante), con el apoyo de la galería Isabel Bilbao, Marisa Codina Fundición de bronces y Espacio de las Artes Artefactus y que ya en su tercera edición goza de un notable reconocimiento.

 

No es nada fácil hacerse un hueco en el mercado del arte. “No sé cómo lo he conseguido. Supongo que como buena manchega y buena toledana tengo mucho tesón y con mucho trabajo, preparando proyectos, creando, yendo a ferias, presentándote a concursos… Con trabajo se consigue todo y es verdad que también hace falta un poquito de suerte y que he tenido mucho apoyo de mi marido, que desde que me conoció con 17 años ya sabía que esto era lo mío y ha creído en mí siempre”.

 

REFUGIADOS. El mundo mágico que ha creado Gloria Santacruz en estas tres décadas de trayectoria artística también tiene contrapuntos, como la serie Refugiados, con casi una veintena de piezas y con la que la artista de Consuegra ha ganado la última edición del Premio de escultura Amalia Avia, convocado por el Gobierno de Castilla La Mancha para dar visibilidad a las mujeres artistas de la región y bajo el nombre de la gran pintora de Santa Cruz de la Zarza.

 

“El artista no puede vivir siempre en su nube, también hay que saltar a la realidad. Cuando veo criaturitas bajando de las balsas se me hiela la sangre. También me parece fundamental conectar con la situación social y real que estamos viviendo”. El año pasado el 10% de la venta de las piezas de esta serie, expuesta en la galería Ormolú de Pamplona, se destinó al proyecto de ayuda humanitaria que la ong Zaporeak desarrolla con refugiados. “Están dando de comer a 900 personas diariamente y me encantó su proyecto”.

 

 

Los Refugiados de Gloria Santacruz se podrán ver en una exposición itinerante junto a las otras dos obras premiadas este año en el certamen castellano-manchego (Yellow, de la pintora albaceteña Ana Escribano y (de) construcción de la artista de Almansa Ester Gandía) así como otras seleccionadas de las 52 artistas que han participado en esta convocatoria.

 

A la artista toledana le parece interesante este tipo de certámenes “que sirven para difundir y ayudan a empoderar a las mujeres, que hemos estado mucho tiempo a la sombra y tenemos que demostrar más, y no es un tópico, lo que valemos. Y no es solo cuestión de valía, también de tiempo. Ser artista requiere ser muy obsesivo con lo que estás haciendo, es como un sacerdocio que te ocupa todo tu tiempo. Cuando estás creando se establece una relación tan especial y tan estrecha con la obra que para todo lo demás no estás. Y muchas veces tiene su precio porque tus hijos tienen sus problemas, sus cosas. Tienes que organizarte muy bien. A mí me ha funcionado compartimentar y dar a cada uno lo suyo, sin mezclar”.

 

Admiradora de Louise Bourgeois, de Giacometti, de Antonio López y su entorno: Amalia Avia y su marido Lucio Muñoz o de Julio y Paco López, Isabel Quintanilla… a quienes ha conocido personalmente. “Me encanta el realismo manchego. Les conozco a todos y tienen la sencillez de los grandes, de la gente maravillosa que hace arte a partir de cosas sencillas, ese disfrute de las cosas cotidianas a las que dan otra dimensión para convertirlas en algo extraordinario, ese gusto por las cosas bien hechas, sin prisas. Yo admiro esos procesos, un poco lentos”.

 

También al toledano Ignacio Llamas. “Tiene una obra fantástica. Su último montaje en el Museo de Santa Cruz de Toledo me pareció una preciosidad, de una sutileza”. Gloria se recrea igualmente en los tiempos lentos. “Primero dibujo, dibujo mucho hasta que la idea empieza a funcionar y se convierte en una escultura o a veces en un grabado. Tienes que sentir una emoción cuando lo estás haciendo, establecer ese diálogo con tu obra. Hay algo mágico en todo este proceso de crear. Y sí, me gusta dejarla reposar”. Y en esos procesos una búsqueda incansable siempre. “Eso es realmente crear, la clave para pasártelo bien y es lo que más engancha porque cuando buscas, encuentras y cuando lo consigues es casi lo más satisfactorio”.

 

Aunque ha desarrollado gran parte de su obra en bronce, en ese afán por investigar no ha renunciado a trabajar con otros materiales, como hizo con Fotococina, una obra que Ferran Adrià exhibía en el Bulli y que Gloria realizó a partir de comida disecada y sometida a procesos que ella misma diseñó para conservarla, de fotos y telas. “No descarto en un futuro utilizar otros lenguajes y otros materiales. Me encanta la resina, la madera, las telas”.

 

La artista ultima ahora su presencia en Hybrid, la Feria internacional de Arte Emergente que se celebra a finales de febrero en Madrid y a la que acudirá con obra propia, con piezas de tres jóvenes artistas destacados en la residencia de Jávea y participando en un proyecto junto a otros 9 artistas.

 

También en febrero presenta nueva obra en la sala Baluarte de Tres Cantos y prepara la exposición ‘Todos los cuentos tienen un bosque’ en Móstoles, en la que el tema del maltrato se cuela en el cuento de Caperucita. También este año con la asociación de escultores Mínimo Tamaño Grande participará en una exposición en el Colegio de Arquitectos y en otra en la Escuela de Diseñadores de Interior en Madrid.

 

 

A DESTACAR EN EL CURRICULUM

 

Algunos premios y selecciones: Medalla de honor de escultura en los Premios López Villaseñor de Ciudad Real (2015 y 2012). Primer premio de escultura Jacinto Higueras en Jaén (2008). Primer Premio de escultura Seisida de Valencia (2009). Primer premio Libro de Artista en Móstoles (2016). Primer premio de grabado Miniprint Internacional de Cadaqués (2003). En este certamen ha sido seleccionada para sus exposiciones internacionales también en 2016, 2012, 2010. Seleccionada en la Bienal Art Medal Word Congress FIDEMXXX en las ediciones de 2017, Canadá; 2010 en Finlandia: 2007 Estados Unidos y 2004 en Portugal.

 

El ayuntamiento de Torrijos la eligió para en 2006 para que realizara una escultura en homenaje a una mujer que se exhibe en una rotonda del municipio.

 

Ferias internacionales. Art Marbella y Feria Art and Breakfast de Málaga (2016); Feria Art of the Prom en Niza (2014); Feria Carrusel París (2012); Feria de arte internacional Holanda (Utrecht, 2009); Feria de Estampa en Madrid (desde 2005 al 2012).

Seguir leyendo… »

    

Latest posts by Pilar Palop (see all)