El Supremo antepone la protección y seguridad general a la protección medioambiental en Villar de Cañas

El ayuntamiento de Villar de Cañas.

El ayuntamiento de Villar de Cañas.

Pese a que el Tribunal Supremo ha considerado que la construcción del cementerio nuclear en Villar de Cañas no puede detenerse por la ampliación de la ZEPA (zona de especial protección para las aves) de la laguna de El Hito hasta el área donde se ha proyectado el ATC, desde la Plataforma contra el basurero nuclear advierten que el proyecto sigue bloqueado por otras dos cuestiones.

 

Primero porque no existe aún una declaración de impacto ambiental y segundo porque tampoco existe un Plan de Ordenación Municipal en Villar de Cañas que dé cabida a la instalación de este almacén temporal centralizado en el municipio, según ha explicado María Andrés, presidenta de la Plataforma a la agencia Europa Press.

 

El Supremo ha suspendido cautelarmente el acuerdo de Gobierno de la Junta de Comunidades (28 de julio de 2015) que ampliaba la protección medioambiental de la comarca para frenar la construcción del almacén nuclear. Entiende la Sala de lo Contencioso Administrativo del alto Tribunal que prima una “pronta y correcta” gestión de los residuos radiactivos para proteger el medioambiente y garantizar la seguridad en general que la ampliación del espacio protegido para proteger a unas aves.

Ha estimado así el recurso de la Administración General del Estado contra los autos del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha que ya se había mostrado en contra de la suspensión cautelar de la protección medioambiental.

 

En el pueblo consideran que el almacén nuclear les dará trabajo.

En el pueblo consideran que el almacén nuclear les dará trabajo.

 

El Gobierno de Castilla La Mancha está estudiando la resolución judicial. El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha señalado que, en cualquier caso, el entorno de la laguna del Hito está protegido “y nosotros vamos a trabajar porque se siga preservando. Nuestro Gobierno está apostando claramente por un modelo de energías renovables”.

 

Por el contrario, el alcalde de Villar de Cañas, José María Saiz, se ha mostrado satisfecho con la sentencia del Supremo de anular cautelarmente el acuerdo de Gobierno de la Junta de Comunidades que ampliaba la protección medioambiental de la comarca para frenar la construcción del almacén nuclear. El alcalde quiere que este 2017 sea un año decisivo para la construcción del silo y cree que si no se hubieran puesto trabas al proyecto “ya podría haber mil personas trabajando”.