Comienza la batalla por mejorar salarios y condiciones de trabajo

Concentración de protesta por el encarecimiento de la vida el pasado domingo 19 en Toledo.

 

Stop al encarecimiento de la vida. Por unos salarios dignos. Stop a la precariedad”, es el lema de la batalla que se iniciaba el domingo  el 19 de febrero en todas las capitales de provincia (en Toledo frente a la Delegación del Gobierno) contra el Gobierno de Mariano Rajoy, “para denunciar su inacción frente al crecimiento de la pobreza y la desigualdad y para decirle que sus políticas no son la vía para la recuperación social sino todo lo contrario. Desde la Reforma Laboral, que ha disparado la precariedad y la mayor devaluación salarial de la UE dando origen a la aparición de trabajadores pobres; hasta la política energética, que impide a decenas de miles de familias incluso disponer de luz y calefacción”, argumentan los sindicatos.

 

Los sindicatos CCOO y UGT convocan esta oleada de protestas en todo el país. El domingo, según la información facilitada por CCOO, se concetraron en las capitales de provincia de Castilla-La Mancha un millar de personas. Cerca de 300 personas se sumaron a la convocatoria sindical en Albacete, Guadalajara y Toledo; alrededor de 200 en Ciudad Real y otro centenar en Cuenca.

 

 

La siguiente movilización será el miércoles 22 y se dirige contra el bloqueo patronal de las conversaciones a nivel estatal para renovar el Acuerdo sobre Empleo y Negociación Colectiva. En toda España habrá ese día concentraciones ante las sedes de las patronales provinciales.

 

En Castilla-La Mancha, sindicatos y patronal sí ha iniciado las conversaciones para afrontar una negociación colectiva que afecta a 81 convenios, 54.000 empresas y 310.000 trabajadores.

 

Aunque en una primera reunión  ya se han pactado los temas del debate -que son prioritariamente la estabilidad e igualdad en el empleo, la revisión salarial y la seguridad y la salud laboral- y se han emplazados a próximos encuentros, los dirigentes de CCOO y UGT temen que “el debate sobre salarios será a cara de perro”.

 

El presidente de los empresarios de la región, Ángel Nicolás, ya anunció hace unos días que “la situación no está para subir los salarios. El 40% de las pequeñas y medianas empresas de Castilla-La Mancha aún está en pérdidas. Se necesita contención salarial si queremos seguir creando empleo”.

 

La patronal va a proponer un incremento de los sueldos del 1’5%. Por su parte, CCOO y UGT han fijado en el 3% el aumento salarial que van a exigir, teniendo en cuenta que la pérdida de poder adquisitivo ha sido aún mucho mayor en Castilla-La Mancha que en el resto del país. Además, los delegados sindicales exigirán acabar con la precariedad del empleo y poner freno a la brecha salarial de género.