De caballero a villano

Un buen número de toledanos se han ‘enganchado’ a la figuración tras participar en las series Isabel y Carlos, que han rodado muchas escenas en Toledo y han contado con decenas de extras de la provincia. Entre ellos, también con veteranos como Fran López y Carlos Velasco, figurantes fijos en ambas series y parte de un pequeño grupo de toledanos que desde hace años se dedican a la figuración con asiduidad. Los dos han rodado en todas las series españolas de éxito. Así es su trepidante agenda.

Los-dos-con-Belén-Gutiérrez2-en-un-descanso-de-Isabel

 

 

Es lunes. Son las siete de la tarde. Fran López regresa de Madrid tras pasar toda la jornada en el rodaje de la serie ‘Centro Médico’ que emite diariamente TVE. Es figurante fijo. Hace de médico al que se ve por los pasillos, conversando con otros colegas o haciendo pequeñas interacción con los actores. Al día siguiente y el miércoles tiene que rodar para ‘Águila Roja’. También allí es figurante fijo. Esta temporada hace de ‘pueblo’. Podemos verle cargando un barril o conversando en el mercado; y en anteriores temporadas le vimos hasta morir envenenado con chocolate.

 

Dos días después, el viernes, le toca rodar en ‘Seis Hermanas’, otra serie diaria de TVE en la que él es Carlos, uno de los trabajadores de la fábrica. El jueves y el viernes de la semana anterior hizo una figuración especial para ‘The Promise’, la película norteamericana que Terry George rueda en parte en España, con Oscar Isaac, Christian Bale y Charlotte Le Bon. Fran interpretó esos días a un armenio en una dramática escena por la que le pagaron 150 € al día -cinco veces más que por una figuración normal de producción española- y de la que no puede revelar ni un detalle más, según el contrato de confidencialidad que ha firmado con la productora.

 

Carlos Velazquez con Lucrecia en Águila Roja.

Carlos Velazquez con Lucrecia en Águila Roja.

Ese acuerdo le exige, además, no difundir fotos del rodaje y la cesión de sus derechos de imagen. Es un contrato habitual que los figurantes firman en todos los rodajes. Fran no solo trabajó como figurante en The Promise la semana pasada; también hizo de doble de luces de un actor de similar complexión física a la suya.“Cuando estábamos esperando para rodar, se nos acercó alguien de dirección, nos estuvo mirando un rato y dijo tú y tú. Fui uno de los señalados. Me pusieron en el lugar que iba a ocupar ese actor en la escena para probar conmigo las luces y demás antes de que el actor la interpretara”.

 

La agenda de Carlos Velasco como figurante no es menos intensa. También hay que recordar su cara porque es otro de los toledanos fijos en buena parte de las series españolas que se están emitiendo. Martes y miércoles irá a Madrid con Fran para rodar en ‘Águila Roja’. El sábado anterior hizo de rey Melchor para la publicidad navideña de Mercedes Benz; ya hace un par de años le tocó ser Gaspar para la de Iberia.

 

El lunes aún no sabe que le deparará el final de la semana porque las agencias para las que trabajan les reclaman muchas veces de un día para otro. “Es muy posible que me llamen para el rodaje de ‘Puente Viejo’, ‘La que se avecina’ o el de ‘El Ministerio del Tiempo’, series en las que también participa con mucha frecuencia, al igual que Fran.

 

Los dos lo tienen claro:“Cómo no te vas a enamorar de este trabajo si cada día es una aventura y una situación nueva. Pasas de ser un trabajador de la bodega de los Alcántara o de jugar al ajedrez con Inmanol Arias en ‘Cuéntame cómo pasó’ a ser un caballero del siglo XIII”, señala Carlos.

 

Él se quedó en paro hace 4 años, tras trabajar 18 en una fábrica de manufacturas metálicas de Toledo, y desde entonces no ha encontrado otro trabajo estable. “Para mí, psicológicamente, la figuracPuente-Viejo3ión ha supuesto mucho porque yo había estado en paro otras veces, pero nunca más de 3 meses. Con esto no te sacas un sueldo, pero es una ayuda económica, cada día que trabajas cotizas y te obliga a poner el despertador, salir y encontrarte con gente y, en mi caso, hacer algo que me gusta mucho. Y lo mejor de todo son las amistades que haces porque en los rodajes estás muchas horas con los compañeros, unas veces pasando frío, otras calor, te ríes mucho y también pasas momento no tan buenos”.

 

La crisis, que ha golpeado duramente al cine, ha reducido a la mitad la remuneración por las figuraciones en las productoras españolas. Ahora pagan por jornada completa (a veces de 10 horas) entre 30 y 50 euros, dependiendo del nivel de intervención e interacción con los actores. Sube si el figurante dice alguna frase, se tiene que mojar, caerse o maquillarse ensangrentado, por ejemplo. La compensación económica también ha bajado porque si antes era difícil encontrar extras, sobre todo hombres de mediana edad como Carlos y Fran, ahora se han multiplicado en las agencias que buscan perfiles para las productoras.

 

Y se hacen muchas menos películas. También está ocurriendo, cuentan estos dos toledanos, que las productoras están utilizando figurantes en vez de actores para pequeños papeles secundarios para ahorrar dinero. Fran y Carlos fueron nobles castellanos en la serie ‘Isabel’. Pudimos verles en casi todos los capítulos, comiendo con los Reyes Católicos, presentes en funerales y bodas y en cualquier evento trascendente de la corte. Guardan un excelente recuerdo de todos los actores y en especial de los protagonistas.

 

Michelle Jener es un encanto de chica y una actriz impresionante”, aseguran los dos. “Cuando Rodolfo Sancho volvió a vernos en el rodaje de ‘La Corona Partida’, en el castillo de Guadamur, donde se han rodado algunas escenas, se vino hacia nosotros y metió la cabeza en el coche para saludarnos. ¡Ya estáis aquí!, nos dijo”. A los dos figurantes toledanos les veremos como nobles enfrentados a Fernando en esa película que se estrenará en unos meses en los cines y sirve de transición entre las series ‘Isabel’ y ‘Carlos, rey emperador’ .

 

Los dos gustaron tanto en la primera que en la segunda no tuvieron que hacer ni casting. Les llamaron directamente de la agencia para contratarles como figurantes fijos. Carlos es noble de la corte francesa; Fran fue comunero hasta el capítulo séptimo y, después, ha ejercido como coordinador de figurantes, “explicando, sobre todo a los nuevos, cómo funciona el rodaje y estando pendiente de que no se despisten para estar listos en cuanto les llamen. Normalmente tenemos que estar vestidos y preparados todo el día para luego rodar media hora”.

 

Los dos se han ganado el reconocimiento de las agencias. Fran lo explica: “Ya conocen como trabajamos. Si lo haces bien y eres serio, cuentan contigo. Al principio es un goteo y luego te llaman hasta casi no parar. Hay veces que tenemos que decir que no porque nos coincide con otra”.

 

Fran es de Guadamur y vive allí. Fue precisamente en su coqueto castillo donde él descubrió el gusanillo de la figuración. “En los 70 y 80 se rodaban un montón de películas en el castillo y siempre andábamos por allí enredando. Cuando tenía 8 años me vistieron de medieval e hice la primera figuración, luego participé en ‘El Regreso de Walpurgis’, ‘Los Paladines’ o en ‘Juana la Loca de vez en cuando’.

 

Anuncio-Coca-Cola-light-Mejico-en-el-castillo-de-Belmonte

 

Tras más de 20 años sin rodar nada, hace cinco volvió a engancharse a la figuración. Fue en el rodaje de la serie ‘Toledo, cruce de destinos’, en la que trabajó durante 6 meses. Fue esa producción, también, la que llevó a Carlos a dedicarse a la figuración con continuidad.“Yo había hecho una en 2000 aquí en Toledo, en ‘El Pícaro’, con Fernando Fernán Gómez. Desde entonces ninguno de los dos ha parado de rodar. “Me encanta. Lo hago solo por eso”, explica Fran.

 

Él es celador en el Hospital Nacional de Parapléjicos. “Tengo que hacer encaje de bolillos para compaginar el trabajo con los rodajes. Intento trabajar muchas noches y festivos para poder librar entre semana, que es cuando se rueda. Y tengo que agradecer a mis compañeros, que me cambian días cuando lo necesito”. Sus compañeros le pidieron que diera recuerdos a Javier Bardem -él se preparó en este hospital para rodar ‘Mar Adentro’ y ‘Carne Trémula’- a través de Penélope Cruz, con quien Fran rodó en ‘Ma-ma’. “Esta chica superfamosa y que parece inaccesible fue supersimpática y amable conmigo. Me acerqué a darle los recuerdos y me dijo que iba a contárselo a Javier en cuanto volviera a casa. Estuvimos hablando un buen rato los dos”.

 

Fran tiene otra anécdota curiosa relacionada con su trabajo en la vida real. Se interpretó a sí mismo como celador en el hospital donde trabaja, rodando una escena para la serie ‘Bajo Sospecha’, con Blanca Romero y Lluis Homar. “Salí a las 10 de la noche de turno y a las 11 estábamos rodando allí mismo”. Destapaba y les mostraba un cadáver. Era el de la actriz Celia Freijeiro, con quien ahora coincide en ‘Seis Hermanas’. “Un día se lo recordé y nos reímos mucho. En esa serie son todos un encanto”.

 

Lo cierto es que lo dicen de casi todos los actores con los que han coincidido, sean más o menos famosos. Aseguran que lo que han aprendido en el oficio es a respetar su trabajo. “Tienen una responsabilidad enorme y se pasan el día memorizando y concentrados. Y luego dicen de algunos que son bordes porque no quieren hacerse una foto en mitad de un rodaje”, señala Carlos. “Sobre todo los de las series diarias. Empiezan a rodar a las siete de la mañana, terminan a las cinco de la tarde y vuelven a casa para estudiar el papel del día siguiente”, apunta Fran. “Es muy difícil ser natural cuando estás interpretando”.

 

Tampoco es fácil para un figurante. A ellos se les exigen gestos: rostros aterrados, divertidos o curiosos… Y todo con mímica. Si en escena aparecen hablando, deben hacerlo moviendo los labios y sin que se les oiga ni respirar. “En los zapatos llevamos un acolchado pegado para que al andar no se oigan los pasos. No puedes hacer ni un ruido cuando se está rodando y eso es lo más difícil al principio”, cuenta Carlos.

 

Los dos figurantes toledanos en Prim

Los dos figurantes toledanos en Prim

También hay excepciones a ese trato cercano con los actores. Carlos la tuvo rodando un anuncio para Nike con los futbolistas Ronaldo y Pirlo. “Eso fue otra historia. Esos si que eran inaccesibles. Se metieron con su coche hasta el rodaje, a todos nos precintaron los móviles en bolsitas y por supuesto su seguridad no nos dejó ni asomarnos mientras rodaban”. La publicidad y las promos son otro amplio campo para los figurantes, que además está mejor pagado que el cine. A Fran López podemos verlo estos días como un cámara de televisión en la promo de la celebración de los 40 años de ‘Informe Semanal’. También participó en las que anunciaban la nueva temporada de ‘El Objetivo’ y ‘Pesadilla en la Cocina’, en la Sexta, o en una recreación para ‘Cuarto Milenio’, en Cuatro.

 

Carlos Velasco fue el escultor de la promo de la nueva temporada de TVE en 2013. Él ha rodado anuncios incluso para Estados Unidos y Mexico y en España hemos podido verle en el del Atlético de Madrid para la Champion 2013, en el del aniversario de la ONCE ese mismo año o en el de Volkswagen Polo del 2012. El año pasado fue seleccionado para representar a un padre de familia en un anuncio del PSOE. Eso sí, tuvo que cortarse la coleta por exigencias del guión.

 

No es la primera vez que cambia el peinado por un rodaje. “Yo siempre había llevado el pelo muy corto, pero para trabajar en ‘Toledo, cruce de destinos’ me pidieron que me dejara el pelo largo y salvaje”. Y terminó con coleta. Lo que ninguno de los dos están dispuestos a hacer es afeitarse. Llevan barba desde que hace cinco años ambos volvieron al mundo de la figuración. Sus barbas les han reportado numerosos papeles en series y películas históricas. Además de las ya mencionadas han trabajado en ‘Amar es para siempre’, ‘Victor Ros’, ‘Acacias’, ‘La muerte de Prim’, ‘La española inglesa’ o ‘La conjura del Escorial’. De esa película Carlos recuerda la mirada penetrante de Jason Isaacs. “De repente me di la vuelta y vi como me estaba mirando fijamente. ¡Ostras! Me sentí Mel Gibson en ‘El Patriota’, cuenta bromeando.

 

La barba no ha sido obstáculo para encontrar un hueco en ambientaciones modernas. Los dos han trabajado en la serie ‘El Príncipe’ y Carlos lo ha hecho también en ‘Aquí paz y después gloria’, ‘Aida’ y otras tantas. O en películas como ‘La Herida’, ‘Perdiendo el Norte’ o ‘Los del túnel’, en las que podemos ver a Fran; también en la premiada ‘Truman’, compartiendo escena con Ricardo Darín y Javier Cámara en un bar en el que los tres son clientes.

 

Fran aguarda ahora el estreno de otras dos películas en las que también ha sido figurante: ‘Koblic’, la última película de este actor argentino y ‘Cuerpo de élite’, una comedia española en la que Jordi Sánchez le mata. Y la esperada ‘The Promise’, en la que también Carlos ha participado haciendo de vendedor turco y de cura ortodoxo. Como ellos, otros diez toledanos trabajan habitualmente en figuración desde hace unos años. Se han hecho amigos, tienen perfil en Facebok, se recomiendan a las agencias y casi siempre coinciden varios para compartir coche e ir a Madrid, aunque tengan rodajes distintos.

Seguir leyendo… »

Últimas publicaciones de Pilar Palop (Ver todas)