Baja el paro en Castilla-La Mancha y se amortigua el impacto de la crisis sanitaria en el desempleo

Trabajadores repartiendo material sanitario en Castilla-La Mancha.

 

Durante el pasado mes de junio 187.732 trabajadores de Castilla-La Mancha estaban oficialmente desempleados, y aunque esa cifra representa que más del 19% de la población activa estaba sin empleo, la  buena noticia es que son 6.212 parados menos que en el mes de mayo. La región ha sido la tercera del país, tras Asturias y Galicia, que más ha reducido su desempleo en junio, a pesar de seguir inmersos en las consecuencias de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

 

En todas las provincias castellano-manchegas ha caído el paro, pero con mayor intensidad en Guadalajara (-3,71%) y en Ciudad Real (-3,53%). En junio, Toledo contabilizaba 68.839 desempleados, 2.075 menos que en mayo; Ciudad Real 51.681 parados, 1.893 menos que un mes antes; 42.578 parados registra Albacete, 1.178 menos que en mayo; 18.143 Guadalajara, 700 menos, y 13.665 Cuenca, 318 menos que el mes anterior.

 

 

Todos los sectores de la economía regional se van recuperando poco a poco. La construcción reduce su cifra de paro más de un 9% (1.409 desempleados menos), la industria lo hace en un 6’06% y saca del desempleo a 1.173 personas, el sector de servicios recupera 4.585 empleos y la agricultura aunque aumenta su cifra de parados en 580  (más del 4% con respecto a mayo) sigue en cabeza como actividad generadora de empleo (temporal), con 23.542 contratos de trabajo firmados en junio.

Análisis de los datos de paro de junio en Castilla-La Mancha

 

La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha hecho un análisis positivo de la evolución de los datos de paro que ha dado a conocer el Ministerio de Trabajo. «La suma de los datos de mayo y junio suponen para la región recuperar prácticamente la mitad del empleo perdido durante los peores meses de la crisis, cuando se perdieron más de 23.000 empleos entre marzo y abril», asegura Franco, quien además destaca el comportamiento de las afiliaciones a la Seguridad Social: «el incremento de la afiliación a la Seguridad Social en la región supone uno de cada cinco empleos creados en el conjunto del país, más del 22% del repunte de la afiliación nacional; Castilla-La Mancha ha sido la segunda en términos absolutos y la primera en términos relativos en cuanto al crecimiento en la creación de empleo«.

Los sindicatos CCOO y UGT, siempre muy vigilantes al comportamiento del empleo, ya han hecho su análisis de lo ocurrido en junio y han destacado aspectos interesantes. Mª Ángeles Castellanos, secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, estima que «del total de personas desempleadas de la región, en torno a 25.500 lo están como consecuencia de la crisis sanitaria, lo que supone un 16% de la cifra total. La actividad económica está recuperando su ritmo, pero esta recuperación no va a llegar a todas las actividades económicas del mismo modo y quienes ya eran vulnerables lo van a ser más aún en el futuro si no se actúa para evitarlo. Las personas jóvenes menores de 30, las mayores de 45 y las mujeres van a sufrir  más el impacto que la crisis sanitaria va a tener en el empleo, advierte la responsable de CCOO.

 

Castellanos advierte que «al sindicato le preocupa especialmente la situación de Guadalajara que está sufriendo más que otras provincias el impacto de la crisis sanitaria, en parte por la fuerte presencia del sector de la logística en la provincia, el cual ha visto disminuir su actividad, como la mayoría, pero un sector que se basa en la precariedad  laboral y en la contratación vía ETT y ahora esas personas están en paro y no en un ERTE como ha ocurrido en otros sectores».

 

Por su parte, la responsable del Gabinete técnico de UGT CLM, María Ángeles Huete, valora que «la flexibilización de los ERTES y las ayudas de las distintas administraciones a empresas y autónomos han sido fundamentales para frenar la pérdida de empleos, pero el mercado de trabajo tras la pandemia ahonda en los problemas estructurales del empleo: temporalidad generalizada en la contratación y precariedad concentrada en jóvenes, mujeres y personas paradas de larga duración».

 

Desde UGT se destaca que » junio deja malos datos interanuales con aumentos del paro de entre el 16 y más del 20% en la construcción la industria y los servicios«. «Es necesario un Plan Estratégico nacional en el sector industrial porque actualmente la industria manufacturera es el sector que más personas tiene en ERTE en CLM, tenemos que asegurarnos que ese empleo no se pierde en los próximos meses y debemos afianzar un sector industrial más fuerte en la región para no fiar toda la economía al sector servicios”, defiende Huete, que también vuelve a destacar la necesidad de «impulsar el consumo interno para reactivar el comercio y la hostelería que se han visto tan perjudicados por la pandemia».

 

58.682 trabajadores de Castilla-La Mancha seguían en ERTE en junio

Durante el mes de julio han seguido sometidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) 58.682 trabajadores en Castilla-La Mancha (aunque a 30 de junio los empleados en ERTE se redujeron a 42.999). La provincia de Toledo acapara la mayor parte de los trabajadores en ERTE: 21.032; en Ciudad Real están en esta situación 12.254 trabajadores, en Albacete 12.091, en Guadalajara 8.181 y en Cuenca 5.122.

 

En cuanto a las prestaciones, en el mes de mayo en Castilla La Mancha 186.741 personas cobraron prestaciones, 85.816 de ellas por ERTE y  100.925 por  desempleo no vinculado a ERTE (- 5.745 personas beneficiarias menos que el mes anterior).

 

No percibieron ningún tipo de subsidio o prestación por desempleo  93.019 personas (670 más que hace un mes), lo que sitúa la tasa de cobertura en Castilla-La Mancha en el 55,99 % del total de parados.

 

Seguir leyendo… »