Candidato a funcionario

Toledo se convertirá entre el 7 y el 29 de octubre en una gran aula examinadora. A la ciudad llegarán más de 30.000 aspirantes a conseguir una de las 464 plazas de la oferta de empleo público de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Por cada puesto ofertado de funcionario hay 62 candidatos de media, por cada empleo de personal laboral, 72 aspirantes. La decisión final estará en manos de los 264 examinadores que integran los 26 tribunales calificadores.

 

María J. dedica seis horas diarias a estudiar, incluidos los fines de semana. Dos días a la semana va a una academia y tiene dos preparadores de oposiciones: uno especializado en legislación y otro en informática. Así está organizada desde hace casi cuatro años, cuando perdió el empleo que había mantenido en una empresa familiar durante 20 años.

 

María tiene 50 años y es una de las 22.948 mujeres que, junto a 7.760 hombres, se presentarán en octubre a los exámenes para conseguir una de las 464 plazas de la Oferta de Empleo Público de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Ella se presenta al puesto más disputado, el de auxiliar administrativo, para el que hay 40 plazas y 8.928 aspirantes (a esas 40 plazas hay que restarle seis que están reservadas para discapacitados).

 

Dura será también la competencia para los 6.988 candidatos a una de las 60 plazas de auxiliar técnico educativo. El menor número de solicitudes se ha registrado en la convocatoria para técnico especialista intérprete en lenguaje de signos, que tiene cinco aspirantes, o en las 2 plazas de letrados, para las que compiten 43 candidatos. Del resto de categorías profesionales destacan los 34 puestos ofertados para trabajador social, 31 para técnicos especialistas en jardín de infancia, 12 plazas para fisioterapia, 15 para veterinarios, 19 para ingenieros técnicos agrícolas, 10 para administrativos de informática…

 

Seguir leyendo...