De romería en romería

La romería de Méntrida, junto a la de Navahermosa, de interés turístico regional.

 

Comienza el intenso calendario de romerías en Castilla La Mancha. La conquense de Manjavacas es de interés turístico nacional y hay otras nueve que lo son de interés regional. Y decenas más que prometen divertidas jornadas y curiosas tradiciones en torno a una ermita, como la de Madridejos, que este año cumple 50 años o el Camino del Pastor Magdaleno, que termina en la romería de San Pablo de los Montes.  O las 7 que se celebran en la ciudad de Toledo. Estas son algunas de las más pintorescas.

 

8 danzantes en una romería con 748 años.

 

Es la de Nuestra Señora de la Natividad de Méntrida (Toledo), de interés turístico regional desde 1999. Cada 25 de abril conmemora la aparición en 1270 de la Virgen al pastor Pablo Tardio en el monte Berciana. Es siempre multitudinaria y está cargada de simbolismo.

 

Hasta la ermita que se levantó allí acuden caminando junto a la Virgen cientos de romeros y ocho niños vestidos con almidonadas enaguas y mantón bordado encima, que recitan sus ‘dichos’ a la Virgen y bailan entre cintas de colores antiguas danzas al son de una rítmica melodía de castañuelas, palos, dulzaina y tambor.

 

Curiosos, también, el Baile de la Bandera y el papel y la vestimenta de los mayordomos que custodian la imagen, con su capitán, su alférez o sus mochilleres y sargentos. O la despedida que hace la Virgen al alejarse del pueblo a los que no pueden sumarse a la romería; o la parada de la comitiva ante el cementerio en memoria de los difuntos cuando la imagen ya regresa al pueblo. La víspera: ofrenda floral a la Virgen, la alborada de los danzantes y la muestra de los mayordomos.

 

De interés turístico regional son las romerías de: Méntrida, 25 de abril. Navahermosa, 20 de mayo. Tomelloso, 28 y 29 de abril. Septenario de la Virgen de Tejeda, 16 y 25 de septiembre. Alcaraz, 8 de septiembre. Santa Cruz de Mudela, 8 sept. Peñas de San Pedro, 1 de mayo. Iniesta, 19 de agosto) San Clemente, domingo siguiente al de Resurrección.

 

A la carrera con la Virgen de Manjavacas.

 

Desde 1977 ‘la traída y llevada’ de esta imagen desde su ermita a Mota del Cuervo (Cuenca) es de interés turístico nacional. Los 7 kms se hacen corriendo y los porteadores de la imagen, que la llevan a hombros, se turnan sin apenas detenerse, en mitad del enorme bullicio que generan miles de romeros jaleando a la comitiva en todo el recorrido.

 

Es todo un espectáculo que rememora, dice la leyenda, la carrera de unos arrieros que trataron de robar la imagen impresionados por su belleza. Se realiza el primer y tercer domingo de agosto (días 5 y 19 este año). La ‘traída’, al alba; la ‘llevada ’al mediodía y bajo un sol de justicia. Y para reponer fuerzas, es tradición comer caldereta en torno a la ermita.

 

En mayo y septiembre romería del Cristo del Valle, en Tembleque.

 

Dos romerías al Cristo del Valle.

 

Las celebran en Tembleque (Toledo): la primera el segundo fin de semana de mayo (días 12-13) y la segunda el último fin de semana de septiembre (el 29-30). Y lo hacen en un precioso paraje junto al río Algódor, donde hace 320 años se construyó una imponente ermita barroca en agradecimiento a un milagro: el hallazgo de aceite en unas vasijas vacías por parte de dos peregrinos que habían pintado la imagen del Cristo por el hospedaje recibido en el lugar.

 

A las romerías acuden cientos de personas caminando los 12 kms que distan desde Tembleque (el club Temblebike y el ayuntamiento también organizan una marcha a la ermita la víspera). Ambos domingos, tras la misa y la procesión por la pradera, se realiza una curiosa ‘puja de varas’ para elegir a las personas que portarán al Cristo al entrar a la ermita.

 

 

La romería más antigua de España.

Se celebra desde 1222 a 4 kms de Alcaraz (Albacete), tras la aparición de la Virgen en ese paraje, según indica la tradición. Y bajo la advocación de Cortes porque años más tarde, en 1265, los reyes de Castilla y Aragón convocaron allí cortes conjuntas para delimitar territorios. Ha llegado a congregar a 60.000 personas (también es muy popular en Murcia y Jaén).

 

En el santuario (el actual es del siglo XVIII) hay tres fechas claves: el 1 de mayo, cuando se conmemora la aparición; el 26 de agosto, cuando los romeros trasladan la imagen caminando al pueblo para las fiestas y el 8 de septiembre, cuando retorna y tiene lugar la romería principal. Es de interés turístico regional.

 

La Virgen, de pastora, y un hornazo gigante.

 

La romería de la Virgen de Valdehierro, en Madridejos, cumple 50 años en 2018 y la Hermandad ha organizado un programa especial y preparará un hornazo (es tradición comerlo ese día) récord con 360 huevos. La romería se celebra el 1 de mayo en torno a una ermita construida en la sierra en los años 60, para la que se consagró una imagen olvidada en una sacristía, con el mismo nombre del paraje donde se ubica.

 

Además de la misa, procesión por la sierra, sorteo de donaciones y comida entre amigos y familia ese día, la víspera se prende una gran hoguera y se reparten pastas y limonada y cientos de jóvenes acampan en torno a la ermita para pasar la noche. La hermandad se encarga, también, de que para desayunar no falte el chocolate. Los vecinos llevan la imagen a la ermita caminando los 14 kms el domingo anterior (29 de abril) y se turnan para acompañarla toda la semana.

 

Con caballos engalanados y carrozas.

 

Así se acude a La Milagra, la romería de Navahermosa (Toledo) que es de interés turístico regional desde hace dos años. Se celebra desde 1680, también para conmemorar un milagro: el encuentro entre las procesiones de las vírgenes de Gracia de este pueblo y la del Rosario del cercano Hontanar que desató la lluvia y acabó con una sequía, según cuenta la tradición.

 

El tercer domingo de mayo (el día 20) las dos imágenes volverán a salir de sus municipios en procesión, acompañadas por los vecinos a pie (algunos van descalzos para cumplir una promesa), las carrozas y los caballos.

 

El encuentro tiene lugar en el valle de Valtravieso, junto a la ermita de Nuestra Señora del Milagro, con tres singulares reverencias de las imágenes antes del inicio de la misa. Regresan esa misma tarde. Para la víspera de la romería han organizado una gymcana para los más jóvenes y por la noche habrá verbena y discoteca móvil.

 

El camino del pastor Magdaleno.

 

Hace ya varias décadas que el ayuntamiento de Ajofrín y la asociación Montes de Toledo recuperaron una antiquísima tradición: el último fin de semana de mayo (los días 26 y 27) los peregrinos recorren a la inversa el camino que hizo este pastor en 1261 desde el monte de la Morra, en San Pablo, para contar que se le había aparecido la Virgen.

 

Cuenta la leyenda que no le creyeron hasta que llegó a Ajofrín, cuyos vecinos comenzaron a peregrinar al lugar indicado por Magdaleno y donde se levantó una ermita. No hay que inscribirse a la marcha de día y medio (se duerme en el polideportivo de Ventas con Peña Aguilera), pero sí estar a las 9 de la mañana en la plaza de Ajofrín para iniciarla con el grupo, que cuenta con el apoyo de Protección Civil todo el recorrido.

 

La ruta termina en la romería de la Virgen de Gracia, donde tuvo lugar la aparición y hasta donde los sampableños suben caminando ese día con su imagen de la Virgen de Gracia (es la patrona de ambos pueblos).

 

En Ajofrín también celebran cada 8 de mayo la romería de los Cuatro Caminos: por la mañana se realiza la bendición del suero, que luego reparte junto a roscas de pan la junta de la Virgen. Y por la tarde se va en romería a la ermita, llevando la imagen en un antiguo coche de caballos engalanado para la ocasión.

 

7 años después, en 2018 toca romería.

 

La de la Virgen de Tejeda se celebra cada siete años e implica a 40 pueblos del Marquesado de Moya, en la serranía baja de Cuenca, que desde 1639 siguen la tradición en agradecimiento a una petición conjunta que hicieron a esta Virgen: lluvia para acabar con una brutal sequía. El septenario implica dos peregrinaciones a pie de 16 kms:

 

El 16 de septiembre se trasladará la imagen de la Virgen desde su santuario habitual, el templo barroco de Garaballa, a la iglesia del castillo de Moya, pasando por Landete. Allí permanecerá 9 días, hasta el 25 que recorrerá el camino inverso. Cada uno de los tres pueblos se encarga de organizar y portar la imagen en su término.

 

Y a lo largo de todo el recorrido ocho niños, vestidos con una curiosa indumentaria de enaguas y cintas azules y rojas, danzan sin parar al ritmo de castañuelas y palos. También 21 damas ataviadas con traje serrano que representan a los distintos pueblos. La romería es multitudinaria y de interés turístico regional.

 

Las tres vueltas y las milagreras.

 

La romería de Ventas con Peña Aguilera (Toledo) se celebra el primer fin de semana de septiembre y dura tres días (del 1 al 3 esta edición). Y tres son también las vueltas que los carros atestados de flores y elementos decorativos deben realizar a la plaza antes de abandonar el pueblo con los romeros camino a la ermita del Milagro.

 

Les separan 16 kms, pero el trayecto dura varias horas porque la comitiva hace varias paradas en las que ya se cantan las milagreras, se baila, se come y se bebe. Tres vueltas más alrededor de la ermita al llegar, a primera hora de la tarde, con la imagen de la Virgen a las puertas para recibir a los romeros. Después, solo las mujeres se encerrarán varias horas en el templo para vestirla con su mejor manto y joyas para la fiesta.

 

Los romeros se distribuyen en ranchos las tres jornadas. La tarde del domingo se realiza el ofrecimiento bailando una jota sin dar nunca la espalda a la imagen y el lunes, ya de vuelta, hay que volver a dar tres vueltas, esta vez al pueblo para concluir los festejos.

Carrozas de verde para la Virgen de las Viñas.

 

Cubiertas por ramas verdes y cargadas de vides, tiradas por tractores y por mulas que se esquilan formando dibujos y con las colas envueltas en cintas de colores. Así se va al santuario de la Virgen de las Viñas de Tomelloso (Ciudad Real) el último fin de semana de abril (28 y 29) para celebrar su romería, de interés turístico regional por lo pintoresco que resulta y la multitud que congrega. El sábado por la noche se celebra la procesión de las antorchas.

 

SIETE ROMERÍAS EN TOLEDO

 

La romería del Valle, en Toledo, la más popular de las siete que se celebran en la ciudad. Foto: Gómez Herruz

Cinco fines de semana seguidos de romería en torno a las ermitas de la ciudad de Toledo en primavera y dos más en septiembre y octubre. Pocas ciudades pueden presumir de tal cúmulo de estas celebraciones y de mantenerlas tan arraigadas. En casi todas es tradición comer los roscos bendecidos, los tostones (garbanzos tostados), beber limonada y jugar a las quínolas (un antiguo juego de cartas).

 

La primera será la romería de la Virgen de la Cabeza el último fin de semana de abril, en torno a su ermita situada junto al puente de San Martín. Es una de las romerías más antiguas y tradicionales.

 

La romería del Valle es el 1 de mayo. La más popular y multitudinaria, reúne a miles de personas desde la noche anterior en torno a la ermita, las casetas y chiringuitos. Y son muchos los que pasan la noche acampados en torno a la Piedra del Rey Moro. Dice la tradición que aquellos que quieran encontrar pareja o casarse en el año no tienen más que tocar las campanas de la ermita. Y la cola suele ser bastante larga.

 

La Virgen de la Bastida. A su ermita hay que acercarse el segundo domingo de mayo (día 13). También allí con expectativas: quien reza delante de la cruz y guarda en el bolsillo una piedra del lugar, queda protegido contra el dolor de muelas. Al mediodía se ofrece un aperitivo a los asistentes y por la tarde hay procesión por el pinar con la imagen negra de esta virgen.

 

El Salto Angel Custodio. La romería que se celebra dentro de este cigarral, también con magníficas vistas a la ciudad, tiene lugar el tercer fin de semana de mayo. Ya desde el sábado por la tarde se abren excepcionalmente las puertas a todo el que quiera participar en la fiesta, en la que es costumbre beber limonada y comer -además de las roscas y los tostones- el pan del santo. Curiosa la procesión por los jardines, durante la que se baila la imagen entre los pétalos de flores que se lanzan.

 

La romería de la Estrella. Con ella culminan las romerías de la primavera el último fin de semana de mayo (días 26 y 27). Curiosas las subastas y los concursos en esta celebración donde lo típico es comer migas y chocolate y cuya ermita se encuentra, excepcionalmente, dentro de las murallas de la ciudad.

 

San Jerónimo. El 30 de septiembre (siempre es el domingo más próximo a la festividad del santo) se honra al santo en esta ermita construida a principios del siglo XVII y que se sitúa entre los cigarrales toledanos.

 

La Virgen de la Guía. La séptima romería toledana se celebra en la ermita ubicada dentro de la Academia de Infantería, que el 12 de octubre y la víspera permite el acceso a los peregrinos, la gran mayoría vinculados al barrio de Santa Bárbara. También allí se baila la imagen de la ermita al son del himno nacional cuando regresa tras la procesión por el monte.

 

OTRAS ROMERÍAS DE 10

Día de las meriendas en Pulgar. Sin carácter religioso, los vecinos se reúnen en el Molinillo el primer sábado de mayo para pasar la tarde juntos.

 

San Gregorio en Villacañas y en Sonseca. Las romería en su honor son el segundo fin de semana de mayo y están siempre muy concurridas. En la sonsecana se organizan toda clase de juegos tradicionales. La romería de Melque. En torno a un monumento nacional excepcional del siglo VII. Es el segundo sábado de mayo.

 

La Virgen de Zaucejo. La romería de Belvís de la Jara se celebra el 1 de mayo.

 

Seguir leyendo… »