Desmontando la teoría de la recuperación

Paro, nóminas de miseria, contratos de usar y tirar, desprotección creciente de los desempleados, pérdida de derechos laborales... la realidad de miles de ciudadanos no ha entrado en el camino de la recuperación económica. Los sindicatos animan a la sociedad a no resignarse.

Los sindicatos CCOO y UGT encabezan la lucha contra el desempleo, la precariedad laboral y la pérdida de derechos laborales

Los sindicatos CCOO y UGT encabezan la lucha contra el desempleo, la precariedad laboral y la pérdida de derechos laborales

 

Empecemos por las buenas noticias: la campaña navideña y las rebajas de enero van a generar en Castilla-La Mancha 25.831 trabajos (previsión de Randstad). No suena mal, especialmente para quienes están en paro -que son más de 201.000 en la región-, y aún suena más esperanzador para quienes ya no cobran prestación ni subsidio de desempleo -que son más de 110.000-.

 

La mala noticia es que el 35% de estos empleos de temporada son por horas, y, en cualquier caso, de menos de tres meses, con lo que seguirán siendo pan para hoy y hambre para mañana. Argumentando la teoría de la recuperación económica, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado que “España es el país que más empleo crea en la eurozona y de calidad”; claro que también ha declarado recientemente que “nadie en España cobra por debajo del Salario Mínimo porque sería ilegal”.

 

Ni lo uno ni lo otro es cierto. Según los datos de la Agencia Tributaria, 5.960.597 asalariados españoles cobraron en 2015 una nómina iguales o inferiores al Salario Mínimo, es decir, más del 34% de los trabajadores tienen un sueldo por debajo de 656 euros. En Castilla-La Mancha son 296.928 los asalariados con nóminas igual o inferior al Salario Mínimo, y de éstos, 193.827 cobran menos de la mitad de este salario mínimo, es decir, 1.750 euros anuales de salario. Las contrataciones han ido aumentando paulatinamente desde 2015, pero el empleo que se genera está lejos de ser “de calidad”: aumenta la temporalidad, la precariedad, trabajos por horas, empleos a comisión, falsos autónomos…

 

Seguir leyendo...