EL LARGO VIAJE DE LA ARTESANÍA

En el actual mundo digital y online, vivir del trabajo manual puede resultar ciencia-ficción. Pero es lo que hacen cerca de 1.500 talleres artesanos en Castilla-La Mancha, que mantienen vivos oficios antiquísimos y sostienen 5.700 empleos. De la A de abaniquero a la Z de zapatero, el abecedario recorre un repertorio de hasta 103 ocupaciones artesanas que, más allá de su valor cultural, integran un modesto pero estratégico sector de la economía regional.

 

Unas manos cubiertas de arcilla modelando una pieza que gira y gira en el torno alfarero tienen un poder magnético sobre quien observa. Ver a un artesano trabajando sigue despertando un interés atávico; será que en nuestros genes aún queda la huella de siglos de trabajo manual, de un largo tiempo de uso cotidiano de objetos salidos de la tierra (barro, madera, fibras vegetales), forjados al fuego, tejidos a mano…

 

Seguir leyendo...