Condenado a 23 años de prisión por asesinar con alevosía a su mujer

Rafael García, a la llegada de la Audiencia Provincial de Toledo en el primer juicio celebrado contra él.

 

José Rafael García Santana, de 47 años, ha sido condenado a 23 años de prisión por asesinar con alevosía a su mujer, Cristina Martín, que en el momento de su asesinato tenía 38 años. El crimen machista ocurrió el 5 de febrero de 2017, en el domicilio familiar en Mora, y en presencia de la madre de la víctima y de un niño de 15 meses.

 

Esta es la segunda sentencia dictada contra José Rafael García, después de que la primera, en la que se le condenaba por el mismo delito a pena de prisión permanente revisable, fue declarada nula, así como el primer juicio, por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha al considerar «que no constaban los elementos de convicción ni una sucinta explicación de las razones por las que el jurado declaró o rechazó declarar como probados unos determinados hechos».

 

En ambas ocasiones, un jurado popular lo ha declarado culpable del asesinato de su mujer, enferma y en silla de ruedas cuando ocurrieron los hechos.

 

 

El fallo dictado por la Audiencia Provincial de Toledo condena a J.Rafael García «como autor responsable de un delito de asesinato del artículo 139.1 CP por concurrir la circunstancia de alevosía, con las circunstancias agravantes de parentesco y de género, a la pena de 23 años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena. Se inhabilita al condenado para el ejercicio de la patria potestad sobre su hija menor (de 8 años en la actualidad) Se prohíbe al condenado aproximarse a menos de 300 metros a su hija menor , a su lugar de residencia ó cualquier otro lugar frecuentado por la misma por un período superior a 6 años al de la duración de la pena de prisión impuesta, así como la prohibición de comunicación con la misma por cualquier medio conocido durante el mismo período».

 

Además, se impone al condenado la medida de libertad vigilada que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad, por 10 años, con el contenido a que se refiere el artículo 106.1 E y F del CP, a saber, prohibición de comunicarse y aproximarse a los familiares de la fallecida, E., V.C., T.M. y M.P.M.

 

En concepto de responsabilidad civil el acusado indemnizará a E. en 150000€; en 100000€ a cada uno de los progenitores de la fallecida, V.C.M. y T.M.T.M. en 50000€ a la hermana M.P.M.T.

 

Las cantidades señaladas devengarán el interés del artículo 576 LEC desde la fecha de esta sentencia.

 

Se imponen al condenado las costas procesales incluidas las de las acusaciones particulares, se exceptúan las causadas por la acción popular de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 

EL VEREDICTO DEL SEGUNDO JURADO POPULAR

 

MENORES, LAS OTRAS VÍCTIMAS DE LOS CRÍMENES MACHISTAS

 

Seguir leyendo… »