¿Conoces lo último de Marlon Williams, Amen Dunes o Jonathan Wilson?

Marlon Williams

“Make Way For Love”

Todo empezó hace dos años con su sorprendente álbum homónimo, un trabajo con el que puso el listón muy alto y nos dejó completamente noqueados. El neozelandés vuelve a firmar otra obra apasionante, “Make Way For Love” es un álbum profundo, hermoso, con un marcado e irresistible aire retro, uno de esos discos que acaban robándote el corazón.

Aunque sus influencias country y folk todavía siguen teniendo algún protagonismo, Marlon Williams ha decidido dar un giro hacia nuevos senderos, envolviendo sus canciones con un brillo más pop de tonalidades más acordes con las posibilidades que le ofrece esa arrolladora y emotiva voz de crooner, que nos remite a nombres ilustres como Chris Isaak o Roy Orbison.

Williams nos entrega un trabajo enormemente personal, con grandes canciones bañadas de arreglos exuberantes que suenan encantadoramente clásicas, un inesperado viaje a través de paisajes teñidos de nostalgia, desamor y un punto de tristeza. Gran disco de un músico al que conviene no quitarle el ojo de encima.

Amen Dunes

“Freedom”

Amen Dunes es el proyecto del neoyorquino Damon McMahon, con “Freedom” son ya cinco álbumes los que ha publicado bajo ese nombre, un trabajo que llega cuatro años después del notable “Love”, su anterior entrega. La nueva obra del enigmático cantautor de Brooklyn es un hermoso catálogo, construido a base de melodías que beben sin miramientos, y con un ligero regusto a folk, del pop de autor más sofisticado, en el que hay espacio para canciones atemporales, ajenas a modas, nacidas para perdurar.

McMahon se entrega a un total de once temas sólidos y poderosamente sugestivos bien asistidos por una producción pulida, de aspecto distinguido, rica en matices, que destila elegancia y buen gusto. “Freedom” es uno de los más completos y accesibles discos que ha publicado, no hace sino confirmar la explosión definitiva de su talento como músico y le descubre como un cantautor tremendamente especial, con un estilo propio perfectamente reconocible. Ahora tienes la ineludible misión de ir descubriendo la obra, corta pero muy interesante, de Amen Dunes.

Jonathan Wilson

“Rare Birds”

Cada álbum que publica Jonathan Wilson es una auténtica aventura musical, el norteamericano vive en un permanente estado de inspiración, acumulando un impecable curriculum marcado por el sonido de Laurel Canyon californiano de los años 70. Ahora el último del cantautor, multiinstrumentista y solicitado productor, lejos de acomodarse, se desvía de aquel sonido cálido y ensoñador en busca de otras texturas e influencias que le permiten volar libre de etiquetas.

Hay algo mágico en “Rare Birds”, un álbum ambicioso, de casi dos horas de música y sonido exuberante, con la mirada puesta en el rock progresivo británico de los años 80, donde se puede advertir su nueva inclinación por los sintetizadores y las cajas de ritmo. Jonathan Wilson sigue mostrando un exquisito gusto a la hora de facturar piezas sin fecha de caducidad, ha conseguido un sonido con momentos realmente brillantes, apoyado por a un poderoso grupo de estelares colaboradores del nivel de Lucius, Laaraji, Lana Del Rey y Father John Misty. Otra joya en el cada vez más suculento tesoro en el que se ha convertido la discografía de un artista que, con el paso del tiempo, ha ido aumentando su estatus de músico de culto.