Coronavirus y Nutrición: preguntas frecuentes

 

Durante estos días, los dietistas-nutricionistas hemos recibido muchas preguntas relacionadas con el coronavirus. En este artículo, he querido destacar algunas preguntas frecuentes para intentar aclarar algunas de ellas.

 

¿Puedo potenciar mi sistema inmunitario a través de la dieta?

 

No es posible “potenciar” el sistema inmunitario a través de la dieta, y ningún alimento específico o suplemento va a prevenir que puedas contraer COVID-19. El mejor medio para evitar la infección son las buenas prácticas de higiene.

 

A día de hoy, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no ha autorizado que ningún alimento o ningún componente de la dieta pueda etiquetarse como “protector frente a infección”

 

Muchos son los nutrientes que están involucrados en el normal funcionamiento del sistema inmunitario (hierro, cobre, ácido fólico, selenio, zinc y vitaminas A, B6, B12, C y D). por lo que la principal recomendación nutricional sería seguir una dieta saludable y equilibrada para que el sistema inmunitario pueda funcionar con normalidad.

 

No hay que poner énfasis en tomar un alimento especialmente sobre otro para conseguir estos nutrientes; no hace falta consumir muchas naranjas o kiwis para conseguir mucha vitamina C ni tomar un multivitamínico para asegurar que cubrimos estos nutrientes, sino tener una dieta variada que incluya alimentos de todos los grupos y que nos permita tener una dieta saludable y equilibrada (evitando alcohol, galletas, bollería, bebidas azucaradas y todo tipo de productos ultraprocesados).

 

Con esto quiero decir que no por el hecho de tomar mucha vitamina C, mucho selenio o mucho zinc vayamos a tener beneficios adicionales en nuestro sistema inmunitario, sino que, simplemente cubriendo los requerimientos de estos nutrientes en la dieta, conseguimos que nuestro sistema inmunitario funcione con normalidad.

 

¿Debería tomar un suplemento de vitamina D?

 

En condiciones normales, la luz solar, y no la dieta, es a partir de donde obtenemos la mayor parte de nuestra vitamina D. Por tanto, es poco probable que una dieta saludable y equilibrada que aporte todas las otras vitaminas y nutrientes que necesitamos nos vaya a aportar suficiente vitamina D si no tenemos una mínima exposición solar.

 

Ahora que está permitido salir a pasear o practicar deporte al aire libre, si puedes, deberías tener una exposición sensata al sol, como mínimo en cara, cuello y extremidades. A pesar de que, si no hay un mínimo de exposición solar, es muy poco probable que consigas cubrir tus requerimientos de vitamina D, durante este tiempo de salidas limitadas, podríamos ayudarnos de ciertos alimentos que son fuente natural de vitamina D para intentar mantener unos niveles adecuados de esta vitamina, como son el pescado azul (salmón, sardinas, trucha), los huevos y alimentos fortificados en esta vitamina, como los lácteos.

 

En cualquier caso, si tienes que permanecer confinado y no puedes tener una mínima exposición al sol, deberías considerar tomar un suplemento de vitamina D.

 

¿Debería estar preocupado por la seguridad alimentaria y la transmisión de COVID-19?

 

Es muy poco probable que puedas infectarte a través de la comida. COVID-19 es una enfermedad respiratoria. No se conoce que pueda ser transmitida por exposición a los alimentos o a los envases de los alimentos.

La recomendación sería seguir los consejos generales de seguridad alimentaria, como son lavarse las manos frecuentemente, limpiar las superficies y separar la carne y el pescado frescos de otros alimentos cuando estemos cocinando.

 

¿Es perjudicial picar o tomar snacks durante la cuarentena?

 

Durante la cuarentena, es habitual comer y picar más a menudo. Estos snacks pueden ser parte de una dieta saludable pero también pueden hacer que consumamos más energía, grasa, azúcar o sal de la necesaria. La clave está en el tipo de alimentos que elegimos. Algunos consejos para convertir en saludables estos snacks podrían ser los siguientes:

 

1. Pregúntate si realmente tienes hambre: El reto de teletrabajar unido a la ansiedad e inseguridad sobre el futuro hace que piquemos más de lo habitual. Es una buena idea tener recursos que nos permitan distraernos en lugar de ir al armario a picar, como llamar a algún amigo, hacer una pausa para tomar un café o un té, estirar o hacer algo de ejercicio.

 

2. Organiza tu entorno: Muchas veces acabamos picando lo primero que encontramos cuando abrimos el frigorífico o la despensa. Es importante organizarnos para que la opción más saludable sea también la más accesible. Esto podemos hacerlo de forma muy simple, poniendo los snacks saludables como los frutos secos al frente y los snacks no saludables como galletas o bollería al fondo y envueltos, de forma que no los veamos. De todas formas, la mejor forma de no consumir estos productos es evitar comprarlos.

 

3. Planifica: Si esperas a tener hambre para comer, es más probable que acabes tomando decisiones poco saludables. Para evitar estas malas decisiones, tómate 5 minutos por la mañana para preparar un poco de fruta cortada o palitos de verduras para ir picando el resto del día.

 

OLAKINO

Steven de la Peña Mcclafferty

Dietista – Nutricionista

Contacto: @olakinonutricion

627994065