De la mina al espacio

Presentación del nuevo avión no tripulado diseñado y fabricado en Puertollano.

 

En la fotografía, el D80 Titán, un avión no tripulado con un techo de vuelo de 3.500 metros y que puede alcanzar una velocidad máxima de 140 kilómetros hora. Su uso es diverso: tareas de vigilancia, tareas de ayuda, tareas de reconocimiento, gestión y planificación agrícola, transporte de paquetería, fumigación, control de fronteras y control de contaminación y medio ambiente (ya hay dos contratos con la agencia marítima europea para medir la contaminación de los barcos y para controlar el tráfico ilegal en el Mediterráneo).

 

Este dron ha sido fabricado íntegramente en Puertollano, por la empresa aeroespacial Elecnor Deimos, que en 2013 inauguraba su Centro de Integración y Operaciones de Satélites en esta ciudad castellano-manchega, aprovechando las ayudas del Plan Miner para la reconversión de la minería en nuevos sectores tecnológicos.

 

En estos cinco años, Elecnor Deimos Puertollano ha desarrollado con éxito el satélite DEIMOS-2, creado para mejorar el conocimiento del ámbito de la agricultura, el medio ambiente, la deforestación y desertificación, así como contribuir a prevenir y gestionar posibles crisis como incendios o inundaciones, además de otros usos más estratégicos como defensa, inteligencia y control de fronteras. Por su parte, el D80 Titán, diseñado y fabricado “en menos de un año”, según ha contado el director de la empresa aeroespacial, Miguel Belló, ha supuesto una inversión de 600.000 euros y se ha vendido al gobierno francés.

 

Deimos trabaja ya en otros dos aviones, uno para el gobierno español y un tercero para un país africano. La intención de la empresa, según Belló, “es potenciar esta tercera línea de negocio, la de los aviones no tripulados, ya que en 2025 moverá un negocio de 10.000 millones de euros en el mundo”. A la presentación del D80 Titán asistieron la consejera de Economía de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y la alcaldesa de Puertollano, Maite Fernández.