DOS TOLEDANOS EN LA SELECCIÓN IDEAL DE EUROPA DE BALONMANO

 

Gonzalo Pérez de Vargas y Jorge Maqueda, dos toledanos en el equipo ideal de Europa de balonmano, un equipo ideal que lo componen 7 jugadores, puede resultar increíble si no fuera porque es un hecho cierto, constatable y justo. La selección española ha quedado de nuevo, ya lo fue hace dos años, campeones de Europa de Balonmano al vencer por 22 goles a 20 a la selección de Croacia en un partido agónico, necesitado de un buen estado de salud del corazón y en el que ha tenido al toledano Gonzalo Pérez de Vargas su mejor sostén cuando todo se había vuelto extraño, rígido y poco funcional en la selección española.

 

España, después de un inicio incierto, le pasó también en las semifinales, se recompuso y parecía que el partido iría por los derroteros que habían ido todos los partidos que en este campeonato ha jugado España. Es decir, que iban a ganar con cierta holgura. No fue así y en el segundo tiempo y durante más de ocho minutos España no conseguía introducir balón alguno en la portería croata cuya selección poco a poco iba limando diferencias, y la cosa no iba a peor porque Gonzalo estaba realmente magnífico parando casi todo lo que le llegaba. Las estadísticas dicen que paró el 42% de los tiros que le llegaron, cifra que es una barbaridad en balonmano y más aún cuando el equipo que dispara es Croacia.

 

Faltaban poco menos de 4 minutos y el partido se encontraba igualado pero España con un jugador menos por expulsión de dos minutos de Cañellas, en ese momento España se vistió de Croacia y del nivel competitivo que con razón se les presume, apretó los dientes y fue directamente a por el campeonato que finalmente ganó y que les hace pasar directamente a jugar en las olimpiadas de Tokio que este año se celebran. Una espina que la selección española tenía clavada, no fueron a las de Rio, como reconoció al final del partido Gonzalo Pérez de Vargas.

 

El extraordinario portero toledano, una rara avis en este deporte donde los porteros rondan los dos metros para arriba, no solo fue el mejor en este partido, ya lo había sido en al menos otros tres partidos más del campeonato, y también lo fue a lo largo de la competición Jorge Maqueda, de ahí la elección de ambos en la selección ideal europea.

 

Los toledanos son pilares de la selección, se complementan, uno, Gonzalo, dando tranquilidad, serenidad a sus defensas que en él confían hasta la extenuación. El otro, Jorge, un dinamizador del grupo dentro de la cancha y fuera de ella, un optimista y alegre jugador, extraordinariamente competidor que contagia a sus compañeros que con él en la cancha nunca dan nada por perdido. Quero, su pueblo, y Villafranca, donde empezó a competir, vibraron en esta final, al igual que lo hicieron todos los colegiales del Infantes de Toledo que coincidieron con Gonzalo Pérez de Vargas en su época de estudiante de Toledo. Un campeonato que es todo un hito para el deporte toledano.