EL PP TOCA SUELO

 

Hay que remontarse al año 1987, entonces se llamaba AP, para encontrar cifras similares, aún fueron mejores aquellas, a las obtenidas por el PP en las elecciones del 26M. Fue también la única vez que otro partido, el CDS, conseguía 4 parlamentarios que no lograría renovar en las siguientes elecciones. Los dirigentes del PP regional achacan los malos resultados a que no les ha dado tiempo a dar a conocer su proyecto.

 

En el Partido Popular no consiguen exorcizar el fantasma de Cospedal. Los 4 años de gobierno sin duda han seguido pasando factura y las noticias posteriores que dieron con su dimisión en la dirección del partido primero y como diputada, después, que la relacionaban a ella y a su marido con oscuras maniobras en colaboración con el comisario Villarejo, no han ayudado a levantar el ánimo de los votantes del PP en la región a favor del sucesor que impuso, Francisco Núñez, a pesar de que éste ha intentado por todos los medios no nombrarla ni en campaña electoral ni después. Daba igual porque otros, especialmente García Page, procuraban que no se olvidara.

 

Tal es el peso de la antigua lideresa, “la Jefa” como la llamaban, en la memoria colectiva que el PP la ha omitido y en ningún momento defendió su gestión al frente del Gobierno. Tampoco atendió la recomendación del Comité Ejecutivo regional a la Junta Directiva Autonómica para que se nombrara a María Dolores de Cospedal presidenta de honor del PP castellano-manchego. Ni en las reuniones celebradas antes de las elecciones, ni en la siguiente al 26 M la propuesta fue aceptada. Según Francisco Núñez “porque no estaba en el orden del día”. Y es que el líder popular ya en la noche electoral hacía una velada crítica a lo que se había tardado en hacer la transición de Cospedal como presidenta, al destacar el hecho de que no había dado tiempo a que se le conociera en la región, como una de las causas de los malos resultados electorales. Argumento que sería repetido como causa de los pobres resultados por la secretaria regional, Carolina Agudo, por la candidata a la alcaldía de Toledo, Claudia Alonso o por la presidenta provincial del PP de Guadalajara, Ana Guarinos que los justificaba diciendo que “no ha habido tiempo suficiente para llegar a todos los ciudadanos” al hablar del proyecto de Francisco Núñez.

 

En Toledo y en Albacete ya han surgido voces solicitando la celebración de un Congreso Extraordinario del PP este año, ante lo que consideran una falta de liderazgo en el partido

 

Lo cierto es que el PP ha bajado su suelo electoral que se dio en 1987 y entonces se llamaba Alianza Popular con un 33,83% de los votos y cuando, curiosamente, otra formación el Centro Democrático y Social (CDS) obtuvo también 4 diputados, cosa que solo ha vuelto a ocurrir en estas elecciones con los 4 parlamentarios de Ciudadanos. La diferencia es que en el 87 se eligieron 47 diputados y en 2019 han sido 33 y que en esta ocasión se han quedado en el 28, 55% de los votos. Esta es la razón para que el hasta ahora concejal de Toledo y anteriormente parlamentario regional y Director general de Universidades con el gobierno de Cospedal, José Manuel Velasco, haya sido el primero en poner voz al malestar interno y solicitar la celebración de un congreso extraordinario en octubre. Lo hizo en la reunión de la Junta Directiva que no nombró a Cospedal presidenta de Honor. Consideran los críticos que hay falta de liderazgo en el partido y aunque Núñez dijo que permanecería como presidente y contó con el apoyo de algunas antiguas miembros de la guardia pretoriana de Cospedal como Carmen Riolobos y Ana Guarinos, hubo silencios que sonaron más fuerte que las palabras de apoyo. Velasco apoyó a Carlos Velázquez en las primarias para presidir el PP regional que ganó Francisco Núñez.

 

También en Albacete, el columnista en la prensa digital de esa provincia, Antonio Martínez Iniesta, miembro de la dirección provincial y que encabezó la campaña de apoyo a la candidatura de Pablo Casado, cuando toda la región apoyaba a Cospedal, y posteriormente se mostró también partidario del toledano Carlos Velázquez frente a Núñez, ha solicitado la convocatoria de un congreso extraordinario. En opinión de Martínez, que considera que el PP ha tocado fondo, la dirección regional “no hace ninguna autocrítica, simplemente se está limitando a echar balones fuera, a no asumir errores”. Antonio Martínez no había sido incluido en ninguna de las candidaturas, ni autonómicas ni municipales, del PP de Albacete en las elecciones del 26M, lo que no dejó de ser una sorpresa por el protagonismo alcanzado en las primarias nacionales a favor de Casado. Precisamente la elaboración de las listas electorales están siendo uno de los motivos internos de descontento, especialmente a la vista de los resultados. En todo caso, salvo que Madrid disponga otra cosa, el mandato de Francisco Núñez dura hasta el año 2022 en el que habría de celebrarse un nuevo congreso regional.

 

Al igual que ocurre con Ciudadanos, una medida de la fortaleza interna de la dirección regional se apreciará a la hora de elegir a los diputados provinciales, una vez se constituyan los ayuntamientos. Núñez ha dicho que será él quien los elija; pero la última palabra la tienen los concejales y a quien ellos les den los avales. Aún sin tener poder alguno puesto que el PSOE gobernará todas las diputaciones, se considera que los diputados son una pieza importante a la hora de controlar el partido en cada provincia.

    

Francisco José Gómez Herruz

Latest posts by Francisco José Gómez Herruz (see all)