“ESTAMOS HACIENDO UN ESFUERZO TITÁNICO POR RECUPERAR DERECHOS”

Desde julio Rosa Ana Rodríguez es la nueva consejera de Educación, Cultura y Deportes. Pedagoga de formación y maestra por vocación durante más de 30 años, ha sido también teniente de alcalde y concejala del ayuntamiento de Toledo desde 2014; primero de Educación, Cultura, Festejos y Deportes y en la pasada legislatura de Turismo y Artesanía. Así afronta el próximo curso y sus retos en el Gobierno regional.

 

Rosa Ana Rodríguez entre el viceconsejero de Educación y la secretaria general de la consejería.

 

Madrileña de origen, llegó a la escuela pública toledana hace más de tres décadas tras trabajar en algunos colegios del sur de Madrid. Fue maestra en el Jaime de Foxá de Toledo entre 1986 y 1988, en el colegio de Argés el curso siguiente, en el de Almonacid entre 1989 y 1996 y desde ese año a 2017 en el Gómez Manrique de Toledo. Tiene plaza ahora en el Santa Teresa de la ciudad, aunque los cargos públicos que ha asumido en los últimos años le han impedido incorporarse.

 

“Siempre quise ser maestra y siempre he querido que me llamen así porque es una palabra de un recorrido emocional y un contenido tremendo. Conducir a un niño a formarse académicamente y como persona es como poner tu granito de arena en él. Tengo alumnos a los que enseñé a leer y escribir, algunos que ya son doctores, y cuando me los encuentro siguen siendo mis niños. Es una profesión apasionante, que siempre me ha dado muchas recompensas; y difícil también porque te exige un permanente aprendizaje”. Este año se enfrenta al nuevo curso desde el otro lado, al frente de la consejería de Educación. Y lo hace con quejas de los sindicatos que le exigen que acelere la recuperación de los derechos y recursos perdidos con el gobierno de Cospedal.

 

¿Por qué en Castilla La Mancha no se va a cumplir este curso el decreto-ley nacional de marzo en cuanto a número máximo de alumnos por clase en algunos cursos de Primaria y Bachillerato ni en las horas lectivas de los profesores?

 

Voy a hablar con franqueza. Cuando llegamos al Gobierno regional en 2015 nos encontramos con que muchos de los derechos que teníamos los profesores y profesoras, maestros y maestras habían sido destruidos y había una herida muy grande que iba mucho más allá. Nosotros estamos recuperando esos derechos, pero el proceso ha de ser paulatino y gradual. La recuperación de las ratios va junto a la recuperación de otras cuestiones que también son fundamentales y eso está suponiendo una intervención económica muy fuerte. Hemos llegado hasta donde hemos podido. Este año tenemos unos presupuestos prorrogados de 2018 y con ellos hemos conseguido ya este curso recuperar las ratios de 3º y 4º de Secundaria. Nos faltan solo los tres últimos cursos de Primaria y el Bachillerato, que es recomendable, pero no obligatorio.

 

Y en cuento a derecho del profesorado había mucho que recuperar: paga extra, el % que se bajo a los funcionarios… Y con una regla de gastos que nos impide realizar algunos. Y luego parte del presupuesto también lo hemos tenido que destinar a mejorar infraestructuras y a recuperar ayudas a comedor escolar, a libros o a transporte que también se habían perdido. Hemos hecho un esfuerzo titánico desde el punto de vista presupuestario y nos queda ese poquito por recuperar. Me consta que tanto en el ánimo de la consejería como en el de los sindicatos hay una posición de diálogo y seguramente llegaremos a un acuerdo.

 

STE amenaza con movilizaciones por esos incumplimientos y ANPE y CSIF también están siendo duros por ellos.

 

Yo creo que los docentes son muy conscientes de la intencionalidad de la consejería en cuanto a la recuperación de sus derechos, de mejorar y de que lo que hemos hecho es muy razonable.

 

“Tenemos que hacer accesible la cultura a todo el mundo, empezando por que no debe quedarse solo en las ciudades. Y vamos a ayudar y a poner en valor a nuestros artistas”

 

Este decreto también establece que las sustituciones del profesorado se puedan hacer desde el primer día. ¿En Castilla La Mancha será posible ya este curso?

 

Nosotros hacemos las sustituciones todos los viernes. Hay que entender que el profesorado, cuando se le asigna una vacante, necesita unos días para acoplarse y conciliar su vida familiar. Creo que esto entra dentro de los límites razonables y que estamos siendo muy rápidos. En los últimos 4 años lo hemos regulado y le hemos dado una agilidad que se había perdido y que provocaba muchísimos problemas porque se sustituía 15 días después o no se hacía si quedaba poco para las vacaciones.

 

Los docentes se quejan mucho de un exceso de trabajo burocrático al margen de las clases. ¿Es posible reducirlo?

 

Seguir leyendo...

    

Latest posts by Pilar Palop (see all)