El Hospital de Parapléjicos participa en el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

Hospital Nacional de Parapléjicos

 

Toledo, 30 de mayo de 2020.-El Laboratorio de Neuroinmuno Reparación del Hospital Nacional de Parapléjicos que dirige el doctor Diego Clemente, centro  dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, participa este 30 de mayo en la celebración del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple (#WorldMS), una iniciativa de la Federación Internacional de Esclerosis Múltiple destinada a compartir historias, crear conciencia y hacer campañas con todos los afectados por esta enfermedad desmielinizante del sistema nervioso. El laboratorio de Neuroinmuno Reparación  es el único grupo que trabaja de manera monográfica en Castilla-La Mancha en la búsqueda de herramientas que sirvan para ayudar al neurólogo a tomar las decisiones terapéuticas más acertadas, a través de la búsqueda de biomarcadores de severidad de la enfermedad.

La prevalencia de la Esclerosis Múltiple es de unos cincuenta casos cada cien mil habitantes en las sociedades modernas. Más de 2 millones de personas sufren esta enfermedad en el mundo. Concretamente en torno al 30 por ciento de los ingresos en el Hospital Nacional de Parapléjicos se deben a enfermedades como tumores y enfermedades desmielinizantes, de las cuales destaca la esclerosis múltiple, que representa el 10 por ciento de ingresos globales y el 32 por ciento del total de causas no traumáticas, lo que supone una media de 30 casos al año. El 70 por ciento de los ingresos tiene como origen causas traumáticas, tráfico, accidentes  laborales y accidentes casuales.

El lema de la campaña internacional de este año es «Yo conecto, nosotros conectamos» y el hashtag en redes sociales es #ConexionesEM. Este día es una oportunidad para celebrar redes de apoyo, defender los autocuidados y mejores servicios.

Entre los objetivos que proponen los organizadores se encuentra, por ejemplo, construir comunidades que apoyan y nutren a las personas afectadas por la esclerosis múltiple, promover el autocuidado y la vida saludable, obtener mejores servicios y un tratamiento efectivo para estos pacientes y conectar a las personas afectadas con la investigación.

En este laboratirio, señala el doctor Clemente “también buscamos nuevas terapias basadas en trasplantes celulares, para aquellos pacientes en los que los actuales fármacos no funcionan, así como para las formas progresivas de la enfermedad, que apenas tienen fármacos a día de hoy. Entre ellas, buscamos terapias que reparen la mielina dañada, lo que se denomina remielinización”.

Los investigadores no son ajenos a las necesidades de las personas que padecen la Esclerosis Múltiple, con las que tienen muy buenas conexiones. “Ellos nos apoyan con la donación de fondos para investigar y reclaman, en días como el que hoy se celebra, que se apueste decidida y sostenidamente en el tiempo, por la investigación científica en su enfermedad”. De la mano del colectivo de pacientes, vienen organizando desde hace cinco años un curso de alto nivel científico y docente en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Asimismo, han colaborado en la realización de un documental que se estrenó hace un año en La 2 de RTVE, para visibilizar la importancia de la ciencia para los pacientes, y este año, por primera vez, han abierto las puestas de su laboratorio a diversas asociaciones de pacientes de Esclerosis Múltiple, a los que ofrecieron la posibilidad de asomarse a su día a día en el laboratorio trabajando en su enfermedad.

“Además de participar en cuantos eventos nos reclaman, estamos tratando esta semana de ayudar a aumentar la visibilidad de la Esclerosis Múltiple, a través de la publicación de fotos de los miembros del laboratorio realizando un corazón con las manos (objetivo de la campaña). Tratamos con esto también de decir a las personas que tienen Esclerosis Múltiple que no están solos o solas. Que nosotros estamos trabajando cada día en mejorar su calidad de vida a través de nuestros experimentos en el laboratorio”, apunta el doctor Clemente.

 

EL HOSPITAL Y EL CORONAVIRUS

 

Hasta 80 pacientes afectados de una lesión modular han estado confinados durantes dos meses en sus habitaciones a causa del Covid-19, de ellos 14 afectados por el virus. La primera medida que el Hospital adoptó en cuanto Toledo entró en la 1ª fase de la desescalada fue permitir que pudieran recibir la visita de un familiar aunque con tan solo 15 minutos de tiempo. En esta fase, y dada la necesidad que para su rehabilitación tienen estos pacientes de poder acceder al gimnasio de fisioterapia y a las sala de terapia ocupacional, se abrieron esas salas comunes pero adoptando todas las medidas de prevención necesarias.

 

El Hospital también comenzó a recibir a reabrir las consultas externas para pacientes con citas urgentes. y ha permitido el reingreso de pacientes dados de alta en preadaptación domiciliaria. Como medida de protección a  se les realiza las pruebas de PCR.

 

Tres plantas del Hospital fueron habilitadas desde un principio para ingresos con Covid-19 derivados de otros centros, además de atender  el contagios entre sus pacientes. Plantas que ahora se mantienen en reserva en previsión de que pudiera producirse algún rebrote.