EL TOLEDO CUMPLE 90 AÑOS

 

El club de fútbol más antiguo de Castilla La Mancha ha dado momentos épicos a su afición, ha forjado nombres importantes del fútbol español y se ha sobrepuesto a graves crisis que amenazaron su existencia. El Ayuntamiento de Toledo les concede este mes la Medalla de Oro de la ciudad para celebrarlo. Dos apasionados seguidores del club, José Ramón García Izquierdo y Valentín de la Fuente nos recuerdan los datos más curiosos, el presidente Fernando Collado nos habla del presente y el futuro del club y ex-grandes nombres como el presidente que más tiempo ocupó el cargo, Emiliano Carballo. o el entrenador que les llevó a lo más alto, Gonzalo Hurtado, nos ofrecen sus recuerdos.

 

Dice Diego Galán, 28 años, desde hace 27 socio del Toledo, que este es su “equipo de toda la vida, lo que he mamado, el que me gusta, el que me cabrea y me pone contento”. Es uno de los 1.200 aficionados, estima otro de ellos, Valentín de la Fuente, que nunca fallan al club, pasé lo que pasé. Y ambos son dos de los 2.000 socios del Toledo y de esos 2.500 aficionados que están acudiendo al Salto del Caballo cuando hay partido y que intentan seguirle también cuando juega fuera.

 

Así es la afición de este equipo, que recuerda y ha vivido momentos memorables. El primero que señalan casi todos: la eliminación del Real Madrid -que venía de ganar la Copa de Europa- de la Copa del Rey el 13 de diciembre de 2000. Curioso como todos recuerdan la fecha sin dudar un segundo. “Lo tengo grabado en mi cabeza”, señala Ángel Galán, padre de Diego, comentarista deportivo y uno de los aficionados elegidos, por su compromiso con el club, para formar parte de la comisión que organiza los actos del 90 aniversario. “Lo estamos viviendo con mucha ilusión porque es muy difícil cumplir 90 años y el Toledo los ha vivido con una lucha constante”.

 

“Me encontré al árbitro Brito Arceo años después en el aeropuerto y le dije que era un sinvergüenza”, cuenta Emiliano Carballo

 

También se recuerdan con entusiasmo los dos ascensos seguidos: de Tercera a Segunda B en 1992 y en 1993 a Segunda, por primera vez en su historia, tras ganar en la fase de ascenso al Jaén en el Salto del Caballo con goles de Paniagua, Engonga y Pedro Díaz.

 

Siete temporadas permaneció el equipo en la segunda categoría. E inolvidable fue la primera, la del 93-94: el primer partido ganaron en casa al temido Murcia 5-0 y acabaron la temporada jugando la única (hasta ahora) promoción a Primera División.

 

Seguir leyendo...