El efecto ‘coronavirus’ en las empresas

Llevamos meses hablando del coronavirus, su alta infección y los riesgos que supone para la salud. Asistiendo como espectadores a una película de miedo de la que no sabemos el final pero que, hasta hace unas semanas, estaba tan lejos de nuestro país como para tomar conciencia real del peligro.

 

Sin embargo, en una economía global como en la actual, en la que son muchas las empresas de todos los continentes que tienen proveedores o clientes en China, las probabilidades de que el virus se extendiera por otros países, como finalmente está sucediendo, eran muy elevadas. Pero más allá del virus y su casuística, de la que diariamente se aportan nuevos datos, esta epidemia está causando una serie de cambios que afectarán a la economía y al comercio internacional de España, y por ende de Castilla La Mancha, en los próximos años.

 

No nos referimos a la desaceleración económica brusca a corto plazo, ya que lo normal es que resulte circunstancial y remita tan pronto como lo haga el virus. Tampoco por el descenso en el número de viajes internacionales, en su mayoría de turismo, eventos deportivos, culturales y religiosos, ferias profesionales, congresos y otras actividades comerciales. En este caso, si bien el impacto será mayor, ya que algunas de estas citas son anuales o bienales, tendrá un efecto beneficioso debido a la reducción de emisiones contaminantes.

 

 

El principal efecto derivado del miedo al contagio, cuarentenas y otros aislamientos incluidos, va a ser la aceleración de una tendencia emergente en los últimos años: La relación a distancia a través de medios electrónicos. Es cierto que ya podemos comprar en las plataformas on-line gracias a grandes compañías distribuidoras, formarnos con la modalidad e-learning, relacionarnos por medio de las redes sociales, ver películas descargadas de internet o recibir diagnósticos a través de plataformas de teleasistencia.

 

El miedo al contagio está acelerando las relaciones a distancia a través de medios electrónicos y las empresas necesitan ya una estrategia on-line. La duda es si las empresas de Castilla-La Mancha están adaptadas a esta nueva realidad

 

Sin embargo, salvo en el caso de las redes sociales, todavía no son las fórmulas más utilizadas hoy en día. El miedo al contagio puede cambiar todo esto en breve y no sólo en nuestro país, sino en todo el Mundo. De hecho, en China la cuarentena ha llevado a varios centros educativos a poner en marcha sistemas de tele formación, ante la imposibilidad de que sus alumnos puedan asistir a clase.

 

Por tanto, en los próximos meses seguramente veamos un aumento del comercio y la actividad de promoción internacional a través del medio electrónico. La duda que surge es si las empresas de Castilla La Mancha están adaptadas a esa nueva realidad a distancia que se nos viene encima tan rápido como el virus. ¿Tienen una estrategia on-line para dar a conocer o promover sus productos en mercados internacionales a través de medios electrónicos? ¿Disponen de una web en diferentes idiomas? ¿Utilizan las redes sociales para relacionarse con clientes, proveedores o usuarios? ¿Disponen de contenido digital que potencie su mensaje comercial y fidelice a clientes y consumidores de diferentes países?

 

Es cierto que el gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Plan Adelante Empresas, y organizaciones como Cámaras de Comercio o federaciones empresariales, están realizando un esfuerzo permanente tanto en formación como en asesoramiento de las pequeñas empresas y cooperativas para su adaptación al medio digital. De hecho, existen programas específicos para el desarrollo internacional de empresas de la región a través del canal on-line como el Xpande Digital. Pero no es menos cierto que a la mayoría de las pequeñas empresas de la región les queda un camino por recorrer hasta estar listas para adaptarse a esta nueva realidad.

 

No somos los únicos que debemos emprender este camino. Empresas de otros países también deben adaptarse a esta nueva realidad. Sin embargo, el proceso va a suponer tiempo y esfuerzo para todos y lo más probable es que aquellas empresas que estén mejor posicionadas o se tomen este reto en serio sean las que obtengan mejores resultados. Sean del país que sean.

 

Seguir leyendo… »