El Gobierno de Castilla-La Mancha denuncia ante los tribunales un trasvase encubierto

Los pantanos de la cabecera del Tajo apenas mantienen una reserva de agua del 13% de su capacidad total. Foto: José Antonio Munuera.

 

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que pondrá un recurso en los tribunales contra una compra de cesión de derechos de diez hectómetros cúbicos de agua por parte de regantes de Murcia y Valencia a la Comunidad de Regantes de Estremera, en Madrid. Así lo ha informado el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, que asegura que se trata de una compra  “ilegal, ya que no se ha cumplido el trámite de audiencia, tal y como refleja la sentencia 1843/2016 del Tribunal Supremo de 19 de julio de 2016 que reconoce a Castilla-La Mancha como ‘parte interesada y con derecho para alegar y presentar documentación’, un trámite incumplido que “puede suponer una causa de anulación de este acuerdo”.

 
Hernando considera esta operación de cesión de derechos de agua un “trasvase encubierto” desde la cabecera del Tajo -que ya está exhausta, con apenas un 13% de reservas de agua- a la huerta levantina. “No hay tubería de Estremera a Murcia, la tubería pre-democrática que hay va desde los embalses al Levante, y por lo tanto este agua es expoliada directamente desde Entrepeñas y Buendía”, ha denunciado Hernando, que ha recordado que este “trasvase encubierto” se produce además en un contexto en el que el Gobierno Central ha anunciado que no autorizará más trasvases “convencionales” hasta que no se recuperen los pantanos de cabecera.

 
En palabras del portavoz, esta reventa de derechos de agua es una “práctica especulativa que supone extraer de los embalses de cabecera del río Tajo lo poco que queda, el agua que a raíz de este acuerdo jamás fluirá desde Entrepeñas río abajo hasta Estremera con el daño económico y medioambiental que eso supone”, todo ello mientras el Ejecutivo central ha rechazado autorizar un decreto de sequía para los ríos que atraviesan la región, como el Guadiana y el Tajo.

 
En este sentido, Hernando ha recordado que el Gobierno central aprobó hace dos semanas una serie de medidas para otras zonas de España en materia de sequía como la exención del canon del Trasvase Tajo-Segura durante todo 2017 y 2018. “Ni agua ni compensación, ni derecho ni dignidad. Esta situación no es tolerable y este Gobierno seguirá reivindicando la igualdad de oportunidades para todas las personas en todos los territorios”, ha concluido.