EL DEVASTADOR INCENDIO QUE TODOS TEMÍAN

Desde hace más de una década vecinos, ecologistas, guardia civil, autoridades locales y regionales y hasta los tribunales llevaban alertando del riesgo que entrañaba un incendio en el almacén de ruedas ilegal más grande de Europa. Y nadie fue capaz de evitarlo. Solo 4 días después de que se alcanzara el primer acuerdo serio entre administraciones públicas para sacar de allí las 90.000 toneladas de neumáticos, se desató el temido fuego. Esta es la historia del descomunal vertedero.

A escasos metros del almacén se levantó el Quiñón.

A escasos metros del almacén se levantó el Quiñón.

 

Por esas decenas de advertencias reiteradas durante años, en la mañana del viernes 13 de mayo, unas horas después de que los millones de ruedas comenzarán a arder y una gigantesca y densa nube negra cruzara todo Seseña amenazando con engullirlo todo, la desolación, rabia e impotencia se habían apoderado del pueblo. “¿Has visto?”, le decía un vecino a un joven conocido que se bajaba de una furgoneta. “No es una sorpresa. Todos sabíamos lo que iba a pasar”, le contestó el chico cabizbajo.

 

Seguir leyendo...