DEBATE DE LA REGIÓN, EL DÍA EN EL QUE EL PP SE OLVIDÓ DE COSPEDAL

 

Había varios puntos de interés a despejar en el último debate del estado de la región de la actual legislatura que no se dieron en otros anteriores. Este debate, por definición, tiene como fin examinar la labor del Gobierno, aunque en esta ocasión las miradas estaban puestos con la misma intensidad en el nuevo líder del PP, Francisco Núñez, y en la talla y comportamiento que iba a dar como jefe de la oposición y como candidato de su formación a la presidencia del Gobierno el próximo mes de mayo.

 

Incógnita había también, despejada pronto, en cómo resolvería el grupo parlamentario de Podemos la incongruencia de estar en el Gobierno que en ese debate defiende su gestión y a la vez contar como portavoz con un parlamentario crítico con ese gobierno al que él mismo apoya. Sabido es que Podemos cuenta con dos parlamentarios, David Llorente es su portavoz y María Díaz, Vicepresidenta de las Cortes, es la Presidenta del grupo. La solución fue que ésta ejerciera la portavocía en esta ocasión.

 

Un tercer punto de cierto morbo extra era el de saber que haría la expresidenta del PP Castellano-Manchego, María Dolores de Cospedal, en este primer debate en el que ya nominalmente no era la jefa. Morbo añadido por cuanto el día antes de la celebración aparecieron grabaciones de su marido, Ignacio López del Hierro, con el comisario Villarejo. A pesar de ello desde el PP se dijo que asistiría al debate para apoyar a Francisco Núñez. El día en que este comenzaba las grabaciones que se conocieron de Villarejo ya no eran con López del Hierro, que también, sino del comisario con la propia Cospedal en la sede del PP de la calle Génova, en la parte noble de la misma, cuando está se encontraba vacía de personal, salvo los tres implicados, y a donde habían accedido Villarejo y López del Hierro por el garaje para que nadie los viera. El asunto invitaba a pensar que no aparecería en el debate, y así fue. Ni siquiera apareció en forma de mención por parte del Partido Popular y de su nuevo presidente Núñez. La omisión la rectificó con creces los distintos representantes del PSOE y de Podemos a lo largo del debate.

 

HABÍA INTERÉS POR EL DEBUT DE FRANCISCO NÚÑEZ COMO LÍDER DE LA OPOSICIÓN, POR VER SI ASISTIRÍA COSPEDAL Y POR CóMO RESOLVERÍA PODEMOS ESTAR EN EL GOBIERNO Y TENER UN PORTAVOZ CRÍTICO CON SU MISMO GOBIERNO

 

Ser el último debate de legislatura también provocó otras ausencias entre los habituales invitados en esta clase de acontecimientos. La cercanía de las elecciones invita a muchos prohombres y promujeres, en cualquier otro momento dispuestos a aplaudir y piropear a los intervinientes, normalmente a quien en ese momento manda, a no definirse, por si acaso. Y el riesgo que corren si asisten es que cualquier periodista les pida esa definición y luego aparezca en todos los medios de comunicación. Emiliano García Page, el formalmente examinado a lo largo de los dos días de debate, no gusta de frecuentar la tribuna de oradores en las Cortes. Lo hace en escogidos momentos, y uno y principal es este del que hablamos. Le gusta, sin embargo, al menos la escena la domina claramente, lleva mucho tiempo de aprendizaje y unas ciertas condiciones innatas que hace ya muchos años hizo que Bono le nombrara el consejero autonómico más joven de España.

 

A ese tiempo en el oficio intentó agarrarse el PP para situarle en el pasado “usted está cansado, agotado y desacreditado”, le diría Núñez en una de las innumerables perlas que le dirigió, siempre con un tono de voz que las normas municipales de cualquier lugar no permite a partir de las 12 de la noche.

 

GARCÍA PAGE

 

En contestar esas cosas y esos modos es donde García Page se crece, en eso se parece mucho a su primer mentor ya citado. Pero primero fue el discurso en el que no solo habló de lo hecho hasta el momento por su Gobierno, también lanzó parte del programa electoral con el que se presentará en mayo, asegurando que ya había cumplido el 83% del anterior. Digamos que la campaña pre electoral se inició en el debate. Cuatro grandes pactos propuso el Presidente a la oposición:

 

EL PRESIDENTE PROPUSO 4 GRANDES PACTOS PARA RETIRARLOS DE LA BATALLA ELECTORAL: POR EL EMPLEO; POR LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA PARA BLINDAR EL ACCESO IGUALITARIO A LA EDUCACIÓN, LA SANIDAD Y LOS SERVICIOS SOCIALES; POR EL AGUA; Y POR UNA CASTILLA-LA MANCHA MÁS LIMPIA Y MÁS VERDE

 

El primero por el empleo, no sin antes presumir de haber reducido el desempleo en 102.600 personas desde el inicio de legislatura hasta la fecha. Un pacto que acoja a partidos políticos, empresarios y sindicatos. Aquí hizo uno de sus anuncios más destacados, el establecimiento de el cheque para la primera oportunidad que garantice la contratación de jóvenes con un salario de, al menos, 1.000 euros.

 

El segundo sobre el futuro sistema de financiación autonómica, desde los principios de multilateralidad y solidaridad con los que garantizar el blindaje en acceso igualitario a la educación, la sanidad y los servicios sociales, recogido en el llamado ‘Acuerdo de Zaragoza’ que en esta ciudad adoptaron los presidentes autonómicos de Galicia, Asturias, La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León, seis comunidades que abarcan el 52% del territorio nacional pero solo el 21% de los habitantes, lo que supone un coste mucho mayor que para el resto en el gasto por habitante a la hora de prestar servicios. Aquí pidió que sea el estado quien marque el montante de los impuestos de patrimonio, donaciones y sucesiones, para todos igual, aunque la gestión sea de cada comunidad autónoma. Evitando así que algunas como Madrid, beneficiada económicamente por la capitalidad, “funcione como una especie de paraíso fiscal”, así lo citó García Page aunque dijo no querer llegar a tanto en la denominación.

 

El tercer pacto sobre el agua, donde se fije de manera clara que hay que poner fin al Trasvase Tajo-Segura. No evitó en aras de un futuro acuerdo poner de manifiesto la política del PP castellano-manchego cuando en España gobiernan los suyos. Por el contrario, dijo, su partido, su gobierno actúa igual esté quien esté cuando se llevan el agua. De hecho el inicio de su discurso fue anunciar el acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno, que se había reunido momentos antes del debate, de recurrir el último trasvase aprobado por el Consejo de Ministros presidido por Pedro Sánchez. Insistió, una vez más, en que la solución son las desaladoras de Levante que el PP boicoteo y que, paradójicamente, les ha salvado este año en la última sequía ya que, aunque el gobierno de Rajoy aprobaba trasvases no podían realizarse por falta de agua. Ahora es Pedro Sánchez quien cada mes vuelve a re aprobar lo ya aprobado.

 

García Page anunció la instalación de placas solares en 365 edificios de la administración regional, con un coste de 50 millones de euros, asegurando que en 3 años se amortizarán

 

El cuarto pacto es por una Castilla-La Mancha más limpia y más verde donde no cabrían proyectos como el cementerio nuclear de Villar de Cañas que, dijo “hay que rechazar de una vez por todas”. En este punto afeó a Francisco Núñez que siendo alcalde de Almansa se mostrara contrario a la instalación del cementerio nuclear en una localidad próxima, y no solo eso sino que, una vez elegida Villar de Cañas, se mostrara contrario a que los futuros residuos nucleares con destino al cementerio nuclear pudieran pasar por el municipio de Almansa, y que todo esto lo hiciera a la vez que defendía este tipo de instalaciones para la región “porque ayuda a evitar el despoblamiento”. Ironizó García Page preguntando “Quién se va a vivir a un pueblo donde hay un cementerio nuclear”. La portavoz socialista, Blanca Fernández, en su turno insistiría después en la incongruencia, mostrando una foto en la que se ve a Francisco Núñez en una manifestación contra la instalación del cementerio nuclear en la provincia de Albacete.

 

En el asunto del medio ambiente hizo otro anuncio destacado García Page. Primero dio el dato de que en materia de energía renovable hay en la región actualmente 119 proyectos en tramitación con una potencia que supera los 2.600 megavatios y que Castilla-La Mancha ya produce energía de este tipo por un valor que dobla su consumo. El anuncio fue, aprovechando que se ha quitado el impuesto al sol, el de un Plan Solar por el que se instalarán placas solares en 365 edificios de la administración regional con un coste total de 50 millones de euros que, aseguró, en tres años quedarán amortizados.

 

Hizo García Page muchos anuncios de lo que pensaba hacer en el futuro, siempre acompañado de datos de lo que hasta ahora se había hecho y en comparación con lo que ocurrió con el gobierno de Cospedal. Evidentemente siempre salía a favor suyo; en primer lugar porque de no ser así ya se lo callaría y en segundo lugar porque la política de recortes de Cospedal fue de tal envergadura que difícil hubiera sido no ganar en la comparación. En esa línea le dio para poner algunos ejemplos llamativos del trazo grueso con los que se realizaron los recortes. Anunció la reanudación de las obras del edificio que estaba previsto destinar como centro regional de artes escénicas, cercano a la plaza de toros de Toledo. Dijo Page: “un edificio cuyas obras el gobierno de Cospedal paró por teléfono y que nos han obligado a indemnizar a la empresa constructora con una cantidad similar a la que va a costar finalizarlo”. Algo similar a lo que ocurrió con los interinos que fueron despedidos por cientos y a los que hubo que readmitir e indemnizar posteriormente, porque así lo dijeron los jueces, con el salario que hasta entonces hubieran cobrado en caso de haber seguido trabajando.

 

Además de los pactos hizo García Page muchos anuncios para el futuro que es de suponer formarán parte del programa electoral. En materia económica, por ejemplo, anunció una estricta Ley del juego para la autorización de estos establecimientos en la región; un plan para autónomos a cinco años y para la creación de empresas al que dotará de 12 millones de euros; la implantación a partir del 1 de enero de 2019 de la jornada de 35 horas para los funcionarios; pidió al PP que desbloquee en el Senado el margen del déficit de los presupuestos del Estado, en línea con lo que permite Europa, para poder mejorar los servicios públicos como el PP ahora exige en la oposición.

 

En educación se mostró partidario de que “la enseñanza de la Historia de España sea igual en todo el territorio nacional, para que ningún independentista pueda inventarse la historia de este país”, aunque se mostró contrario a que las competencias de Educación vuelvan al Estado como dijo el líder del PP, Pablo Casado. Anunció el Plan de Modernización Educativa de la Formación Profesional y las TIC en centros educativos, lo que se aprobó el pasado 6 de noviembre, y que cuenta con 20.000.000 de euros; y que el proyecto ‘Carmenta’ llegará en 2023 a todos los centros públicos, lo que supondrá entre otras cuestiones el uso gratuito de tabletas electrónicas para todos los alumnos y también que su gobierno contempla hacer gratuita la primera matrícula universitaria.

 

En Sanidad aseguró que en la siguiente legislatura existirá en todas las provincias servicio de Medicina Nuclear y de Radioterapia, lo que mejorará la disponibilidad diagnóstica y terapéutica frente al cáncer y evitará molestos desplazamientos a los usuarios. Dijo que se ampliará la prestación gratuita de los parches de monitorización de glucosa para los diabéticos mayores de 18 años, convirtiendo a Castilla-La Mancha en la única Comunidad Autónoma que tiene esta prestación completa. También se ampliará la cobertura del Programa de Atención Dental Infanto-Juvenil de Castilla-La Mancha, incluyendo desde el embarazo hasta los cinco años cumplidos. Anunció el servicio de hemodiálisis para pacientes agudos en los hospitales de Talavera y Mancha Centro en Alcázar de San Juan; la incorporación de la Comunidad Autónoma a “la era tecnológica de la Robótica en salud con la instalación de robots quirúrgicos en los hospitales de Toledo y Albacete como inicio del proyecto”. Y aseguró que se está trabajando en una nueva Ley de Garantía de tiempos máximos en listas de espera y de respuesta en urgencias hospitalarias. Una Ley que existió y derogó el gobierno de Cospedal. Hubo otros anuncios en distintas materias de gobierno en las casi tres horas que duró su intervención, siempre acompañados de lo que se había hecho y lo que se hizo durante los 4 años de Cospedal.

 

FRANCISCO NÚÑEZ

 

Llegó el turno del líder del PP y de ver si conseguía investirse de presidenciable. Dejó pasar esta oportunidad. En este primer envite no consiguió sustraerse al papel de mamporrero que había tenido que jugar en otras intervenciones parlamentarias contra el presidente García Page y eso no es exactamente lo que muchos esperaban ver en su debut de líder de la oposición. Empezó diciendo que la única verdad oída al Presidente había sido que era el último debate de la legislatura. Luego lo repetirían varios de los suyos en declaraciones posteriores ante los medios de comunicación, se convirtió en argumentario.

 

Utilizó abundantemente el pronombre personal en primera persona del singular, hasta el punto de que llamó la atención de la portavoz socialista, Blanca Fernández, quien se los contó. Hasta 65 veces pronunció el monosílabo Yo. Ejemplos: “Yo si tengo la voluntad de gobernar en coalición con la sociedad y no con un partido extremista y radical. Usted esta mañana se ha marcado un monólogo del club de la comedia”. “Yo quiero que esta tierra esté orgullosa” “Yo quiero educar con libertad y no con sectarismo como usted hace”.

 

La propuesta más destacada de Francisco Núñez fue que creará una consejería de deportes, caso de ser elegido presidente

 

Reconoció la oratoria de García Page, eso sí, insistiendo en que mentía diciendo “Mentiras, por cierto, muy bien hilvanadas”. Y le dedicó unas cuantas descalificaciones más. “Usted está desacreditado. Usted dijo que no gobernaría en coalición durante la campaña electoral y esto le inhabilita”. “Los jóvenes tienen que salir fuera huyendo de usted”. “Usted ha traicionado al campo y de manera especial a la agricultura ecológica”. “Me da pena por mi tierra y me da pena por usted”. “Está claro que aquí hay un pacto y que es el pacto de la vergüenza. No es la última de sus grandes mentiras que de verdad provocan pena y vergüenza”. “Está usted cansado, agotado y desacreditado”. “Usted es colaborador necesario de lo que está sucediendo en nuestro país. Usted está avalando a los independentistas y a lo que está ocurriendo en Cataluña”. “A usted le da igual lo que ocurra en Cataluña, en Castilla-La Mancha y en España con tal de estar aferrado al sillón”.

 

También habló del asentamiento de una comunidad gitana en el cerro de los Palos de Toledo; pero no se entendió bien qué quería decir, como lo hizo rápidamente y sin profundizar de cuestiones en distintos lugares de la región donde se vio que le habían hecho una lista para la ocasión. Lo más llamativo, y ahí sí concretó una intención para el caso de ser elegido Presidente, fue que aseguró que crearía la consejería de Deportes. Esa fue su mayor aportación política, aunque quizá le faltó extenderse algo más en justificar tan novedosa y extraña pretensión cual es la de romper la línea de austeridad creando una consejería con ese único cometido. Consejería de Deportes ya hay, pero compartiendo con Educación y Cultura. Igual no encuentra diferencias notables entre ser alcalde, lo ha sido 7 años, y ser presidente autonómico.

 

Presumió varias veces Francisco Núñez de juventud y de ser la modernidad, el futuro. Es la idea base que en el PP quieren que cale en los castellano-manchegos, la repitieron en distintas declaraciones posteriores y ya las habían formulado con anterioridad.

 

En la réplica, el problema que tiene la oposición en este tipo de debates que el reglamento juega en su contra y más si se lo pones fácil al Gobierno, García Page comenzó preguntándole “por qué me insulta”, y le recordó que “ya ha ganado” y por tanto “ya no le va a dejar señalado con el dedo la señora Cospedal en esa competencia de ver quién se quedaba por insultar más a Page”. Le criticó que pasara por alto el ofrecimiento que le hizo para reunirse oficialmente “cuando Cospedal no recibió a nadie, al igual que Rajoy, quien no ha querido recibir al presidente de esta región en tres años”, dijo. Le recordó que en materia de agua el PP en las cortes regionales votó una postura común que luego rechazó en el Congreso. Tiró de la experiencia de 7 años de Núñez en la alcaldía de Almansa para señalar que no podía hablar de bajar impuesto cuando en Almansa tienen una mayor presión fiscal que Albacete capital. A Núñez también le recordó que al llegar a la alcaldía dobló el número de asesores y el de concejales liberados que había con la anterior corporación. Y le preguntó que porqué le molestaba que lleve la bandera de España en la muñeca, que si es que era suya.

 

MARÍA DÍAZ

 

El turno de Podemos, ya está dicho, lo acaparó la vicepresidenta de las Cortes María Díaz quien más que hablar del Gobierno lo hizo del PP. No fue caritativa, se le nota que no le gusta el PP en la misma medida que al PP se le nota mucha el poco aprecio por Podemos, de hecho se fueron casi todos los parlamentarios del PP cuando comenzó a hablar María Díaz. En el Pleno quedó muy claro el poco aprecio cuando ambos grupos intervinieron. El problema para el Partido Popular es que no tenía opción de réplica a Podemos, la tenía García Page; pero no se iba a dedicar a defenderlos, y no lo hizo.

 

MARÍA DÍAZ SE FELICITÓ PORQUE, DIJO, EL GOBIERNO ESTABA HACIENDO LO QUE PODEMOS HABÍA PROPUESTO CON ANTERIORIDAD

 

En lo que al Gobierno se refiere Podemos se felicitó porque, dijo, las propuestas que formuló García Page son las que ellos hicieron hace ya tiempo y se mostraron “contentos de que les copien sus ideas”. Se quejó, eso sí, de que van lentos en los cambios, lo que dio pie en la réplica a García Page para recordarles el mal trago de rechazar unos presupuestos que previamente habían acordado. Fue entonces, dijo, cuando el gobierno fue despacio “ pero los responsables fueron ustedes”, dijo. Una cosa dejó clara en esa réplica García Page, y es que gobierna con Podemos porque no tiene más remedio, pero no por gusto. Habló mucho de Ciudadanos hasta el punto de que, en la contra réplica, María Díaz se lo afeó diciendo que para no tener representación parlamentaria les estaba dando mucha importancia.

 

Las diferencias con Podemos se visualizaron más nítidamente al día siguiente, la segunda jornada del debate en la que los grupos políticos presentan una serie de resoluciones, hasta un máximo de 7 por grupo, para su aprobación. No se aprobó ninguna, ni las del PP, ni las del PSOE, ni las de Podemos.

 

Volviendo al primer día, mención rápida para la portavoz del PSOE, Blanca Fernández, no porque fuera mediocre esa intervención, todo lo contrario, se la notaba encantada. Desde que Cospedal abandonó a la primera de cambio el parlamento regional, las intervenciones de Blanca Fernández algo tuvieron que ver, y se fuera a Madrid, la portavoz socialista se había quedado sin referente claro a quién dirigir su verbo; pues ya lo ha encontrado en Francisco Núñez y me atrevo a aventurar que el asunto va a dar mucho juego. Valga decir que ironizó bastante con la pretensión de Núñez de aparecer como joven y moderno. La mención rápida es porque, salvo alguna acotación, lo que dijo ya estaba dicho por el Presidente García Page.

 

LA PRESENTE AUSENCIA DE COSPEDAL

 

No es que Núñez fuera a reivindicar la figura de Cospedal ni de su gobierno en Castilla-la Mancha, después de todo de él mismo dijo que representaba la juventud, la modernidad y el futuro. Lo hizo en contraposición a García Page, pero implícita quedaba Cospedal a quien no nombraba. Ese afán de independencia se da siempre en política entre el que llega con respecto al que se va, todos los halagos y adulaciones que han permitido ir escalando posiciones ya resultan molestos hasta recordarlos y por eso procuran olvidar a quien les vio nacer políticamente. En el debate, los partidos del Gobierno y el propio Presidente, convertidos para la ocasión en oposición de la oposición, no dejaron que el PP ni Núñez se olvidaran de que son la consecuencia de los 12 años de Cospedal en Castilla-La Mancha. El cuestionamiento de la herencia recibida por los nuevos del PP va sin embargo rápido, a golpe de grabación de Villarejo. No tardó la toledana y portavoz del PP regional, Claudia Alonso, en negar por primera vez a Cospedal al recordar que ésta no es presidenta de honor del PP de Castilla-La Mancha. En realidad solo falta que la junta directiva ratifique la propuesta que en ese sentido hizo el comité ejecutivo. Difícil dilema, si lo hacen, malo; si no lo hacen, también malo. Aunque Núñez será un poco más independiente.