Castilla-La Mancha no se libra del Brexit

Castilla-La Mancha mantiene fructíferas relaciones comerciales con Reino Unido, sexto destino de sus exportaciones. 392 empresas de la región vendieron sus productos a este país por valor 280 millones de euros en 2015. Y en 2016 las cosas iban aún mejor: sólo hasta abril las ventas de 305 empresas sumaban ya los 93 millones de euros. Hasta que llegó el Brexit...

Ilustración de Julio Llopis

Ilustración de Julio Llopis

 

“El Brexit es el mayor terremoto que ha ocurrido en los últimos 40 años y que tendremos que digerir. Pero dicho esto, en el ámbito estrictamente comercial entre el Reino Unido y Castilla-La Mancha los cambios no serán dramáticos, ni siquiera serán muy grandes, porque en Bruselas se negocia todo y nadie está interesado en crear de pronto aduanas arbitrarias o exageradas, opina Pedro Antonio Morejón, director territorial del ICEX (Instituto de Comercio Exterior) en Castilla-La Mancha. El único elemento a tener en cuenta será el tipo de cambio, porque hasta ahora la libra y el euro mantenían un tipo de cambio muy sólido, muy estable, por lo que las operaciones comerciales con el Reino Unido eran muy seguras. Ahora habrá que tener en cuenta más que nunca un instrumento: el seguro de cambio, que recomendamos fervientemente a cualquier empresa que trabaje con Reino Unido, para que la paridad entre la libra y el euro se asegure. Lo que sí es cierto es que una devaluación, en un sentido u otro, del 10 ó el 15% elimina el margen posible que puede haber y eso sí sería un elemento enormemente perjudicial para nuestras empresas; a parte de esto, no creo que haya medidas que limiten los flujos comerciales”.

 

Para las empresas de Castilla-La Mancha, Reino Unido es un mercado importante, el sexto principal destino de sus exportaciones y el quinto país en el que más compras realizan. Durante el año 2015, 392 empresas de la región exportaron a Reino Unido productos por valor de 280 millones de euros. En 2016 las cosas iban aún mejor: sólo en los cuatro primeros meses 305 empresas habían facturado ya en este destino más de 93 millones de euros.

 

 

 

“Para el vino, Reino Unido es un mercado clave, afirma Morejón. No sólo por consumo, ya que es el producto que más le vendemos, sino porque es un país que marca tendencia. Tan importante es este mercado que, de hecho, el ICEX tiene en Londres la Oficina Comercial de Vino más importante; por lo tanto, al vino habrá que hacerle un seguimiento especial respecto a las consecuencias que puede tener el Brexit”.

 

Castilla-La Mancha lidera las exportaciones nacionales de vino a Reino Unido, al menos en volumen: 30,3 millones de litros de vino de las bodegas de la región fueron consumieron los ingleses en 2015 (el 25% del total nacional exportado). Menos positivos son los datos de precios, ya que son los caldos castellano-manchegos los que alcanzaron la menor cotización en el mercado inglés. Aunque no en todos los casos.

 

“Gran Bretaña es el principal comprador, dentro de la Unión Europea, de los vinos Cueva (Calidad Diferenciada de Villanueva de Alcardete), reconoce el presidente de la Asociación Cuevas Alcardeteños, Domingo Picazo. Trabajamos desde hace más de doce años con el mismo distribuidor inglés; nuestros vinos van a tiendas, no a grandes superficies comerciales, y con los márgenes que trabajamos nos permiten estar tranquilos con respecto a lo que ocurra con el Brexit. Les vendemos vinos de calidad, a corto plazo no esperamos problemas”.

 

Exceptuando la campaña navideña, en la que el mercado nacional acapara la mayor parte de la producción de los Cueva (son vinos espumosos), el resto del año el mercado internacional se lleva entre el 65 y el 70% de las botellas, con destinos muy diversos entre los que destacan los países asiáticos y EEUU.

 

Castilla-La Mancha es la región española que más vino le vende a Reino Unido

Castilla-La Mancha es la región española que más vino le vende a Reino Unido

 

Cada semana, durante todo el año, sale de Industrias Cárnicas Tello (Totanés) un camión cargado con 20.000 kilos de carne hacia Reino Unido. De una producción total de unos 26 millones de kilos de carne fresca y productos elaborados, 1.000.000 de kilos se destinaron el pasado año al mercado inglés.

“Reino Unido es un mercado importante para nosotros, por lo que ya antes de la votación sobre el Brexit tomamos nuestras precauciones, nos cuenta Javier Briones, director de Exportación de Cárnicas Tello. Como trabajamos en libras, aseguramos el cambio en previsión de grandes turbulencias. Pero además del seguro de cambio, estamos repercutiendo en precio. Es cierto que las negociaciones para actualizar bruscamente los precios nos están generando tensiones comerciales, pero han sido ellos los que han provocado este problema y a ellos les va a costar más, porque la libra sigue bajando”.

 

Las sólidas relaciones comerciales que tiene esta empresa toledana con Reino Unido permite mantener las ventas, pero Briones teme que “a corto plazo va a seguir la inestabilidad, nadie sabe lo que puede ocurrir”. La diversificación de los mercados internacionales amortigua las consecuencias del Brexit. “El 33% de nuestra producción se vende en el mercado internacional; para nosotros es muy importante Asia, especialmente China. Si una puerta se cierra, debemos abrir otras, no es fácil, pero es nuestro trabajo y en ello estamos”, manifiesta el responsable de Exportación de Cárnicas Tello.

 

Las operaciones comerciales que mantiene la empresa Nico Jamones (Ciudad Real) con Reino Unido se realizan en euros, no en libras. Esto, junto con una trayectoria de una década en el mercado inglés da cierta tranquilidad a esta compañía, “aunque estamos a la expectativa de lo que vaya ocurriendo, nos dice Rafael Gómez, responsable de Exportación. Reino Unido es junto a Alemania y Francia nuestro principal comprador en la Unión Europea, pero estamos vendiendo jamón serrano, ibérico y embutidos a más de 35 países (Canadá, Japón, Filipinas, Corea, Vietnam, Líbano, Australia, Nueva Zelanda, México, Colombia, Panamá, Perú, Venezuela, Brasil, Senegal…)”

 

Los precios se han encarecido un 14% desde que se votó el Brexit por la caída de la libra, aunque nuestros clientes ingleses lo ven como algo coyuntural, comenta Luis Sevilla, director de Exportación de Puertas Uniarte

 

PUERTAS UNIARTE, DE OCAÑA, tiene en Reino Unido a su principal comprador en el mercado exterior. “Trabajamos desde hace veinte años con nuestros distribuidores en Reino Unido, que son empresas con cien años de actividad, lo que da una idea de su solvencia, comenta Luis Sevilla, responsable de Exportación de Puertas Uniarte (Ocaña). El mayor impacto que estamos viendo desde que se votó el Brexit es un encarecimiento del 14% de los productos por la caída de la libra, aunque nuestros clientes ingleses lo ven como algo coyuntural. A largo plazo no sabemos qué puedo ocurrir, aunque en productos como los que nosotros les vendemos, puertas, puede afectarnos incluso a nivel normativo; ahora seguimos la normativa de la UE pero tal vez Reino Unido acabe haciendo las suyas propias. Sí, hay bastante incertidumbre”.

 

Uniarte vende en el exterior aproximadamente el 27% de su producción total, pero lo hace a destinos muy diversificados, entre ellos Panamá, Colombia, Miami, EEUU, Emiratos Árabes o países del norte de África.

 

Yo creo que las operaciones que nuestras empresas ya tienen firmadas en Reino Unido se mantendrán de momento, tal vez luego caigan por el temor a lo que pueda ocurrir y, finalmente, se recuperarán a medio plazo”, prevé el director territorial del ICEX en Castilla-La Mancha. Sin embargo, Pedro Morejón sí advierte de consecuencias más negativas del Brexit en el mercado de capitales, en el turismo y en el mercado laboral.

 

“El impacto sobre personas y capitales del Brexit va a ser muy importantes. Al convertirse Reino Unido en un país tercero no tendrá la libertad de movimientos que hasta ahora y eso afectará a quienes van a allí a trabajar. Y en el tema turismo, que para España es muy importante porque es la primera nacionalidad que nos visita, sí va a tener una repercusión transcendente si el PIB británico se ve afectado y hay un empobrecimiento. Esto sí que impacta sobre el turismo”.

 

Preocupación también entre los más de 2.000 jóvenes de Castilla-La Mancha que trabajan en Reino Unido. Los sindicatos han alertado de la incertidumbre que se cierne sobre ellos si finalmente Gran Bretaña sale de la Unión Europea.

 

LOS PRODUCTOS CASTELLANO- MANCHEGOS SALTAN FRONTERAS

 

Europa no es el gran mercado del futuro; para nosotros es muy importante el número de empresas que están trabajando en mercados asiáticos, o en EEUU, especialmente en el tema de vinos. También es importante Canadá, por donde a veces se entra mejor a EEUU que por México, que es muy complicado”, reflexiona Pedro Morejón. Y es que cada vez son más las empresas castellano-manchegas que dirigen sus esfuerzos a Asia, EEUU o norte de África. Entre los indicadores de la economia de Castilla-La Mancha, el más favorable es el de las exportaciones, que en 2015 crecieron a un ritmo del 11% y se prevé que en 2016 lo hagan al 12’5%, hasta sumar los 6.745 millones de €, según avanza el Informe “La Economía Internacional de Castilla-La Mancha 2015-2016”.

 

Paralelamente, crecerán las importaciones, que alcanzarán los 7.290 millones €, situando el déficit comercial regional en 545 millones €. “Todas las provincias de la región experimentarán un comportamiento alcista en 2016, consolidándose Ciudad Real como la primera provincia exportadora, con 1.895 millones de € (+5,4%). Guadalajara se quedaría muy cerca, y volvería a destacar, tal y como se viene constatando en los últimos meses, como la más dinámica de las provincias, con la mayor subida en sus ventas al exterior (+22%), pero sin desmerecer los ratios de crecimiento de Toledo (+14%), Cuenca (+10) y Albacete (+9%)”, vaticina este informe técnico. Lo que ya está confirmado es el buen ritmo que mantienen las exportaciones en los cuatro primeros meses del año: 2.006,7 millones de euros facturados. “Los sectores protagonistas siguen siendo los de “bebidas de todo tipo, excepto zumos”, a pesar de cierto estancamiento en los últimos meses (+ 1,5%), debido a la caída de precios del vino, sobre todo a granel. En segundo lugar, destacan las “máquinas y aparatos mecánicos” (- 13,3%) seguidas de “materias plásticas” (- 7,3%). Destacar también el buen comportamiento de otros productos agroalimentarios como los cárnicos, lácteos, aceite y legumbres”.

 

Portugal se mantiene como el destino preferente de las exportaciones regionales. “Dentro de los diez principales clientes destacan las fuertes subidas de Alemania, Irlanda, Estados Unidos y China, por encima del 30%. También hay que destacar el papel positivo de Marruecos, Rusia, Japón, Suecia, México y Arabia Saudí”.

 

Seguir leyendo… »