Confinados los inquilinos del bloque de viviendas de Albacete en el que se ha detectado el brote de coronavirus

 

Un edificio de viviendas ubicado en el número 25 de la calle Baños, de Albacete, es el foco de un brote de coronavirus que afecta, de momento, a nueve vecinos; cinco ya estaban en aislamiento domiciliario y ayer otros tres, miembros de una misma familia, tuvieron que ser ingresados en el Hospital Universitario de Albacete.

 

Lo ha confirmado la consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, que ha dado detalles del brote: «En el bloque existía un brote catalogado como familiar, que afectaba a 5 personas y que estaban pasando el aislamiento domiciliario. Más tarde se confirmaron cuatro casos más por COVID, en el mismo edificio, aunque de diferente planta, de los que tres requirieron hospitalización».

 

 

«Al confirmarse desde el servicio de Epidemiología de Albacete  la coincidencia de domicilio de los casos, se ha procedido al confinamiento del edificio, procediendo a tomar las medidas de estudio, vigilancia y control en todo el edificio, informa la Dirección general de Salud Pública. Así, todos los vecinos residentes en el inmueble cumplen con la definición de contacto de persona infectada por el virus SARS-COV-2, según se establece en el procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus aprobado por el Ministerio de Sanidad».

 

El domingo 5 de julio, el director general de Salud Pública, Juan Camacho, ampliaba la información, aclarando previamente que para que se declare un ‘brote’ tiene que haber agregación de tres o más casos con nexo epidemiológico (aunque en residencias de mayores se considera brote la existencia de un solo caso).

 

Respecto al brote en el bloque de viviendas de Albacete, los nueve contagiados pertenecen a dos familias que viven en dos plantas diferentes. Ayer mismo se tomó la decisión de confinar a todos los inquilinos que residen en estos momentos en el edificio, para lo que se remitió  al Juzgado la solicitud y se puso en comunicación del ayuntamiento de la ciudad. Tanto las fuerzas de seguridad del Estado como los responsables de las autoridades sanitarias y municipales se personaron ayer tarde en el inmueble para informar a los vecinos.

 

El bloque tiene siete plantas, con catorce viviendas en total, de las que se comprobó que seis estaban ocupadas, con 18 personas en total contando a las 9  implicadas en el brote. Seis permanecen confinadas en sus hogares y tres han sido hospitalizadas.

 

Según la información facilitada por el director general de Salud Pública, se ha hecho un estudio completo de contactos en el ámbito familiar y laboral de las cinco personas contagiadas en el brote inicial.  El paciente cero de este caso es la persona que viajaba y se desplazaba a la provincia de Ciudad Real por motivos laborales.

 

Juan Camacho ha comentado que dada la actual libertad de movimientos y la recuperación de la actividad es más difícil detectar el origen de un  nuevo contagio, aunque ha puesto en valor la actual capacidad de detección y control de contagios gracias al nuevo sistema de  vigilancia puesto en marcha el 11 de mayo, que hasta hoy 5 de julio ha permitido la detección y confirmación de 1.706 casos, se han estudiado 12.000 contactos relacionados con éstos y algo más de 4.000 permanecen en seguimiento. «La capacidad de hacer PCR nos permite dar respuesta ágil. En la última semana se han hecho más de 9.000 pruebas«, asegura Camacho.

 

El edificio en el que se ha detectado el brote será desinfectado en profundidad en breve por los técnicos de la empresa pública GEACAM.

 

El Gobierno de Castilla-La Mancha aprovecha para destacar «la labor realizada desde el inicio de la pandemia por los profesionales de Salud Pública manteniendo la vigilancia y el control sobre casos y contactos, así como del personal sanitario, tanto de Atención Primaria como Hospitalaria en la atención a los usuarios del Sistema Público de Salud».

 

Seguir leyendo… »