CRISIS EN PODEMOS DE TOLEDO CIUDAD

Pablo Iglesias y José García Molina momentos antes de iniciarse un mitin en Toledo.

Pablo Iglesias y José García Molina momentos antes de iniciarse un mitin en Toledo.

 

Mientras en Talavera de la Reina finalmente el grupo municipal de Ganemos Talavera se rompía y dos de sus cuatro concejales, Carmen Aceituno y Juan Pedro Ayuso, decidían abandonarlo y pasar a ser concejales no adscritos, por considerar que un sector de IU ha utilizado la estructura de este partido para hacerse con Ganemos Talavera, en Toledo capital la crisis se centra en Podemos.

 

Como una derivación de lo que está ocurriendo a nivel nacional y regional, donde importantes voces críticas están pidiendo al secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, que inicie el proceso de renovación del partido, el Consejo Ciudadanos municipal de Podemos Toledo ha decidido renovarse.

 

En concreto ha sido el secretario general de Podemos en Toledo, Alfredo Díaz –Cardiel, uno de los firmantes para la renovación del Consejo Ciudadano regional a la que se opone García Molina, quien ha convocado una Asamblea Municipal extraordinaria “en la que todas las personas inscritas puedan participar de manera abierta, horizontal y democrática en el debate y aprobación de los nuevos documentos organizativos y políticos y posteriormente, en la elección de un nuevo secretario general y consejo Ciudadano”, según decía en el comunicado de convocatoria.

 

En los últimos tiempos se habían producido nueve dimisiones que se sumaban a otras cinco anteriores en el Consejo Ciudadano. A estas hay que sumar la del propio Díaz-Cardiel una vez convocada la asamblea extraordinaria. En realidad Díaz-Cardiel ya había hecho saber hace días en el seno de Podemos Toledo que dimitía; pero le pidieron que no lo hiciera público para evitar que desde la dirección regional pudiera nombrar una gestora.

 

Fuentes de Podemos han señalado a la Revista Aquí que Díaz-Cardiel se encuentra más próximo a los planteamientos de Íñigo Errejón y que las últimas dimisiones, en la que los críticos le formularon acusaciones similares a las que recibe García Molina por quienes solicitan la renovación, podrían haberse acelerado por su postura contra el secretario regional al que se le identifica como hombre fiel a Pablo Iglesias.