El Gobierno pide a policía y guardia civil que extreme la vigilancia para evitar más botellones

Esta imagen del supuesto macrobotellón del pasado fin de semana en Tomelloso ha circulado por todas las redes sociales. El ayuntamiento investiga si es veraz y reduce la cifra a menos 500 asistentes; muy lejos, en cualquier caso, de las reuniones con un máximo de 10 participantes en la fase 1.

 

1 de junio de 2020.

 

El Gobierno de Castilla La Mancha ha pedido hoy por escrito, a través del Delegado del Gobierno en la comunidad autónoma, que todas las fuerzas de seguridad extremen la vigilancia en todos los municipios de la región para evitar que se repitan botellones o macroencuentros como el celebrado el pasado fin de semana en Tomelloso (36.000 habitantes), precisamente uno de los municipios de la región más castigados por la pandemia.

 

Lo ha anunciado la consejera portavoz, Blanca Fernández, durante una rueda de prensa, en la que se ha mostrado indignada por lo ocurrido. «Condenamos con toda contundencia actuaciones como estas que ponen en serio riesgo la salud pública. No es tolerable. No puede ser que después del esfuerzo ciudadano, del esfuerzo de todos los profesionales sanitarios volvamos a tener rebrotes por estas cosas. Vamos a estar muy atentos en este municipio porque ya saben que el periodo de incubación es de hasta 14 días. Yo pido a los chavales que piensen en sus familiares, a los que pueden poner en riesgo, que piensen en  las personas que han muerto durante esta pandemia».

 

La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, ha prohibido por decreto desde hoy la venta de alcohol entre las 10 de la noche y las 7 de la mañana en el municipio, con la advertencia de que cerrarán aquellos establecimientos que incumplan la norma municipal. Lo ha hecho tras reunirse con la guardia civil y la policía local para analizar la situación y la veracidad de las supuestas fotos del botellón que han circulado por las redes y que indignaron a los vecinos. Fuentes municipales rebajan a menos de 500 los participantes, frente a los 3.000 de los que se hablaba en esas redes y que recogieron algunos medios de comunicación.