Balance de empleo en 2016: menos paro, más trabajo precario.

Alumnos de los talleres de empleo de Toledo en el acto de clausura

 

2016 finalizó con 219.000 desempleados en Castilla-La Mancha, el 22’14% de la población activa. Son 27.800 parados menos que los que se contabilizaron al finalizar 2015 y 64.100 menos que en 2014, cuando el año concluyó con 283.100 desempleados, lo que suponía una tasa de paro del 28’50%. La EPA (Encuesta de Población Activa del INE) constata la mejora del empleo en Castilla-La Mancha, que en el cuarto trimestre de 2016 fue la tercera región española en la que más aumentó la ocupación, sólo por detrás de Madrid y Valencia.

 

La cifra de ocupados en Castilla-La Mancha asciende a 770.100, 28.400 más que en 2015 y 59.800 más que dos años atrás. La provincia de Toledo también ha experimentado una evolución positiva y ha cerrado el año con 260.000 ocupados y 79.600 parados, el 23’44% de la población activa, frente a una tasa de paro que rondaba el 28% en 2014.

 

El Gobierno regional ha puesto en valor la evolución del empleo. El viceconsejero de Empleo, Francisco Rueda, ha destacado que “se han creado 77 puestos de trabajo cada día, durante el último año, y ese es un ritmo que no conocíamos desde hace tiempo. El número de parados de larga duración ha bajado en un 25%, algo que era un objetivo fundamental del Plan Extraordinario de Empleo: atacar esa bolsa de paro estructural que amenazaba y sigue amenazando a mucha gente”.

 

Mejora la posibilidad de encontrar trabajo, pero…

Los sindicatos UGT y CCOO también han valorado positivamente el descenso del paro, pero han puesto de manifiesto los aspectos más preocupantes del mercado laboral: la precariedad de los empleos creados y el elevado número de parados de larga duración.

 

94.500 personas están en desempleo en Castilla-La Mancha desde hace dos o más años y 61.200 hogares tienen a todos sus miembros en paro. Para quienes están quedando fuera del mercado laboral, CCOO pide “que se ponga ya en macha la segunda edición del Plan Extraordinario de Empleo, para aquellas personas que quedaron fuera del primero, y de una Renta Garantizada para las personas que están en peor situación, en tanto no se apruebe esta renta a nivel nacional, a través de la tramitación de la ILP promovida por CCOO y UGT y con el apoyo de 700.000 firmas”, ha recordado la responsable de Empleo del sindicato, Lola Santillana.

 

“Uno de los principales problemas de nuestro mercado laboral y para los trabajadores y trabajadoras es la precariedad en la contratación, abundan los contratos parciales, por horas, sin derechos y que, por tanto, no generan ningún tipo de protección frente al desempleo”, denuncia Santillana, quien exige a los empresarios “invertir esta mala tendencia apostando por la creación de empleos de calidad, con derechos y con salarios dignos. Para CCOO estos son tres de los objetivos irrenunciables que nos hemos marcado en la negociación colectiva, porque es de justicia con los trabajadores y trabajadoras, para que podamos acabar con la desigualdad y la pobreza laboral, y es fundamental para la recuperación de nuestra región”.

 

UGT, por su parte, concluye que “la contratación está teñida de temporalidad, parcialidad involuntaria y precariedad en el empleo y que este modelo de empleo solo conduce al aumento de la desigualdad y a un incremento de la pobreza y la exclusión social. La mejora de la calidad en el empleo y las rentas de trabajo en este contexto son fundamentales para el sostenimiento de la demanda interna vía consumo y de la economía en su conjunto. Por ello desde UGT-CLM seguiremos apostando por más empleo de calidad, combatir el paro de larga duración y la precariedad laboral, ya que deben ser los objetivos prioritarios de las políticas activas de empleo.”

 

La patronal de Castilla-La Mancha, CECAM, considera que los buenos datos de empleo se deben precisamente a las reformas emprendidas años atrás, en especial a la reforma laboral. “El crecimiento viene dado como consecuencia, por un lado, del crecimiento económico experimentado en nuestro país y por otro, de las reformas de carácter estructural acometidas en su momento, sobre todo de la reforma laboral, que han demostrado que ante las primeras muestras de crecimiento económico, se ha creado empleo. Por tanto, desde la Confederación Regional de Empresarios consideramos que es necesario profundizar en ésta y en otras reformas de carácter estructural que impulsen la actividad económica, que permitan afianzar el crecimiento económico y la creación de empleo de forma sostenida, para reducir las altas tasas de paro que aún tenemos en nuestra región”.