CARLOS PEDROSA SE DESPIDE

Carlos Pedrosa, secretario general de UGT de Castilla-La Mancha desde hace diecisiete años.

 

Carlos Pedrosa (Albacete, 1959) ha dimitido de su cargo de secretario general de UGT Castilla-La Mancha cinco meses antes de que finalice el mandato de cuatro años que asumió en abril de 2016. Pone fin a 17 años liderando ininterrumpidamente la UGT regional, ya que desde que en el año 2002 fuera elegido por primera vez, le han ido renovando la confianza -con mayor o menor apoyo- en todos los congresos autonómicos celebrados desde entonces.

 

“Quiero dejar paso a la gente de este siglo, ha argumentado Pedrosa. Durante más de 17 años he intentado, con la ayuda de numerosas compañeras y compañeros de mi organización, trabajar por el presente y futuro de nuestra querida Castilla-La Mancha, luchando por mejorar las condiciones de vida de las trabajadoras y los trabajadores. Me gustaría que me recordaran como una persona que ha intentado hacerlo lo mejor posible y que está profundamente agradecido de lo que le ha aportado este sindicato. Hoy pido disculpas sinceramente a todos los que haya podido molestar estos años para decirles seguidamente que en las mismas circunstancias y en el mismo tiempo volvería a pisarles los callos”.

 

 

Carlos Pedrosa tiene su puesto de trabajo en la Diputación provincial de Albacete, aunque por sus responsabilidades sindicales está liberado desde hace más de 17 años. Tras su dimisión, ha anunciado que “volveré a mi puesto de trabajo en un tiempo tras un paréntesis que necesito”.

 

Una gestora toma el control de la UGT en Castilla-La Mancha hasta que en noviembre de 2020 celebre el VIII congreso regional. “Lo mejor que puedo hacer es ausentarme y no interferir para nada en los trabajos del Congreso que ahora se inician”, ha declarado Pedrosa”.

 

Deja un sindicato con cerca de 40.000 afiliados en Castilla-La Mancha (datos del último congreso), que ha ido recuperando terreno tras el duro golpe que supusieron la crisis económica y los cuatro años del gobierno del PP (ha reconocido que el momento más amargo fue tener que despedir a trabajadores del sindicato por problemas económicos).

 

De talante dialogante y uno de los impulsores del diálogo social como vía de solución de conflictos, ha contribuido también a la unidad de acción con CCOO. Aunque no han trascendido los motivos de su dimisión, en los últimos meses se ha hecho más incómoda su situación personal como marido de la consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, con su liderazgo en la UGT, sindicato que ha convocado protestas contra la gestión de la consejería que dirige su esposa.

 

Seguir leyendo… »