El informe que explica cómo se ha ido empobreciendo al trabajador

José Luis Gil y Lola Santillana, secretario general de CCOO Castilla-La Mancha y responsable de Políticas de Empleo

 

Detrás de los 843.665 contratos de trabajo firmados en Castilla-La Mancha durante el pasado año no hay 843.665 empleos. El 94% de estos contratos tuvieron un carácter temporal, con una duración tan corta que el 27% de ellos duró menos de siete días. Desde el año 2007, los contratos de menos de una semana se han incrementado un 141%, los inferiores a 15 días han aumentado un 132% y lo de menos de un mes han crecido más del 86%. Por el contrario, la contratación indefinida ha caído más de un 32%.

 

Son algunos de los datos que aparecen en el informe realizado por CCOO Castilla-La Mancha sobre la Evolución de la Contratación de 2007 a 2016, recientemente presentado por el secretario general del sindicato, José Luis Gil, y la secretaria general de Políticas de Empleo, Lola Santillana.

 

“Con este documento queremos hacer visible la situación por la que están pasando muchas personas en Castilla-La Mancha, que se ven obligadas a aceptar estos contratos de muy corta duración que esconden jornadas más largas de las pactadas y que son aceptadas porque es la última opción ante la pobreza del mercado laboral castellano-manchego y la otra alternativa que es el desempleo de larga duración”, ha manifestado Lola Santillana.

 

La crisis ha tenido parte de la responsabilidad en el deterioro del mercado laboral, pero José Luis Gil apunta lo que considera la causa fundamental: “La reforma laboral es lo que ha triturada el mercado de trabajo. Nos ha sacado de Europa, ya no somos europeos porque aunque seamos la cuarta economía de Europa tenemos unas condiciones laborales tercermundistas. ¿La solución? Derogar la reforma laboral; las dos, la que hizo el Gobierno socialista y, especialmente, la de 2012 del Gobierno del PP”.

 

Del total de contratos registrados en la región en 2016, un 94,14% fueron temporales, frente al 5,86% indefinidos. Nueva de cada diez contratos realizados han sido temporales.

 

Con la aplicación de la reforma laboral el número de personas con contrato temporal que no encuentran un empleo indefinido ha aumentado más de un 15% (17.800 personas más). También ha habido una subida, de más del 20% del número de personas asalariadas con contratos a jornada parcial.

 

Respecto a la rotación contractual que indica una media de cuantos contratos se han hecho a las personas a lo largo del año, antes de la reforma laboral se hacían 1,95% contratos por persona, en 2016 han sido 2,52. En cuanto a la rotación contractual indefinida, que mide los contratos indefinidos necesarios para generar un empleo indefinido estable a lo largo de un año, en 2007 este indicador estaba en 0,88 frente a 1,09 en 2016.

 

Este estudio, el último elaborado por esta Secretaría de Empleo, que en los últimos años ha elaborado “multitud de prospecciones interesantes y útiles”, puede consultarse en la web de CCOO CLM www.castillalamancha.ccoo.es,