ELENA DE LA CRUZ CALIFICA DE INFAME EL TRASVASE DE 60 HM3 AUTORIZADO POR GARCíA TEJERINA

Acueducto del trasvase del Tajo al Segura

Acueducto del trasvase del Tajo al Segura

 

En los últimos tiempos el gobierno de la nación se ha acostumbrado a autorizar los trasvases de tres en tres. Ya no se aprueban para un mes sino que se hacen para un trimestre, una ventaja en estos tiempos para que los integrantes de la comisión central de explotación del trasvase Tajo puedan irse tranquilamente de vacaciones sin necesidad de volver a reunirse.

 

Atendiendo a la propuesta de esta comisión, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha autorizado el trasvase de 20 hm3 de agua para el mes de julio, a través del acueducto Tajo-Segura. Así mismo ha autorizado trasvases para los meses de agosto y de septiembre, de 20 Hm3 de agua cada mes, si bien este volumen podrá ser objeto de revisión por parte de la Comisión Central de Explotación en función de la coyuntura hidrológica. Es decir, que aún puede ser peor.

 

En total se ha autorizado un desembalse de agua del Tajo de 60 hm3 que viene a ser más del doble del agua con que en estos momentos cuentan los embalse del Guajaraz y de Picadas que abastecen a Toledo capital Según anunció el Ministerio en nota de prensa, al margen de la aprobación de este nuevo trasvase, estan ya tramitando una nueva prórroga, hasta finales septiembre de 2017, de los Reales Decretos de Sequía  de las demarcaciones hidrográficas del Júcar y del Segura. Dicha prórroga permitirá seguir aplicando durante la próxima campaña de riego medidas excepcionales para paliar los efectos de escasez de precipitaciones en ambas cuencas hidrográficas.

 

Elena de la Cruz, consejera de Fomento del gobierno de Castilla-La Mancha, ha calificado esta derivación de agua de “infame”, ya que entre el caudal mínimo del río, otros usos de boca de la cabecera, el incremento de la evaporación debido al calor del verano y los propios trasvases, los pantanos perderían, ha dicho, una cifra próxima a los 60 hectómetros mensuales, que restados de los 577 que posee en la actualidad y con los escasos aportes que recibe ahora el Tajo, podrían dar lugar a una situación extrema durante el mes de septiembre. “Tenemos serias dudas de que en septiembre, este trasvase que la ministra ha aprobado jugando a las adivinanzas, pueda ser legal”, ha dicho la consejera quien ha anunciado que será recurrido judicialmente.