Brotes verdes que no crecen

¿Será la sequía? Lo cierto es que reconociendo brotes verdes en la economía y en el empleo, comienza a ser desesperante ver que no crecen, que no pasan de pimpollos, y eso comienza a ser frustrante.
Nos cuenta un informe de previsiones del BBVA que Castilla-La Mancha va bien, que en 2017 el PIB crecerá un 3’4% y en 2018, aunque se dará un paso atrás, podrá crecer un 2’9%.

Dicen los analistas de este banco que el empleo no va mal y, tal vez, si nada se tuerce, entre éste y el próximo año se podrán crear 34.000 empleos, con lo que a finales de 2018 la tasa de paro bajará hasta el 19’8%. ¿Esto son buenas o malas noticias?

Seamos positivos. El pasado mes de septiembre se firmaron en la región casi 120.000 contratos de trabajo (privados y públicos, generados éstos por el plan extraordinario de empleo), y en lo que va de año se han hecho 692.461 contratos; serían cifras importantes si no fueran flor de un día, porque 94 de cada 100 contratos ha durado poco más de un suspiro.
Aún así, la última cifra de paro conocida es la menor en siete años. Mejoramos, sí, pero qué larga se está haciendo la crisis.

La medida bíblica de “siete años de vacas gordas y siete años de vacas flacas” ha pasado a la historia, ahora se sumarán otros siete años de recuperación entre gordas y flacas.

Otro brote verde reconocible está en las expectativas de empleo juvenil. El gobierno socialista de García-Page cumple su compromiso y aprueba un plan de retorno de jóvenes emigrados. Se calcula que entre 2008 y 2015 salieron de la región más de 33.000 jóvenes a buscarse la vida fuera de su hogar, un éxodo inevitable ante una tasa de paro juvenil que superaba el 61%. Hoy, el paro afecta a casi 51 de cada 100 jóvenes, lo que sigue siendo un enorme desastre social y económico.

¿Cuál será el efecto de este plan de retorno juvenil? Las ayudas económicas que se ofrecen son especialmente generosas para las empresas que quieran contratarles y hacerles así atractivo su regreso a Castilla-La Mancha. Recibirán 10.000 euros por hacerles un contrato indefinido, mientras que a los jóvenes se les paga el billete de regreso y los gastos de mudanza, además de facilitarles el papeleo.

De momento, la plataforma online que coordina este plan recoge 14 ofertas de empleo de empresas a jóvenes castellano-manchegos en el extranjero. ¿Son buenas o malas noticias?

Prado López Galán
Prado López Galán

Últimas publicaciones de Prado López Galán (Ver todas)