EL CASO DE LA AGRESIÓN A FERNANDO BARREDO SE REAVIVA

En la imagen de archivo, presentación de la corriente Imagina Podemos en Toledo. A la derecha el “investigado” Guillermo Pérez-Reyes, a la izquierda Heidi Hedving y en el centro Fernando Barredo.

 

Las declaraciones del secretario de Podemos Castilla-La Mancha y vicepresidente segundo del gobierno, José García Molina, sobre la suspensión de Fernando Barredo como miembro del Consejo Ciudadano regional en el sentido de que: “hay una investigación policial en marcha, hasta que no tengamos los resultados de la investigación policial no se puede tomar una decisión”, ha vuelto a traer a la actualidad la agresión sufrida en su casa por el artista Fernando Barredo y por la que están siendo investigados, como se denomina ahora a lo que antes eran imputados, otros dos miembros de Podemos que no han sufrido sanción alguna por parte del partido.

 

Es la agresión la única investigación policial y judicial en marcha y Fernando Barredo la víctima. Esta revista ha tenido acceso a las diligencias previas que llevó a cabo la policía y que originaron la petición al juez de intervenir el teléfono de uno de los investigados, el abogado Guillermo Alfonso Pérez-Reyes y las conversaciones que mantuvo, entre otros, con el empresario de Villacañas, Manuel Vázquez Jaén, y al que en un momento el atestado de la policía llega a señalar como evidente que: “Guillermo transmite en todo momento a Manuel cada paso que se está desarrollando para tratar de conseguir información a cerca de la denuncia que nos ocupa. Cabe resaltar las palabras de Guillermo en las que manifiesta ‘Fácil no se lo vamos a poner’, haciendo ver que están juntos en esto”.

 

Según la policía refleja en sus diligencias, como conclusión de una serie de llamadas telefónicas: “no cabe la menor duda de que Guillermo trabaja para Manuel y que este (Manuel) le ha dado trabajo a Alonso, tal y como se apuntaba escuchando conversaciones precedentes, y que el motivo de haberle dado un trabajo después de que Fernando hubiese sufrido la agresión denunciada no es otro que compensarle por lo que había hecho”.

 

Manuel es marido, en trámite de divorcio, de la también miembro de Podemos, Hedvig Vázquez Jaén, quien se encontraba con Fernando Barredo en el momento de la agresión, saliendo en su defensa con una maza de escultor, lo que probablemente evitó males mayores. A pesar de la referencia citada de la instrucción en otro momento del atestado, la policía señala que Manuel no ha podido ser encontrado para tomarle declaración y no aparece como investigado en la causa de la agresión.

 

A continuación publicamos el relato de los hechos según la instrucción realizada por la policía y que dio pie a la solicitud, aceptada por el juez, de intervenir el teléfono de Guillermo Alfonso Pérez Reyes, quien junto a su hijo, también llamado Guillermo, al que se le considera el autor material de la agresión, figuran como investigados en la causa.