EL CORONAVIRUS PONE EN CUARENTENA DECENAS DE MILES EMPLEOS EN CASTILLA-LA MANCHA

El 11 de marzo el mercado laboral también entró en cuarentena. Los datos del paro cifran en 12.271 el incremento de desempleados en el último mes, pero apenas es un reflejo de la situación real.

La industria alimentaria es una de las pocas que puede mantener la actividad durante el estado de alarma.

 

Marzo amaneció bien para el empleo. Con la primavera en puertas y la inminente llegada de la Semana Santa -la temporada alta turística en Castilla-La Mancha, en general, y en Toledo en particular- las empresas empezaban a animar la contratación, como se fue observando en las afiliaciones a la Seguridad Social. Hasta el 11 de marzo, el día en el que las medidas de confinamiento y cese de actividad obligadas por el estado de alarma para hacer frente a la pandemia del coronavirus arrastró al mercado laboral a la hibernación.

 

Entre el 11  y el 31 de marzo, la afiliación a la Seguridad Social en Castilla-La Mancha pasó de tener 707.215 cotizantes a 672.516. En apenas 20 días se perdieron 34.699 cotizantes en la región, aunque el saldo total del mes es de 10.730 afiliados menos, según la información del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En la provincia de Toledo se han perdido 11.020 cotizantes en estos 20 días, pasando de 231.424 a 220.404.

 

 

Los datos oficiales de paro en Castilla-La Mancha, los del ministerio de Trabajo, cuentan 188.012 desempleados en la región, 12.271 más que en febrero y 16.139 más si se compara con el dato de paro de marzo de 2019. Todas las actividades de la economía han perdido empleos, pero especialmente las del sector servicios (con el cierre de comercios y hostelería, entre otras muchas actividades) y construcción.

 

Entre las contrataciones realizadas para atender la crisis del coronavirus destacan las de cerca de 3.000 profesionales sanitarios para reforzar la sanidad pública de Castilla-La Mancha.

 

Sin embargo, son muchos más los trabajadores que han visto sus empleos congelados. Al menos 68.000 están directamente afectados por los miles de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) presentados hasta el 1 de abril en Castilla-La Mancha.

 

«DATOS DE PARO QUE SALVAN VIDAS»

La destrucción de empleo se veía venir. Es el coste laboral de una situación inesperada y sobrevenida de alcance mundial. En este contexto, es destacable el análisis de las cifras de desempleo que hace la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO Castilla-La Mancha, M.ª Ángeles Castellanos: «Los 12.271 desempleados más que hace un mes representan a miles de trabajadoras y trabajadores de Castilla-La Mancha de sectores muy diversos que hoy están en desempleo para que miles de personas no enfermen, para que miles de personas no mueran. Queremos reconocer el esfuerzo que  están haciendo estas miles de personas, porque, aunque vivimos una situación difícil, que hoy estén en sus casas está salvando vidas«.

 

El impacto sobre los distintos sectores de nuestra economía es éste: 15.252 trabajadores desempleados en la agricultura, 694 más que hace un mes; 18.278 en la industria, 1.345 más que en febrero; 17.034 en la construcción, un aumento de 4.449; 124.168 en servicios, 5.773 más que un mes antes; y 13.280 en el colectivo sin empleo anterior, prácticamente igual que un mes atrás.

 

Anecdóticamente, la crisis del coronavirus está impactando más en el colectivo masculino, que ve incrementada la cifra de paro más de un 12%, hasta alcanzar a 73.459  hombres en Castilla-La Mancha; mientras que entre las mujeres el paro ha subido un 2,90% , afectando a un total de 114.553 (sigue habiendo una enorme brecha laboral). Este diferente impacto del coronavirus sobre el empleo según el género tiene que ver, según el análisis de Castellanos, «con el hecho de que los sectores que mantienen su actividad, muchos de ellos vinculados a los cuidados, son sectores muy feminizados».

 

Sanitarios de Castilla-La Mancha. Foto: SESCAM.

 

También es un sector muy feminizado el socio-sanitario, el único que ha visto incrementada notablemente su cifra de contratación durante marzo.

El pasado mes se firmaron en Castilla-La Mancha 45.564 contratos de trabajo, 14.447  menos que en febrero. Al menos  2.295 profesionales sanitarios han sido contratados en la región como refuerzo de la plantilla del Servicio de Salud  desde el inicio de la pandemia por coronavirus.

 

LA PATRONAL ELEVA A 100.000 LOS PARADOS QUE SUMARÁ LA REGIÓN

La Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, CECAM, cree que los 12.271 desempleados más que reflejan los datos del paro en la región se quedan muy cortos y hace una previsión tenebrosa a corto plazo. «Los datos de paro conocidos hoy tan solo reflejan el arranque del proceso de crisis generada por la paralización de actividades económicas impuesta por el Gobierno tras el estado de alarma. Dicha paralización, unida a la falta de medidas fiscales y de compensación económica a las empresas que han sido cerradas o cuya actividad ha caído dramáticamente como consecuencia de las medidas impuestas, va a traer como consecuencia un crecimiento alarmante del número de desempleados en el país y en nuestra región. Estimamos en 100.000 el número de desempleados que en las próximas semanas irán engrosando los datos del paro, incluyendo dentro de esta cifra los datos de las personas que reciben prestaciones por suspensiones de contrato en la región (los cuales, a pesar de estar en casa y cobrando prestación, el Estado no contabiliza como desempleados), y tememos que como resultado de esta crisis, en los próximos meses pueda llegar a duplicarse la actual cifra de desempleados si el Gobierno estatal no cambia drásticamente el rumbo y no se adoptan medidas fiscales y económicas contundentes que ayuden a  la supervivencia de las empresas».

 

LOS AUTÓNOMOS NO SE CREEN QUE SÓLO 600 HAYAN CESADO SU ACTIVIDAD

 

«Los datos de afiliación publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social reflejan una caída en el número medio de afiliados autónomos al RETA de 601 trabajadores por cuenta propia en el mes de marzo con respecto al mes de febrero, fijándose una cifra media de 148.153 afiliados en Castilla-La Mancha. Esta cifra no se ajusta a la realidad ya que son medias de afiliación y las afiliaciones de la primera parte del mes habrán amortiguado la caída producida en la segunda parte de marzo, desde la declaración del estado de alarma, advierte Ángel López, presidente de CEAT Castilla-La Mancha. Muchos de los autónomos que han cesado en su actividad han tenido que cumplir el requisito de permanecer en alta y estar al corriente de sus pagos en Seguridad Social, para poder acceder a la prestación del cese de actividad. Por otro lado, ante la incertidumbre sobre si esta prestación se podrá hacer efectiva en muchos casos, debido a lo complejo para acreditar caídas del 75% de ingresos, entre otras causas, muchos autónomos han decidido permanecer en situación de alta en el RETA».

 

El impacto en el empleo autónomo por provincias: los descensos más acusados en las cifras de afiliación media al RETA se dan en las provincias de Toledo y Ciudad Real, con una pérdida de 237 y 159 autónomos menos respectivamente en relación con el mes de febrero. Por su parte, Guadalajara, Cuenca y Albacete registran una caída de 75, 69 y 60 autónomos.

 

Por sectores, destacan los descensos en el sector de Comercio y reparación de vehículos, con 193 autónomos afiliados menos de media y Hostelería que perdió en marzo 118 autónomos de media, respecto al mes anterior.

 

Ángel López estima que «las medidas adoptadas hasta el momento dirigidas a los autónomos resultan insuficientes y no responden a la necesidad de reducir los costes empresariales que no cesan durante esta crisis sanitaria. Por este motivo, CEAT lamenta que estas cifras puedan ir a peor en las próximas semanas o meses y sean la antesala de una situación mucho más adversa para los autónomos en lo que resta de año».

 

Seguir leyendo… »