DEL AULA AL TALLER

El mecánico de coches del siglo XXI hablará un nuevo idioma: electrificación, hibridación, digitalización, conectividad, software… La trepidante transformación del automóvil exige al taller una nueva generación, con un perfil más tecnológico que mecánico, lo que supone un reto para la formación profesional. Visitamos un instituto veterano en formar mecánicos, el Juanelo Turriano.

 

Alumnos del Grado Medio de Carrocería del Instituto Juanelo Turriano, de Toledo, junto a su profesor César Velasco.

 

Cuando en los primeros años de los ‘80 el instituto Juanelo Turriano de Toledo comenzaba a impartir formación profesional especializada en Automoción, hoy denominada Transporte y Mantenimiento de Vehículos, causaba furor en España la serie televisiva ‘El coche fantástico’.

 

KITT, que así se llamaba la avanzadilla del coche del futuro, tenía ya incorporados sistemas de inteligencia artificial que le permitían tomar decisiones propias e interactuar con el conductor. Mientras, la realidad en las carreteras españolas era muy diferente, con protagonismo de utilitarios como el Renault 5 o el Ford Fiesta, que tan bien conocían los mecánicos de los talleres y con cuyos motores y carrocerías practicaban los aprendices.

 

En 2021, el Juanelo Turriano cumplirá 40 años formando mecánicos. Fue uno de los pioneros en implantar estudios de Automoción y en estas cuatro décadas se han formado en sus aulas y talleres miles de jóvenes. Testigo de lo cambios que ha ido experimentando el sector del automóvil y con ellos la capacitación profesional de sus trabajadores es Juan José Bertol, ingeniero industrial (también es ingeniero agrícola) y profesor del Juanelo Turriano desde 2003. En la actualidad es el Jefe de Estudios de la familia profesional de Transporte y Mantenimiento de Vehículos en el IES Juanelo Turriano.

 

“En estas últimas décadas la evolución del sector ha sido muy grande, la tecnología ha evolucionado muchísimo y eso ha implicado una modificación grande en los vehículos. Son cambios muy rápidos y la enseñanza va un poco más despacio, pero hay que tener en cuenta que los vehículos que ahora mismo hay en los talleres no son de uno ni de dos años, tienen más antigüedad. Sí hay un poco desfase, reconoce Bertol, que no obstante insiste en que la realidad es que en las carreteras aún tenemos vehículos de hace 20 años que siguen funcionando bien”.

 

 

A día de hoy, unos 220 alumnos se forman en este instituto en todas las opciones ofertadas: Mantenimiento de Vehículos (ciclo Básico), Carrocería y Electromecánica de Vehículos Automóviles (ciclo de Grado Medio) y Automoción (ciclo de Grado Superior). “Tenemos turnos de mañana y tarde, con una media de 35 alumnos por especialidad. Siempre ha sido una de las formaciones profesionales más demandadas, que se ha ido adaptando a los distintos momentos de la sociedad. Es verdad que cuando la tasa de paro es mayor más alumnos tenemos, y a la inversa. En los últimos años donde más se ha notado un aumento de la demanda es en el ciclo Superior, que está lleno”, asegura Bertol.

 

La mayor parte del aprendizaje es de carácter práctico. “Por cada dos horas de teoría se dan cinco horas de prácticas”, cuenta Bertol. En los amplios talleres del instituto los jóvenes practican con los motores, componentes y carrocerías de viejos vehículos del parque móvil de la Junta de Comunidades.

 

“Tenemos ciertas limitaciones, reconoce Bertol. Vamos introduciendo poco a poco la hibridación de los vehículos, y a medida que se vaya extendiendo en el mundo real iremos teniendo más material para trabajar. La parte mixta del coche eléctrico e híbrido ya están llegando a los talleres. En nuestras prácticas aún no manejamos el coche eléctrico; los híbridos sí, porque ya va habiendo más en la calle. El profesorado contamos con alguna formación que aporta la Consejería de Educación, pero como la evolución es tan rápida en este sector tener esa información en el momento no es fácil. Cada dos o tres meses aparece un nuevo sistema”.

 

Alumnos practicando en los talleres del IES Juanelo Turriano.

 

¿Es más fácil ser mecánico ahora, con la llegada de la digitalización y la inteligencia artificial? “Antes era más sencillo diagnosticar una avería porque eran pocos sistemas y bastante similares; ahora aunque pongas la máquina de diagnosis para que te identifique qué te está fallando luego viene la parte práctica, de reparación, responde Bertol. El ordenador ayuda, pero ahora es mucho más complejo, yo creo que es más difícil ser mecánico porque se han multiplicado los sistemas e inevitablemente tienes que saber de electrónica y no de mecánica”.

 

Los alumnos que ahora se forman para ser mecánicos serán la generación de transición entre la movilidad convencional y la movilidad sostenible. “Efectivamente, la dificultad de estos momentos es que los alumnos cada vez tienen que conocer más sistemas que aparecen continuamente, aunque también tienen que conocer lo antiguo. Así que el alumno recibe cada vez más cantidad de información”. Información y formación que incluye la orientación laboral y el emprendimiento, porque también el modelo de trabajo está en transición.

 

Mª Ángeles Martínez, presidenta de la Patronal de Talleres y Concesionarios  de Vehículos de la provincia de Toledo:

“NOS FALTAN TRABAJADORES EN LOS TALLERES, HAY QUE IMPULSAR LA FORMACIÓN PROFESIONAL”

“En los talleres nos falta mano de obra cualificada: necesitamos mecánicos, pintores, chapistas… es una pena que con el paro que hay tengamos dificultades para encontrar trabajadores en nuestro sector, manifiesta, Mª Ángeles Martínez Hurtado, presidenta de la Asociación de Empresarios de Talleres y Concesionarios de Vehículos de Toledo.

 

Lleva años alertando de este problema y reclamando profesionales con una formación adecuada a las necesidades del mercado. “Es mi pelea. Habría que dar un gran empujón a la Formación Profesional porque hay una demanda de empleos que es muy difícil de cubrir; tampoco acabamos de implantar en Castilla-La Mancha la Formación Profesional Dual, que sería muy necesaria”, explica Martínez. Ya existe una colaboración estrecha entre la Formación Profesional y los talleres adheridos para participar en el módulo obligatorio de prácticas de los alumnos.

 

“Quizá las enseñanzas de la FP están un poco desfasadas, pero funcionan bien las prácticas de tres meses que hacen en nuestras empresas. Les decimos que el 100% de los alumnos que salgan bien preparados y con buena actitud (que es muy importante) van a encontrar trabajo. De hecho los que hacen las prácticas, ya sea de chapa o pintura, suelen colocarse cuando acaban, comenta la presidenta del gremio de la automoción toledana. Los talleres también participamos con la Formación Profesional en las jornadas de puertas abiertas que suelen hacer y vamos allí a contarles lo que buscamos y las posibilidades que tienen”.

 

En los talleres se está produciendo un cambio generacional, la digitalización ha entrado de lleno (y no sólo en las labores administrativas) y demandan un nuevo perfil. “Las mujeres pueden hacer perfectamente los trabajos del taller, sostiene Mª Ángeles Martínez. Ya no hablamos de fuerza física, son otras habilidades, es el ordenador, necesario para detectar las averías… necesitamos técnicos de alta gama igual mujeres que hombres (en mi taller tenemos una pintora de coches que es muy buena). Yo animo a las mujeres a que vengan a este sector”.

 

DONDE APRENDER EL OFICIO DE MECÁNICO EN CASTILLA-LA MANCHA

La familia de la Formación Profesional del Transporte y Mantenimiento de Vehículos incluye estudios Básicos, de Grado Medio y de Grado Superior y se imparten en institutos de las cinco provincias de Castilla-La Mancha. La formación Básica se centra en Mantenimiento de Vehículos, se realiza en dos cursos académicos (2.000 horas entre teoría y práctica) y se imparte en 14 IES de la región, entre ellos en los toledanos IES Juan de Lucena de La Puebla de Montalbán, IES Alonso Quijano de Quintanar de la Orden e IES Juanelo Turriano de Toledo.

Con este título se puede acceder a ocupaciones como Auxiliar de almacén de recambios; Operario empresas de sustitución de lunas; Ayudante en el área de electromecánica y Operario de taller de mecánica rápida.

 

Dentro del Grado Medio se puede optar por los títulos de Carrocería; Electromecánica de Maquinaria; Electromecánica de Vehículos Automóviles; Montaje de Estructuras e Instalación de Sistemas Aeronáuticos (recién incorporado en el curso 2019/20, solo en el IES Aguas Nuevas de Albacete). La formación es de dos cursos académicos (2.000 horas). En Toledo, Carrocería se imparte en los tres IES ya señalados y en el Juan Antonio Castro de Talavera de la Reina.

 

También en estos cuatro cuentan con el Grado Medio en Electromecánica de Vehículos Automóviles. La titulación habilita para una amplia gama de ocupaciones dentro del sector de talleres, automoción y aeronáutica.

 

El Grado Superior en Automoción se realiza en ocho IES de la región, entre ellos el Juan Antonio Castro de Talavera y el Juanelo Turriano de Toledo. Su titulación da acceso a puestos como los de Jefe del área de electromecánica; Recepcionista de vehículos; Jefe de taller de vehículos de motor; Encargado de ITV; Perito tasador de vehículos; Encargado de área de recambios; Encargado de área comercial de equipos relacionados con los vehículos o jefe del área de carrocería: chapa y pintura.

 

Las nuevas titulaciones incorporadas este curso dentro del Grado Superior son específicas para Aeronáutica: Mantenimiento Aeromecánico de Aviones con Motor de Turbina; Mantenimiento Aeromecánico de Helicópteros con Motor de Turbina y Mantenimiento de Sistemas Electrónicos y Aviónicos en Aeronaves (todos ellos en el IES de Aguas Nuevas, Albacete).

 

Seguir leyendo… »