Dos atardeceres mágicos en Castilla La Mancha

Las Barrancas de Burujón

Las Barrancas de Burujón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las rojizas cárcavas arcillosas que rodean el embalse de Castrejón, en el municipio toledano de Burujón, configuran un paisaje casi lunar, enigmático y sobrecogedor que toma aún más fuerza al atardecer. El portal de viajes TripAdvisor-Niumba acaba de seleccionar este espacio como uno de los diez mejores del país donde disfrutar de la puesta del sol. Las Barrancas, con apenas un kilómetro de extensión se pueden recorrer siguiendo una senda ecológica.

 

Las lagunas de Ruidera, entre Ciudad Real y Albacete, también se encuentran en el top 10 de esta selección. Las aguas turquesas de las 15 lagunas conectadas entre sí son otro espacio natural único donde disfrutar de un espléndido atardecer.

 

Los otros ocho espacios que no hay que perderse a última hora del día son estos:

La Alhambra de Granada,

La playa de Famara en lanzarote,

El Mar Menor murciano,

El parque del cerro del TíoPío o Siete Tetas en Madrid,

Cala d’hort, en Ibiza

El parque nacional de doñana,

El cabo coruñes de finisterre o

Los búnkers del Carmel en Barcelona