Dulce condena

La banda Dulce Condena al completo

La banda Dulce Condena.

“Buenas noches, bienvenidos, hijos del rock and roll! ¡Los saludan los aliados de la noche! Bienvenidos al concierto, gracias por estar aquí, vuestro impulso nos hará seres eléctricos…” Con el mítico Bienvenidos de Miguel Ríos, del año 1982, comienza sus conciertos un grupo de rock toledano que se creó en torno a una pasión común; el rock de los años 80 y 90 en general y el grupo Los Rodríguez en particular.

 

Juan Antonio Rubio (guitarra), Piero Ballesteros (bajista), Leo Reyes (voz), Dani Díaz (batería) y Pepe Doncel (teclista) son los cinco componentes de este grupo. Cuentan con una amplia carrera musical a sus espaldas y se muestran convencidos de que su pasión por la música ha supuesto en sus vidas una Dulce Condena.

Seguir leyendo...

 

Así se llaman por este motivo y como reconocimiento a una de las canciones insignia de Los Rodríguez. Todas las semanas se reúnen en un pequeño local de ensayo para dar forma a cada una de las canciones que formarán parte de sus conciertos, diferentes en función de lo que les pidan y de los lugares en los que toquen. Tienen dos espectáculos; un show homenaje al rock de los años 80-90 y otro tributo a Los Rodríguez.

 

AQUÍ: ¿Cómo surgió la idea de poner en marcha el grupo?

LEO: Nos conocimos en el año 2014 en un proyecto de una orquesta de la que algunos (Juan, Dani, Piero y yo) formábamos parte. Un empresario de la zona nos hizo la propuesta de montar este grupo y ahí se forjó lo que hoy es Dulce Condena. Decidimos, cada uno por un motivo particular, salir de la orquesta y montar un proyecto que nos hacía ilusión. Hoy en día hemos conseguido tener un grupo con una identidad propia.

 

AQUÍ: ¿Por qué dos espectáculos? ¿Cuál funciona mejor?

DANI: Organizamos uno u otro dependiendo de los que nos pidan. La idea original era hacer un grupo de canciones de Los Rodríguez, pero como ya teníamos repertorio de la orquesta de la que veníamos, lo integramos. Empezamos con Los Rodríguez porque nos gustaba mucho este grupo y no había bandas que hicieran versiones de ellos por la zona. Después incluimos temas clásicos de rock, de los años 80-90, que puede conocer más gente.

 

AQUÍ: ¿Por qué el rock de los 80-90? ¿Vuestro público tiene un perfil definido?

LEO: El perfil es 30-40-50 años… mi hija, que tiene 20 años, viene a vernos y también se divierte. Está enfocado a los clásicos del rock, los más conocidos. Vamos a lo seguro, a lo que sabemos que gusta. Con Los Rodríguez pasa lo mismo. Es una banda que se escucha y que gusta sin importar la edad. Nuestro objetivo es que la gente se divierta. Es lo que intentamos todos los días. En realidad es un show muy agradecido.

PIERO: Quizás los conciertos acústicos que damos están enfocados para un público más mayor y los de versiones sean más rockeros, para tocar con gente joven, en la fiesta de un pueblo…El de versiones quizás que busca otras cosas…

 

AQUÍ: ¿Versionáis las canciones o las interpretáis de manera fiel?

LEO: Nos gusta darle nuestro toque. Juan es el arreglista y tratamos de darle una forma nueva.

JUAN: No queremos copiar la canción sino imprimirle nuestra manera de tocar. Ahí se juntan las influencias y sale de dónde venimos cada uno; Dani (batería) estuvo en grupos de música heavy, Piero (voz) mete incluso cosas de tango… La gente conoce los temas, pero no le suenan igual. Eso es lo que buscamos.

 

AQUÍ: ¿Y cómo se toma el público esos arreglos? Modificar canciones tan señeras puede no ser del gusto de todos…

JUAN: En realidad la gente se fija más en la canción que en el detalle. Algunos sí notan los arreglos y nos lo hacen saber, pero siempre en positivo. La esencia de la canción es que la gente se queda con la letra y lo pase bien en los conciertos. Nos valemos de nuestra experiencia de orquesta. A veces hemos tenido que tirar de repertorio que no tiene que ver con este tipo de música. La experiencia es ese grado más que otros grupos no tienen y se deben ceñir al repertorio.

DANI: El público pide mucha rumba. En casi todos los conciertos, si tocas una rumba la gente sale contenta.

LEO: Si lo cierras con rumba, ¡triunfaste!

 

AQUÍ: ¿Con qué canción empezáis?

JUAN: Bienvenidos, de Miguel Ríos o Santa Lucía si el concierto es acústico. Temas superconocidos y marcha para enganchar.

 

AQUÍ: En estos casi tres años que lleváis con el grupo, ¿cuántos conciertos habréis dado?

PIERO: Han sido muchos. Un número no podría decir. Hemos tocado en Toledo y también en otras provincias; Ávila, Zamora, Palencia, Badajoz, Cáceres… Vamos donde haga falta. Mientras nos llamen y todo se preste, ahí vamos.

JUAN: La temporada alta es en verano. Ahora tocamos en salas pequeñas que demandan más acústico para amenizaciones. Hemos hecho de todo; conciertos en pueblos, concentraciones de moteros, eventos privados, bodas…

LEO: El resultado es bueno, pero no siempre es el mismo. Depende del día. Hemos estado en shows muy buenos y hemos hecho el mismo en otro lugar y no ha funcionado. Depende del estado de ánimo de la noche. A favor nuestro debemos decir que donde hemos actuado hemos vuelto y eso es una señal perfecta de que vas por el camino. La banda se ha empastado, nos ha costado mucho ensayo, muchas horas, pero hoy la banda tiene una identidad y donde vamos suena bien y es divertido. Entre nosotros nos llevamos bien y eso se nota. Cuando hay buena onda, la banda suena.

 

AQUÍ: ¿Cómo notáis que es vuestra noche?

DANI: La gente baila, nos piden bises. Por regla general ya sabemos qué temas funcionan y cuáles vamos a tocar sí o sí. Entre ellas siempre 4 ó 5 rumbas y triunfas. Los Rodríguez tienen varias. El rock es bailable pero en un concierto grande, en un bar la rumba es muy agradecida.

PIERO: Maneras de vivir suele funcionar, Miguel ríos, Seguridad Social…La historia es abarcar cuanto más tipo mejor para que les guste a todos. Mantener contento al máximo número de gente posible. Donde vamos es tocar, tocar y tocar y que no acabe la fiesta.

 

AQUÍ: ¿Qué supuso el rock de los años 80-90 para la música?

PIERO: Quizás en los 80 había muchos temas de la “movida”, con un toque más underground, más fresca. Yo creo que el rock vive hoy una época mala. Es demasiado comercial. Quizás por eso vas a un festival y están los mismos de hace 20 años: Rosendo, Fito, Extremo Duro… JUAN: Yo creo que sí hay gente nueva pero que no se le da tanta importancia ni la oportunidad de demostrar lo que vale.

 

AQUÍ: ¿Componéis canciones para el grupo? JUAN: Para la banda todavía no.

LEO: De momento hemos compuesto la sintonía con la que abrimos todos los conciertos.

 

AQUÍ: ¿Cuál es la seña de identidad de Dulce Condena? ¿Qué os hace diferentes?

DANI: La manera de tocar personal de cada uno, las influencias musicales…

PIERO: Mi nacionalidad (nació en Mar del Plata, Argentina) es un punto para la banda. Una diferencia con respecto a otras bandas…jajaja

JUAN: Es una ventaja.

 

AQUÍ: Dulce Condena está presente en las Redes Sociales. ¿Qué os aportan?

JUAN: Las redes sociales hoy en día aportan todo. No sé si para bien o mal pero si no estás en redes no existes. La mayoría de los contactos para eventos y conciertos se hacen directamente a través de las redes sociales. Intentamos contactar con ellos enviando dosieres o llevándolos en mano y nos piden que lo hagamos por Facebook

PIERO: Esta semana se han cerrado 4 ó 5 conciertos a través de las redes. Antes tenías que recorrerte Toledo, bar por bar, dándoles una maqueta, dossieres y ahora te piden que no te molestes. A ellos les ahorras tiempo. Pueden ver los vídeos que subimos, la puesta en escena…y toman la decisión de contratarte o no en tres segundos.

 

AQUÍ: ¿Si fueran canciones escritas por vosotros, también las subiríais a estas plataformas?

JUAN: Sí claro. Lo subiríamos con la misma intención de dar a conocer las canciones y a la banda.

PIERO: Ganar dinero con los discos no es el camino. Poner barreras a la gente es muy complicado. Antes se vendían millones de discos. El modelo ha cambiado.

 

AQUÍ: Dulce Condena es el título de una mítica canción de Los Rodríguez. ¿La música es una condena?

LEO: Para mí no. Yo con la música me he peleado y me he amigado y sé que terminaré con la música siempre porque no me cuesta nada ponerme a ladrar (cantar) y más cuando te rodeas de gente con la que siempre aprendes. Te vas renovando y si te da para vivir, entre comillas, estás haciendo lo que más te gusta.

 

AQUÍ: ¿Los próximos conciertos?

JUAN: 26 de marzo en Cuenca y el 9 de abril en Madrid, en la sala Rompeolas.

AQUÍ: ¿Qué canción elegiríais para poner el punto final de esta entrevista?

JUAN: “Somos una una especie que desaparece”, de Los Rodríguez. Este tema sonó desde el minuto uno en que empezamos a tocar y que va en todo nuestro repertorio. “Creo que somos los últimos en la tierra de nuestra clase…por favor no me dejes…que eso no pase entre los dos, que eso no pase entre los dos…”

<strong>Seguir leyendo…</strong> »