El Gobierno de Castilla-La Mancha tilda de “disparate” la política hidrológica del Gobierno central

Trasvase Tajo-Segura.

 

La nueva autorización que el ministerio de Agricultura ha dado para trasvasar este mes de marzo 20 hm3 de agua de la cabecera del Tajo al Segura ha crispado aún más las relaciones entre el Gobierno regional y el nacional, además de haber causado una oleada de rechazo en Castilla-La Mancha.

 

El vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha calificado de “verdadero disparate la política hidráulica del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente, en lo que se refiere a las acciones llevadas a cabo en la cabecera del Tajo. El Ministerio no es que esté trasvasando el agua que hay en los embalses, es que está trasvasando las previsiones de lluvia”, ha afirmado en referencia al último trasvase.

 

Éste es el tercer trasvase de 20 hectómetros cúbicos aprobado este año por el Ministerio de Agricultura, a pesar de que los pantanos cedentes, Entrepeñas y Buendía, se encuentran en situación hidrológica excepcional, razón por la cual es preciso para proceder a la realización del trasvase la autorización del Ministerio (el martes 14 de marzo se hacía pública en el Boletín Oficial del Estado).

 

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha contado que el Ejecutivo regional fue informado del nuevo trasvase a través de un correo electrónico. “El correo, firmado por la presidenta de la Junta Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura y directora estatal del Agua, Liana Ardiles, advierte además que se procederá a ‘revisar a principios del mes de abril la evolución de la coyuntura hidrológica a fin de elaborar propuesta de trasvase para dicho mes’, lo que presupone de facto que en abril se volverán a derivar otros 20 hectómetros cúbicos. Se están poniendo la venda”, ha advertido De la Cruz, quien considera que la situación este año prevé una primavera y un verano “mucho peores” para los pantanos de cabecera que durante el año 2016.

Las reservas a día de hoy de los pantanos de cabecera apenas rebasan el 18 por ciento de su capacidad total. Entrepeñas acumula 177 de los 835 hectómetros cúbicos que puede albergar mientras Buendía suma 269 de los 1.639 hectómetros que componen su capacidad total. El sistema apenas ha recargado 4 hectómetros durante la última semana, lo que traducido a cifras mensuales supone una capacidad de recarga inferior a los trasvases que aprobó el Ministerio tanto durante febrero como ahora en marzo.

Según ha indicado Elena de la Cruz, “en la situación actual no se están superando los 18 hectómetros cúbicos de recarga mensual, dos menos de lo que se va a derivar durante los dos últimos meses”.

 

El ayuntamiento de Toledo también ha mostrado su firme rechazo a este nuevo trasvase de agua, recordando la maltrecha situación que padece el río Tajo a su paso por la ciudad (problema que comparte Talavera de la Reina).

 

LA MUERTE EN DIRECTO DEL RÍO TAJO