EL MINISTERIO DE HACIENDA SE DESMIENTE

El ministerio de Hacienda de Montoro se desmiente así mismo en los documentos oficiales, cuando en las manifestaciones públicas habla del crecimiento y de la salida de la crisis. Sobre todo si esos documentos obligan a otras administraciones. En 2016 las trasferencias de ingresos a la Diputación en concepto de IVA, IRPF e impuestos indirectos disminuirán un 7% con respecto a 2015.

Los ingresos de las diputaciones prácticamente en su totalidad provienen de las transferencias que Hacienda va haciendo a lo largo del año por esos conceptos. Mediante un escrito, el Ministerio comunicó a la Diputación la estimación de una disminución de esas transferencias con respecto a 20Elena de la Cruz y Alvaro1 copia15 del 7%. El presupuesto de gastos debe adaptarse a esos ingresos y cumplir con el objetivo de estabilidad y equilibrio presupuestario que marca la Ley General de Estabilidad Presupuestaria y ajustarse a los límites de déficit y deuda pública que marca la Ley.

El presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, durante la presentación del proyecto de presupuesto para 2016, que en ingresos ascienden a 122.187.073 euros y en gastos a 119.949.141 euros, señalaba la incongruencia de hablar de recuperación económica cuando se reducen los ingresos por impuestos, señal de una menor actividad. “Aquí somos casi todos alcaldes y concejales y sabemos que no se están dando las condiciones para ese crecimiento. Vemos como las necesidades de Cáritas y otras organizaciones de ayuda a los desfavorecidos cada vez son mayores en los pueblos”, aseguraba Gutiérrez rodeado de todos los diputados provinciales de su partido, el PSOE.

Quizá por eso los nuevos presupuestos han querido que sean, según sus palabras “los más sociales de la historia de la Diputación, como corresponde a la prioridad que ha de tener el bienestar de los ciudadanos y especialmente el de los más desfavorecidos”. Las políticas de empleo y protección social se llevan cerca de 70 millones de euros. Cerca de 9 millones son para el convenio con la Junta de Comunidades para el Plan extraordinario de Empleo que creará 8.000 puestos de trabajo en la provincia de Toledo. En asistencia social la partida mayoritaria es para el complejo sociosanitario San José, al que se destinan 15.729.362 euros.

Destacada es también la partida para la Residencia Universitaria Femenina, que asciende a 733.264 euros. En materia cultural se destinan 201.000 euros para la restauración de templos, 563.785 para el centro de estudios Juan de Mariana y 550.000 para promociones teatrales y de folclore, así como otros 100.000 euros para instituciones culturales y de enseñanza y 215.376 euros para el Patronato de la UNED de Talavera de la Reina. 400.000 euros irán para el Consorcio de Toledo.

Para la promoción y protección del medio ambiente se presupuestan 2.334.290 euros y para la económica y de turismo 2.021.128 euros, a los que se añaden 100.000 euros para la Fundación Talavera Ferial. Días antes el presidente Álvaro Gutiérrez mantuvo una reunión con la consejera de Fomento, , ambos en la imagen, donde se abordaron diversos asuntos que han tenido su traslado presupuestario. Así, se acordó la firma de un protocolo de colaboración relativo a las oficinas antidesahucio de la Junta de Comunidades.

Toledo acumuló en 2014 un 48 % de todos los procedimientos de ejecución hipotecaria que se abrieron en los juzgados de Castilla-La Mancha. Los presupuestos también contemplan el gasto por las 20 bolsas de empleo temporal que días antes anunció el vicepresidente, Fernando Muñoz, que supondrán la creación de 800 puestos de trabajo y será, aseguró, “la convocatoria pública más importante que se va a llevar a cabo en la historia de esta institución provincial”.

Una convocatoria acordada con los sindicatos y el resto de fuerzas políticas. No hay consignación presupuestaria, sino todo lo contrario, para mantener la ganadería de reses bravas que el anterior gobierno del PP adquirió y situó en la finca del Borril. Álvaro Gutiérrez, que dijo sentirse abochornado de hablar de una ganadería de estas características como propiedad de la Diputación, aseguró que se iban a ir vendiendo los 87 animales que la forman.

En la misma línea se expresó sobre otros gastos polémicos del anterior Gobierno. En Ciudad de Vascos no habrá ningún barco de la Diputación. Y dijo no saber qué hacer aún con las calesas que se adquirieron; pero que al menos ya están en instalaciones de la Diputación y no repartidas por fincas particulares como hasta hace dos meses.