BAJO MÍNIMOS

No ha sido un mes aburrido políticamente, a pesar del bucle en el que nos tiene metido la oposición en su labor de desgaste del Gobierno, no salimos de la misma idea fuerza, ni siquiera de la manera de expresarla, Cataluña como Joker y como Joker todo aquello que no sean las tres derechas. La variante aquí, dónde el gobierno no tiene porque tratar ni de hecho trata con los políticos catalanes es intentar identificar a García Page con Pedro Sánchez. No está mal tirado, en la idea de que Sánchez en Castilla-la Mancha resta, cosa que tampoco está demostrada, pero de difícil concreción y que puede volverse como un boomerang y de hecho se vuelve en cuanto García Page es entrevistado por alguno de los periodistas y de las radios de referencia de la derecha.

Seguir leyendo...