EL EXPERIMENTO PODEMOS SE DEHACE

 

Las elecciones autonómicas y municipales amenazan con haberse llevado por delante a Podemos, desde luego lo han hecho del parlamento regional y también a sus dirigentes regionales que han presentado la dimisión de sus cargos del partido.

 

No lo hicieron de sus puestos en el gobierno regional como ya se encargó de recordarlo el presidente García Page, en una muestra más del malestar con este partido que en un principio le dio el gobierno, después le hizo tambalear cuando votó en contra de unos presupuestos que previamente habían negociado con ellos, que metió en el Gobierno con una vicepresidencia y una consejería sin gestión alguna para poder sacarlos adelante y estabilizar la acción de gobierno y con el que, finalmente, ha tenido un fuerte desencuentro en la campaña electoral por la utilización que Unidas Podemos hizo de la imagen del propio García Page para pedir el voto de los socialistas. Una campaña que echó por tierra la Junta Electoral ante la denuncia del PSOE. Insistió en el error Unidas Podemos cambiando la foto de García Page por su silueta; pero ahí ya no hubo denuncia. Ni con los resultados electorales encima de la mesa el secretario regional de Podemos, José García Molina, cambió de opinión y calificó la campaña de su partido como la mejor y más imaginativa.

 

En el PSOE consideran que esa campaña hizo perder muchos votos a Unidas Podemos, otros como David Llorente y el coordinador de IU, Juan Ramón Crespo, ponen el acento también en el planteamiento de priorizar a los castellano-manchegos para ocupar los trabajos públicos, algo que fue criticado también por los sindicatos calificándola de xenófoba e inconstitucional, y García Molina opina que algo que les ha hecho mucho daño electoralmente ha sido la oposición de Podemos a que se acepten las donaciones millonarias que en materia de salud ha hecho el empresario Amancio Ortega.

 

Por delante se ha llevado también a tenor de las declaraciones del coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, la confluencia de ambas formaciones. Las autonómicas correspondían en el acuerdo a Podemos, dijo Crespo, pero Unidas Podemos no respetó lo acordado, según el coordinador de IU quien aseguró que así se lo había hecho saber a García Molina por teléfono la última vez que habló con él. Fue rotundo al señalar que “la confluencia ha sido mala” y aseguró que ellos están abiertos a las confluencias “pero no con Podemos. Creemos en la unidad a la izquierda del PSOE y vamos a apostar por la confluencia; pero con otros actores”. Crespo se desmarcó de la campaña contra Page diciendo que “era irracional atacar al presidente mientras era su vicepresidente, lo que ha fomentado el voto útil al PSOE por la confusión generada”. Criticó que García Molina y el consejo de dirección dimitiera “antes de dar explicaciones al Consejo Ciudadano y a sus militantes porque deja huérfanos a sus adscritos y no les deja la posibilidad de analizar”. Hay que señalar que el Comité de Coordinación del que todos sus miembros dimiten de sus cargos y solicitan a Pablo Echenique que nombre una gestora (ahora es de suponer que la carta se traslade a Alberto Rodríguez ) «que asuma las funciones de dicho órgano”, fue nombrado por José García Molina, mientras que el Consejo Ciudadano fue elegido por la militancia, y en este no todos los consejeros han presentado la dimisión, se quedan precisamente los críticos.

 

Es un escrito trampa el que dirigen a Echenique para que sea éste el que disuelva el Consejo Ciudadano. Un órgano que correspondía al propio García Molina y a la Secretaria de Organización, y vicepresidenta de las Cortes regionales, María Díaz, facilitar su funcionamiento. Sin embargo, y según la propia página web de Podemos Castilla-La Mancha, obligada a publicar las actas de las reuniones, o no se han reunido desde el 15 de abril de 2018 o han omitido informar de posibles acuerdos. El último acta publicada recoge curiosamente el momento en que el miembro del Consejo Ciudadano, Fernando Barredo, fue suspendido de militancia durante 8 meses, acuerdo que fue anulado en los juzgados. En ese acta, y no menos curioso que sea la última, se da cuenta por parte de María Díaz de una carta que, aseguraba “le llegó por correo electrónico la noche anterior, firmada por un grupo de trabajadoras, en la que exponen una situación problemática en el ámbito laboral y solicitando se tomen las medidas oportunas por parte de este órgano”. Posteriormente la carta, en el que no todas las firmantes eran mujeres, fue debidamente filtrada y en ella se acusaba al parlamentario David Llorente de acoso a una trabajadora. Asunto que Llorente también llevó a los juzgados por difamación y que sigue adelante. Fue un punto de no retorno en las relaciones en el grupo parlamentario de Podemos.

 

Precisamente David Llorente en un duro escrito a los medios de comunicación en el que hacía responsable al “molinismo” de los malos resultados electorales, criticaba nuevamente que se hubiera entrado en el Gobierno y sobre la campaña electoral ponía el acento sobre la fotografía que se utilizó de García Molina “campaña que exhibía en su portada a José García Molina en solitario en medio de la estepa castellana subido a una lujosa moto de gran cilindrada en cuyo espejo retrovisor aparecía reflejada su cara con la mirada perdida en el horizonte, una fiel plasmación gráfica de la ética y estética del ‘molinismo’ y de su concepción de la política y del partido. De la multitud indignada en las plazas al líder visionario en el páramo. Mientras tanto, en la campaña sobre el terreno cundía la desorganización”. Más adelante en el escrito decía que “difícilmente puede realizarse una campaña creíble y sólida cuando durante toda una legislatura no solo se ha seguido una trayectoria política errática y con fuertes bandazos, sino que además se ha llevado a cabo un desmantelamiento metódico y completo de toda la organización”. Solicitaba Llorente también de la nueva dirección que se forme una auditoría de las cuentas ante, escribía “la rotunda negativa de José García Molina a mostrar la contabilidad completa que se le ha reclamado reiteradamente desde el Consejo Ciudadano Autonómico”. Y terminaba la carta con especial dureza señalando “El final indigno y patético del ‘molinismo’ ha estado verdaderamente a la altura de toda su gestión. Aunque José García Molina ha dimitido de su cargo como Secretario General de Podemos, ha seguido aferrándose a su cargo de Vicepresidente Segundo de García-Page y cobrando del Gobierno regional. En cualquier caso, asumir responsabilidades no consiste solamente en dimitir de cargos, sino también y sobre todo en admitir errores y rendir cuentas de una gestión. Pero el Vicepresidente Segundo de García-Page ni siquiera ha tenido la decencia de convocar al Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos para dar la cara, analizar los resultados y ofrecer un balance colectivo al electorado y la militancia, lo que habría mostrado un mínimo de respeto por toda la gente que ha participado en la campaña y por la organización de la que ha sido Secretario General. Simplemente ha huido en su moto dejando tras de sí un rastro de nada más que humo y tierra quemada. Tanta paz lleve como descanso deja”.

 

Días después de formularse las acusaciones tanto del Coordinador de IU como de David Llorente no había contestación alguna ni por García Molina ni por ninguno de los miembros de su equipo. Ahora los que lleguen nuevos tendrán que ver como pagar los 25000 euros de anticipo electoral que solicitaron y que dados los resultados obtenidos no serán fácil de abonar. El tribunal de Cuentas les fiscalizará, aunque no hayan obtenido representación, precisamente por haber solicitado ese anticipo. Es de señalar que los dirigentes de Podemos, García Molina y María Díaz, no presentaron la declaración de bienes, rentas y actividades a lo que estaban obligados. No es, sin embargo,el nombramiento de una dirección provisional de Podemos en la región algo que esté en la agenda del partido como prioritario, inmerso como está en cuestiones más graves, después de todo ahora mismo es una formación residual la de Castilla-La Mancha. Quizá por ello el propio Echenique señaló que no había un plazo fijado para hacerlo y que “no lo estamos debatiendo en estos momentos”

    

Francisco José Gómez Herruz

Latest posts by Francisco José Gómez Herruz (see all)