CIUDADANOS NO REMATÓ

 

Los dirigentes de Cs tenían echadas las cuentas de la lechera. Las encuestas lo decían y ellos lo percibían, al menos obtendrían 4 diputados y eso podría suponer representación suficiente para hacer presidente al candidato del PP o en caso contrario,si eso no era posible porque Podemos obtuviera representación, estaban en la creencia de que García Page les preferiría a ellos para formar gobierno. En todo caso ganaban.Obtuvieron finalmente los 4 parlamentarios pero no contaron con que el PSOE obtendría una mayoría absoluta y que no los necesitaría. Por ello a nivel personal los dirigentes regionales no se han mostrado especialmente alegres. Un síntoma de ello cabe verlo en la ausencia de la candidata a la presidencia de la Junta, Carmen Picazo, en los actos institucionales del día de la región, máxime cuando se celebraron en Albacete, ciudad en la que ella es concejal de su Ayuntamiento. La excusa oficial para no asistir, en boca de la diputada del Congreso en Albacete María Dolores Arteaga, no en la de Carmen Picazo, que “está reunida con el partido para dirimir los futuros pactos tras las elecciones municipales”.

 

La desilusión es mayor por cuanto ni siquiera en esta ocasión sus votos, en este caso en las municipales, sirven para decidir gobiernos en las diputaciones provinciales de la región. Todas han caído en manos del PSOE por mayoría absoluta, salvo en Guadalajara que necesita el voto de Unidas Podemos o al menos su abstención. Hace 4 años decidieron las de Guadalajara, a favor del PP, y la de Toledo, a favor del PSOE. Los dirigentes, en un partido que está en formación y con no pocos problemas internos, se quedan sin poder institucional, salvo en tres capitales de provincia: Guadalajara, Albacete y Ciudad Real. Un poder que, como al comprar un coche, pierde la mitad de su valor una vez entregas el voto a diestra o siniestra. En los tres casos apoyar el PP necesita el concurso de Vox y apoyar al PSOE es hacer que este partido cope todos los puestos de relevancia institucional en la región. Aunque probablemente los vecinos de esas ciudades prefieran llevarse bien con quien tiene el poder y por tanto los dineros y no entiendan vetos absurdos, como el de la obligatoriedad de renegar de Pedro Sánchez para formar gobiernos que nada tienen que ver ni con Cataluña, ni con Madrid.

 

Juan Carlos Girauta, el diputado por Toledo que en la anterior legislatura lo era por Barcelona y además portavoz del grupo parlamentario de Cs en el Congreso había dicho sobre el PP que «ha enseñado su cara más fea, algo que habrá que considerar ante futuribles pactos en la región. Hay gente que se tiene que pasar muchos años purgando y de penitencia. No digo más». No habían caído bien esas palabras entre los dirigentes de Cs de la región. Consideraban que era apostar claramente por García Page, de hecho así lo entendieron también en el PSOE y rápidamente fue aprovechado por el secretario de organización de este partido, Sergio Gutiérrez para destacar que el PSOE veía en esas palabras que “El PP de Núñez sigue siendo el de Cospedal, que representa lo mismo y que seguirá siendo el PP que promete en campaña pero que si tiene la posibilidad, recorta”. Al PP no le gustó aquello, Francisco Núñez se quejó “del cunero que nos ha tocado en suerte” en referencia a Girauta y finalmente éste desapareció de la escena política regional; pero también nacional donde Rivera ya no le renovó como portavoz de Cs en el Congreso, eligió a Inés Arrimada quien como él ha dejado también Cataluña, y ni siquiera ha sido nombrado como portavoz adjunto.

 

La próxima batalla a nivel interno que se librará en Cs en la región será menor, pero de importancia simbólica. Tienen que elegir los escasos diputados provinciales obtenidos y cabe que opten candidatos que no sean bien vistos por los respectivos dirigentes provinciales. Es el caso de Toledo donde el actual diputado, Luis Martín, alcalde de Cedillo del Condado, intentará renovar en el cargo al que llegó en la pasada legislatura al morir Antonio López. En la dirección provincial y regional no se ve con buenos ojos su candidatura, prueba es, cuentan en su entorno, que ni siquiera ha recibido una llamada de felicitación por haber sido el único candidato de Cs en la región que ha obtenido mayoría absoluta en las elecciones municipales. El problema de los dirigentes es como imponer un candidato en un partido que presume de regirse por elecciones primarias, aunque la manera de hacerlas en algunos lugares hayan dejado más de una duda. En Toledo, David Muñoz. coordinador provincial, ha sido el único parlamentario de Cs elegido. En su contra tiene, en las batallas internas que han de venir, que eligiera a la concejala de Quintanar, Begoña Molina, como cabeza de lista para el senado en las elecciones celebradas un mes antes. Begoña Molina, que facilitó un controvertida moción de censura contra el PSOE en favor del PP, no ha conseguido en esta ocasión ni un concejal para la lista de Cs que encabezaba en Quintanar.

    

Francisco José Gómez Herruz

Latest posts by Francisco José Gómez Herruz (see all)