AUMENTA LA PRESIÓN PARA RENOVAR PODEMOS

Fundadores de la plataforma Imagina Podemos CLM ha denunciado al secretario regional ante la Comisión de garantías democráticas del partido.

Fundadores de la plataforma Imagina Podemos CLM han denunciado al secretario regional ante la Comisión de garantías democráticas del partido.

 

Siete miembros de Podemos de distintos lugares de la región, promotores de la plataforma Imagina Podemos C-LM, han presentado un escrito en la Comisión de Garantías Democráticas del partido, denunciando al secretario regional, García Molina, por incumplimiento del código ético,  de los estatutos del partido y del reglamento del Consejo Ciudadano. En el escrito recusan a la presidenta de la Comisión de Garantías, la diputada toledana Gloria Elizo, por considerar que estaba al tanto de esos incumplimientos.

 

En el escrito de denuncia a Gloria Elizo se la recusa por haber participado, como invitada, en algunas de las últimas reuniones del Circulo Ciudadano Autonómico, que los firmantes consideran ilegales por falta de quórum, por considerar que “ha sido testigo y es perfecta conocedora de su falta de quórum y de las irregularidades de funcionamiento que se vienen produciendo en el mismo, sin advertir o sin adoptar ningún tipo de medida correctora”. La denuncia viene a apoyar la campaña, iniciada por militantes críticos de Podemos con la actual dirección regional, en la que mediante un escrito se pedía el inicio de un proceso de renovación, basado fundamentalmente en que el Consejo Ciudadano Autonómico ha ido perdiendo miembros y de los 35 que comenzaron apenas llegan a 11 los que asisten a las reuniones. Una renovación que el secretario, José García Molina, ha señalado que se procederá después de todo el proceso nacional.

 

El escrito pidiendo la renovación fue firmado en su día por el parlamentario de Guadalajara en las Cortes regionales, David Llorente, quien junto al secretario regional, García Molina, forman el grupo parlamentario. En la demanda, registrada el pasado 10 de octubre y por tanto anterior a la presentación pública de Imagina Podemos CLM, se recogen la mayor parte de los argumentos que justifican la creación de la plataforma. De la misma se desprende una especial crítica a cómo fueron designadas las dos candidatas al Congreso de los Diputados con más posibilidades de salir elegidas, como así fue, en las pasadas elecciones generales: Gloria Elizo en Toledo y Teresa Arévalo en Albacete. Especialmente el caso de la última porque, según la denuncia, “no fue elegida por primarias por la circunscripción de Albacete, sino que fue impuesta por el Consejo Ciudadano Autonómico y el Secretario General de Castilla-La Mancha”. En las elecciones de diciembre el candidato fue Fernando Prieto, que había sido elegido en primarias, y no presentó renuncia alguna a encabezar la lista de las elecciones de junio.

 

Salvo de Guadalajara, los firmantes se distribuyen por toda la región: Alberto Argudo de Argamasilla de Alba, Fátima Camacho de Tarancón, Fernando Barredo de Toledo, Hedvig Vázquez de Villacañas, Jordi González del círculo Campamento Base y José María Sánchez y María José Martínez de Albacete. Entre las denuncias dirigidas a la Comisión de Garantías destaca la que, a juicio de los firmantes, va contra el artículo VIII del Código Ético de Podemos y que establece «Exigir y respetar que cualquier pacto previo o posterior a las elecciones con cualquier otra formación política se someta a la aprobación democrática mediante la consulta abierta a toda la ciudadanía en todos y cada uno de los niveles territoriales de representación.»

 

La denuncia se basa en “la decisión del Secretario General de C-LM, en su condición de jefe del grupo parlamentario, de romper el Pacto de Investidura con el PSOE, en las Cortes de Castilla-La Mancha”. Una redacción que se aprecia muy cuidada en la denuncia para dejar fuera de responsabilidad al otro parlamentario, David Llorente, que sin embargo estuvo presente junto a García Molina en el anuncio de esa ruptura. Otro de los puntos denunciados versa sobre la elección de la actual secretaria del Consejo Ciudadano de Talavera de la Reina y que sustituyó a García Molina cuando fue elegido secretario regional. La elección se hizo entre los miembros del Consejo y no en asamblea ciudadana, que no fue convocada, como marcan los estatutos. También en esto los denunciantes hacen responsable a García Molina.

 

Con todo el punto del que depende de alguna manera la viabilidad o no de la denuncia es el de la legitimidad del Consejo Ciudadano de Castilla-La Mancha para adoptar decisiones. Según los críticos exponen en su denuncia en las reuniones deberían estar al menos 19 miembros, la mitad más uno de sus integrantes, pero desde junio de 2015 eso no ha ocurrido en ninguna de las reuniones. Según García Molina fue este Consejo Ciudadano el que por unanimidad acordó que el proceso de renovación, mediante una asamblea ciudadana regional extraordinaria, tuviera lugar después del proceso nacional. Los críticos argumentan que no hubo tal reunión, como así lo han manifestado públicamente algunos de sus miembros, y que en todo caso las reuniones están siendo sin quórum. La secretaria de organización regional, María Díaz, señala por su parte que las decisiones se han tomado por el Consejo de Coordinación y que este si ha contado con el quórum necesario. Este órgano no es considerado competente por los firmantes para tomar ese tipo de decisiones.