Es sencillo: si fallas en algo, fórmate

Cuando inviertes en bolsa y dibujas en una gráfica la evolución de tu capital, descubres que se produce una línea ascendente similar a los dientes de una sierra. Es decir, tu dinero crece de forma progresiva si has hecho una diversificación adecuada de las acciones atendiendo a diferentes criterios: localización de la compañía, sector, volumen de negocio, ciclos, etc. Sin embargo, a veces, observamos una caída pronunciada durante un periodo de tiempo y una recuperación un poco más tarde.

 

Lo que se puede hacer para corregir la desviación es comprar más acciones de una nueva compañía que en ese “bache” estén ganando dinero. Por ejemplo, si yo tengo entre mis acciones una empresa de helados, es probable que en invierno caigan los beneficios. Si compro una empresa de juguetes, que en Navidad dispare sus ingresos, es bastante seguro que al año siguiente las pérdidas en invierno de los helados se compensen con los beneficios de los juguetes. Hasta aquí una reflexión de sentido común.

 

Cuando algún aspecto de nuestra vida esta mal, ¿qué hacemos? Nada. Nos quejamos, nos resignamos, nos adaptamos, culpamos a los demás o a la mala suerte

 

Cuando un cliente de coaching viene a una sesión sin un reto o un problema muy definido, utilizo un recurso clásico: la rueda de la vida. Hago una especie de diana y en cada uno de los ocho triángulos que la forman recojo un área vital: trabajo, dinero, salud, familia, pareja, ocio, desarrollo personal y entorno físico.

 

El cliente dedica un tiempo a pensar y luego se auto-puntúa en función de la satisfacción con cada área de vida dibujando un triángulo, “una cuña de quesito” más o menos larga en función de la puntuación. Por lo general, la sesión de coaching suele centrarse en un área que se encuentra con baja puntuación o lo que es lo mismo, se trabaja el aspecto que está más “flojo en la vida del cliente”. Por ejemplo, si el cliente ve que sus relaciones están poco puntuadas lo más probable es que demande una sesión de coaching con la intención de mejorar su red social, pasar más tiempo con sus amigos, o hacer nuevas amistades. Hasta aquí una reflexión metodológica.

 

Seguir leyendo...
Pedro Salvador
Pedro Salvador

Últimas publicaciones de Pedro Salvador (Ver todas)