CCOO CLM denuncia «la precaria situación laboral y asistencial en las residencias de mayores»

CCOO ha presentado a la Junta de Comunidades hasta 33 informes con incidencias en las residencias de mayores de Castilla-La Mancha.

 

«Tras más de seis meses de crisis sanitaria, poco o nada se ha avanzado en las medidas de prevención en los centros residenciales privados de mayores de Castilla-La Mancha y nada sabemos tampoco sobre los planes de futuro de este sector, ni por parte de la Administración ni de los empresarios«, han denunciado hoy públicamente el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, y la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO CLM, Chelo Cuadra, quienes insisten en advertir de  la precaria situación laboral y asistencial que hay en las residencias de mayores, la cual se ha visto agudizada por la pandemia y por la inacción total de empresarios y Administración, incapaces de afrontar una crisis cuyas cifras nos reafirman día tras día la muerte por inanición de un sector más que castigado ya por la anterior crisis económica».

 

De la Rosa  ha emplazado a la Administración regional a “poner en marcha las medidas que anunció en los últimos días de la primera ola de la pandemia del Covid-19 y que aún no se han tomado a día de hoy”. “Las residencias de mayores tienen que garantizar una asistencia de excelencia a las personas mayores, contando con profesionales que tengan salarios dignos (y no de miseria) jornadas decentes, que cuenten con las medidas de prevención y EPIs necesarios… Los servicios sociosanitarios tienen que ser un pilar básico en esta región”, ha continuado De la Rosa, quien asevera que “no puede volver a repetirse la situación de meses atrás, ya hay residencias de mayores con grados de contagio preocupantes y no se están tomando medidas”.

 

 

Por su parte Chelo Cuadra ha señalado que “no estamos, de momento, ni en el escenario ni en las cifras de marzo o abril, pero ni Administración ni empresarios han aprendido la lección después de 1.353 muertes de residentes diagnosticados, aunque la cifra se eleva a casi el doble sin diagnóstico«.

 

Cuadra ha denunciado que los medios de protección siguen siendo escasos o se obliga a las trabajadoras a darles un uso más prolongado del recomendado. La falta de personal es cada día más que evidente. Las malas condiciones laborales y el trasvase de profesionales titulados al sector público hacen que las empresas tengan verdaderas dificultades para contratar a nuevo personal, pero es que “con salarios de 800-900 euros, descansando solo un fin de semana al mes y con una mascarilla para toda la semana, así no se puede trabajar”.

 

CCOO denuncia que los planes de contingencia ante nuevos brotes o la adecuación de infraestructuras para evitar o minimizar contagios no se han puesto en marcha; las prometidas auditorías por parte de la Consejería de Bienestar Social no contribuyen a solucionar los problemas. Además, el anuncio de realizar PCR a las y los profesionales tras los periodos vacacionales realizado por el presidente de Castilla-La Mancha solo se está haciendo en Toledo y parte de Ciudad Real. Y el Plan de Respuesta Temprana frente a la Covid en residencias de mayores anunciado el 25 de agosto por la consejera de Bienestar Social ante las patronales del sector aún no sabemos en qué consiste.

 

El sindicato ha trasladado a la Consejería de Bienestar Social un total de 33 informes sobre incidencias en centros residenciales, que afectaban a 101 residencias, la mayor parte en Ciudad Real (44), Toledo (20) y Albacete (17). Las situaciones denunciadas tenían que ver con falta de medios de protección, falta de personal y falta de protocolos o procedimientos de actuación ante posibles contagios.

 

Cuadra ha recordado que el sindicato ya trasladó a las Consejerías de Bienestar Social y de Sanidad las propuestas que a corto y medio plazo contribuirían a mejorar la situación, siendo para ello fundamental tanto la voluntad política como el compromiso empresarial de apostar por el futuro del sector. Entre estas medidas están seguir financiando las plazas concertadas como en otras comunidades autónomas aunque no estén cubiertas; elaborar planes de contingencia adaptados a las características de cada centro en colaboración con patronal, sindicatos y administración; la coordinación sociosanitaria mediante la puesta en marcha de un nuevo modelo de atención a residentes que cada vez requieren mayores cuidados sanitarios.

 

Seguir leyendo… »