El fallecimiento del diputado de Cs, Antonio López, abre una incógnita en la Diputación de Toledo

 

Antonio López Martín, concejal de Illescas por Ciudadanos y diputado provincial, ha fallecido la madrugada del jueves en el hospital Virgen de la Salud de Toledo. Llevaba meses luchando contra un cáncer al que creía poder ganar “He ganado muchas batallas, se que esta es la más difícil de toda mi vida y creo que la ganaré también”, decía a esta revista en una entrevista aparecida en el número de marzo de este año.

 

Era un optimista y un luchador. Pieza clave en la formación de Ciudadanos en la región, partido del que fue su primer Coordinador regional. Antes había sido el alma de la Unión de Ciudadanos Independientes (UCIN) que aunó muchas listas de candidaturas independientes en ayuntamientos de la provincia y que sirvió de base para organizar Ciudadanos.

 

Su decisión de no apoyar al anterior presidente del PP de la diputación de Toledo, Arturo García Tizón, para renovar en el cargo, a pesar de que este partido había sido el más votado, le granjeo grandes problemas y muy duras críticas de los populares y de la prensa y periodistas más afín a estos. Por entonces sufrió una denuncia por acoso de una antigua empleada del partido; pero los jueces fallaron a favor de Antonio López.

 

A pesar de la enfermedad y cuando los intervalos en las sesiones de quimioterapia se lo permitían, continuaba con su trabajo tanto en el ayuntamiento de Illescas como en la diputación de Toledo. Ya había abandonado las funciones de Coordinador regional, a raíz de las últimas elecciones generales y mantenía serias discrepancias con la actual dirección del partido en Castilla-La Mancha. Tampoco le gustó que en el último congreso nacional Ciudadanos abandonara el carácter socialdemócrata a favor del liberalismo, aunque se mostró dispuesto a aceptarlo “Se tiene que seguir las directrices que marca el partido y lo que ha marcado ha sido eso y hay que aceptarlo, independientemente de que a unos nos guste más o menos”, declaraba el pasado marzo sobre este asunto a la revista AQUÍ.

 

Con la desaparición de Antonio López se abre una incógnita política en la Diputación de Toledo ya que el voto de Ciudadanos es imprescindible para que el socialista Álvaro Gutiérrez presida esta institución. Sin duda el PP, que a nivel nacional está gobernando con el apoyo de Ciudadanos en los asuntos claves volverá a reclamar que gobierne la lista más votada. Se argumentará también que ya Arturo García Tizón no puede ser el problema puesto que dimitió como diputado provincial.

 

Antonio López será enterrado este jueves en Almonacid de Toledo. Precisamente en esta localidad vivió hace pocas semanas una de sus últimas alegrías políticas cuando asistió al nombramiento del concejal de Ciudadanos Pedro Vargas como alcalde de la localidad. Sustituia a Víctor Portugués de Izquierda Unida. Estos dos partidos y el PSOE acordaron a principio de legislatura unir sus votos y que IU ocupase la alcaldía los dos primeros años y Ciudadanos los dos últimos y que el PSOE apoyase con una tenencia de alcaldía. Evitaban con ello el gobierno del PP que había sido el más votado.

 

A pesar de que ese día no se encontraba físicamente muy bien, López junto a Miguel Millán, fueron lo únicos representantes de Ciudadanos que asistieron al acto. El diputado fallecido se sintió molesto de que no hubiera nadie de la dirección del partido.

ANTONIO LÓPEZ MARTÍNEZ,”EN MI CABEZA NO ESTÁ VOLVER A DIRIGIR NADA”

 

Antonio López, Delegado territorial de Ciudadanos: “LA DIPUTACIÓN DE TOLEDO NO CORRE RIESGO DE CAMBIO DESPUÉS DE LAS ELECCIONES GENERALES”

 

ARCHIVADA LA DENUNCIA POR ACOSO LABORAL Y SEXUAL CONTRA ANTONIO LÓPEZ